Los gallegos llenan terrazas y espacios públicos en el primer fin de semana con movilidad entre ayuntamientos y buen tiempo

La terraza de un bar en la Praza da Quintana, en Santiago de Compostela.

Tras un mes de cierre y de tiempo lluvioso, los gallegos están aprovechando el primer fin de semana con movilidad entre ayuntamientos y actividad en la hostelería para salir. El buen tiempo acompaña y las terrazas de bares y restaurantes y otros espacios públicos se han llenado.

Menos de 48 horas después de que entrasen en vigor las medidas de la desescalada en la hostelería la Xunta ha lanzado ya varias advertencias por los incumplimientos que se están notificando. Este sábado informó de que ha tramitado ya 50 denuncias relacionadas con que se sobrepasan los aforos, no se cumplen los horarios de cierre o no se respetan las medidas de distancia y de uso de mascarillas.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha grabado un mensaje este sábado en el que señala la preocupación por cómo se está desarrollando la desescalada: "Hay una cantidad muy considerable -de locales de hostelería-, por lo que estamos viendo, que no abrió con las condiciones fijadas". El viernes, el mismo día en el que los bares y restaurantes volvieron a levantar la persiana, dijo ya que se estaban dando casos de incumplimiento de aforos.

De acuerdo con el plan aprobado para la hostelería, los locales deben montar todas las mesas, pero inhabilitar aquellas que no se pueden usar para ayudar a que sea más fácil reconocer de un vistazo si de verdad se ha limitado la capacidad al 50% permitido. El Gobierno gallego exigirá desde la semana que viene que los establecimientos dispongan de códigos QR para controlar a sus clientes.

En el caso de Santiago, el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, ha informado de hay ya ocho establecimientos denunciados por no cumplir las normas de aforo y que se han recibido avisos por 12 fiestas en pisos.

El control de la aplicación de las normas de la Xunta queda en manos de la policía, a la que el Gobierno gallego le sugiere que haga entre una y dos inspecciones semanales a cada local de hostelería. La Delegación del Gobierno en Galicia indicó que, con las nuevas medidas, las fuerzas y cuerpos de seguridad se centrarán en el control de los bares. Los agentes han sido reorganizados para poner el foco en este aspecto y menos en la movilidad. Solo 10 municipios mantienen el cierre perimetral. El resto tienen permitidos los traslados a ayuntamientos con su mismo nivel de incidencia acumulada, salvo en el caso de las áreas sanitarias de A Coruña, Ferrol y Pontevedra. Dentro de estas, los residentes pueden ir de un municipio a otro, pero no salir de la zona.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats