El conselleiro de Educación contradice a Feijóo y considera injusto responsabilizar a los estudiantes del coronavirus

Imagen del campus sur de la Universidade de Santiago de Compostela.

Un reguero de declaraciones emitidas desde la Xunta de Galicia y el Concello de Santiago de Compostela culpa, desde hace unas semanas, a los estudiantes universitarios del aumento de contagios de coronavirus. Pero a esa tesis, que los datos disponibles distan de refrendar, empiezan a salirle críticos incluso dentro de sus propias filas. Este lunes, el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, contradijo al presidente Núñez Feijóo y consideró injusto responsabilizar a “los universitarios en general”.

La Xunta apunta a los universitarios como responsables del aumento de contagios de COVID en Santiago pese a que los datos de la universidad lo desmienten

La Xunta apunta a los universitarios como responsables del aumento de contagios de COVID en Santiago pese a que los datos de la universidad lo desmienten

La pasada semana, Feijóo llegó a sostener que, de “controlarse los brotes en pisos universitarios” podía “preservarse la actividad económica en Santiago”. El mandatario gallego llamó a “actuar con contundencia” antes “las fiestas” en las viviendas estudiantiles, un mensaje que recogió de los emitidos por Xosé Antonio Sánchez Bugallo, regidor socialista de Compostela. Este incluso ha modificado las sanciones por ruidos, en un intento de atajar los mencionados festejos. Pero su propio partido también lo ha matizado.

“No vamos a criminalizar a la gente joven que de forma mayoritaria está teniendo también un comportamiento responsable y adecuado”, expuso el secretario general y portavoz parlamentario del PSdeG, Gonzalo Caballero, quien pidió “escapar de simplismos” ya que “los resultados de las pruebas no han mostrado datos elevados de contagios entre los jóvenes”. La líder de la oposición, la nacionalista Ana Pontón, coincidió con Caballero. En su opinión, “no se debe culpabilizar a ningún sector de la transmisión de coronavirus”.

Pero fue el conselleiro de Educación el que más se apartó de la línea que sostuvo la pasada semana el Gobierno gallego. Y lo hizo tras reunirse con los rectores de las tres universidades, quienes solicitaron “no confundir los comportamientos aislados con un problema general de la comunidad universitaria” y destacaron el “respecto escrupuloso” del alumnado. El rector coruñés, Julio Abalde, aseguró que no le constaban “acciones irregulares de estudiantes. Ni botellones, ni macrofiestas, que son las crean este problema”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats