La portada de mañana
Acceder
El Gobierno ocultó a la ONU la venta de armas a Arabia Saudí en 2018
La agónica lucha de las células contra el coronavirus en los que murieron
Opinión - La directora, por María Ramírez

VÍDEO

La televisión gallega arrincona a una joven para que se reúna con su expareja tras romper por su conducta controladora

La televisión pública gallega arrincona en directo a una joven de 20 años para que se reúna con su expareja, de la que se separó por su conducta controladora

Un programa de la televisión pública gallega (TVG) arrinconó a una joven de 20 años para que se encontrase con su expareja, de la que se separó por los celos y las actitudes controladoras de él. Ella acudió como público a un espacio de humor, el Land Rober Tunai Show, sin saber que el que había sido su novio hasta un mes antes había sido invitado para pedirle perdón y tratar de retomar la relación. A lo largo de dos horas y media, el presentador habla en varias ocasiones con ambos, por separado, hasta que la chica termina por contar que a los dos meses de conocerse él empezó a vigilarle el móvil, que la apartó de sus amigos y que provocó que dejase un trabajo. La emisión del espacio se hizo pese a que no es en directo y pasa antes por la mesa de montaje. De hecho, se cortó la parte en la que el hombre entra finalmente a plató, según el Comité Intercentros de la CRTVG.

El programa se emitió este jueves por la noche, pero aún no se ha subido al sitio web de la TVG. La historia se introduce cuando el presentador, Roberto Vilar, sale al exterior del plató seguido de una cámara para reunirse con un joven de cuya presencia el público no puede saber nada: "Es una historia extraordinaria, algo que creo que nunca nos pasó en la historia de Land Rober". Ya fuera está Raúl, que cuenta que quiere volver con su exnovia y que cree que "hay esperanzas" porque terceras personas le hacen llegar información sobre lo que ella publica en redes. "Sube canciones de amor. Tenemos un tatuaje juntos y subió fotos de él", dice. Admite que tuvo un problema de celos y que ella no quiere ni volver con él ni verlo. Nada de esto hace dudar al conductor del espacio, que considera lo que está haciendo el joven "un acto de amor" y hace esta reflexión: "Este chaval tiene todo el derecho del mundo a recuperar a su enamorada, pero su enamorada también tiene derecho a que no vaya a un plató de televisión y de repente le hagamos esta encerrona". Por ello, expone, se lo va a contar a la joven, a la que no se refiere como expareja, sino como pareja del hombre. Le va a preguntar si está de acuerdo en encontrarse de nuevo con él.

El espacio recupera la historia en varias ocasiones, entre entrevistas y sketches cómicos. El relato que se va recomponiendo es el de dos jóvenes que mantuvieron durante más de un año y medio una relación caracterizada por los celos de él y el control sobre su pareja y que se terminó hace un mes. El hombre, sin embargo, le pide al programa que le permita hacer públicas sus disculpas, sin que ella sepa que se convertirá en protagonista y se abordarán cuestiones de su vida privada. No lo solicita solo una vez. Según indica el propio Vilar, insiste en ello.

En las imágenes se percibe la incomodidad de la joven, que le dice al presentador que no vuelvan a hacer algo así. Está en varios momentos al borde de las lágrimas y finalmente rompe a llorar tras contar por lo que ha pasado. Expresa que no tiene dudas sobre su decisión: "Mucho perdón tiene que pedir. Hizo varias. Él sabe cómo fue la ruptura y sabe que por venir aquí y que estemos delante de todos...". Entre bromas de varios colaboradores del programa y de la invitada de la noche, Toñi Moreno, sobre hacer una "docuserie" con la historia, la joven se reafirma en su postura: "Tardé un año y medio en darme cuenta, pero ya que me di cuenta, y mis amigos lo saben, volver atrás es una tontería". No es hasta este momento que el presentador cambia su actitud y admite la "torpeza" del programa.

Lo ocurrido provocó numerosas quejas a lo largo del viernes. La asociación Xornalistas Galegas condenó en Twitter los hechos, que calificó de "atropello" y "clara violación de la intimidad de una mujer y banalización de comportamientos machistas". También el colectivo Defende a Galega -a través del que trabajadores de la Corporación Radio e Televisión de Galicia (CRTVG) protestan contra la manipulación en los medios públicos- tacharon de "inadmisible" que se promuevan en la TVG "situaciones que minimizan y ayudan a perpetuar la violencia machista". Ya por la mañana, la coordinadora nacional de Esquerda Unida, Eva Solla, publicó un hilo en Twitter en el que calificó los hechos de "gravísimos".

El Comité Intercentros de la CRTVG remitió un escrito a la dirección de la corporación en el que pide que se suprima el programa, puesto que no es la vez que recoge "contenidos machistas". Critica la "espectacularización y tratamiento morboso" de este "caso de acoso". Todo ello se ve "agravado", añade, porque no se emite en directo, sino que pasa por la sala de montaje, en la que se suprimió el momento en el que el exnovio finalmente entra en plató. "Esto choca frontalmente con las recomendaciones del Consejo de Administración sobre los contenidos de violencia machista", protesta.

Ante esta situación, la CRTVG difundió un comunicado en el que alega que no tuvo conocimiento de lo que iba a ocurrir en el programa hasta que se emitió y traslada su "pesar" a la joven. Asegura que ha pedido explicaciones a la productora y que tomará medidas para evitar que se repita una situación de este tipo. Por su parte, la productora, CTV, señala que tiene la dirección de Land Rober Tunai Show encomendada a Destino Bergen y que tampoco supo del contenido hasta el momento en el que se hizo público para todos los espectadores.

Tras horas de polémica sin dar explicaciones, el presentador del espacio, Roberto Vilar, se ha referido al asunto en 'Quen anda aí?', el programa vespertino diario que también conduce en la cadena pública gallega. Según su versión, el equipo del programa intentó comprobar que "no había nada raro en la relación", comprobaciones que "no fueron suficientes" y dieron lugar a una situación "que nunca tendría que haber ocurrido". "Lo siento mucho, fallo mío", se ha disculpado.

Los partidos de la oposición han pedido explicaciones. El BNG ha registrado una pregunta urgente en el Parlamento de Galicia porque considera que esto "no puede pasar como una anécdota". El PSdeG también ha anunciado que presentará iniciativas en la Cámara sobre estos hechos: "Es intolerable que en los tiempos que corren se siga normalizando el acoso de esta manera".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats