Nueve señales que confirman que tu gato te quiere mucho

El amor de los gatos

Aquí va la gran pregunta: ¿mi gato me quiere o solo quiere lo que yo puedo hacer por él (o ella)? Por ejemplo, ofrecerle su latita de atún o de pollo preferida, jugar con su ratón atado a una caña de pescar o rascarle la barbilla hasta hacerlo ronronear de placer.

¿Por qué los gatos tienen las pupilas verticales?

¿Por qué los gatos tienen las pupilas verticales?

Es una pregunta que mucha gente que viven con gatos parece plantearse. Pero tanto la ciencia como la etología felina lo confirman: los gatos pueden querernos, y, de hecho, sentir afecto por los humanos. Es más: las emociones que siente tu gato resultan bastante similares a las tuyas; y, ello incluye, su capacidad de disfrutar cuando te tiene cerca.

Y, sí, como etóloga felina acreditada, especializada en entender lo que necesitan los gatos para ser felices, creo que los gatos son capaces de disfrutar de las relaciones que tienen con nosotros, los humanos; e incluso, pueden querernos.

De hecho, la idea de que no les importan sus humanos resulta trasnochada; y, por suerte, la ciencia de la etología felina se ha encargado en los últimos años de desmontar la imagen de que los felinos son seres ariscos e incapaces de querernos.  

Tu gato te quiere: lo dice la ciencia 

Un estudio de 2017 concluyó que la inmensa mayoría de los gatos prefieren interactuar con las personas con las que viven (su familia humana) antes que jugar e incluso antes que comer. ¡Y a quién no le gusta comer! Mientras que una investigación de 2019 encontró que tu felino cambia su comportamiento en función de la cantidad de afecto humano que recibe.

Y en 2020, los investigadores al fin pudieron comprobar (son mucho más complicados de estudiar que los perros, porque no se sienten cómodos fuera de su territorio) lo que los amantes y etólogos de los gatos ya sabíamos: tu felino te echa de menos cuando no estás, e incluso puede sufrir ansiedad por separación.

Aclarado: los gatos obtienen placer, seguridad y confort de sus relaciones con nosotros. Aun así, cada gato expresa su cariño y amor hacia sus compañeros humanos de un modo diferente. En otros maullidos: los gatos tienen diferentes personalidades (técnicamente temperamentos), exactamente igual que los humanos.

¿Lo primero? Asegúrate de que tu gato ha aprendido que los humanos son buenos

Así, algunos gatos son más cariñosos que otros, o más tímidos; o muestran de un modo más evidente su afecto. Para algunos felinos el modo de mostrarte su amor es estar en la misma habitación que tú (hay gatos que incluso aporrean la puerta cerrada para acceder a nuestra habitación). Mientras que otros gatos lo demuestran sentándose en tu pecho y ronroneando en tu cara. 

Los gatos quieren a sus humanos. Pero no todos los felinos pueden querernos del modo que nos gustaría que nos quisieran. Hay un periodo sensible, que transcurre desde las dos a las nueve semanas de edad, durante el cual el cachorro felino aprende a sentirse cómodo alrededor de los humanos. Por eso, los cachorros que tienen la oportunidad de ser acariciados y de estar en nuestra compañía durante esta etapa van a estar más dispuestos a mostrarnos afecto y a confiar en las personas cuando son adultos.

Ahora bien: cuando este periodo sensible termina, los gatos aún pueden aprender a querer a los humanos; solo que será un proceso más lento. [Entonces, ¿puedo adoptar a un gato de la calle?]

Así te dice tu gato que te quiere

1. Te parpadea lento. Un gato feliz parpadea despacio en la presencia de un humano al que aprecia y quiere. Y tú puedes replicar ese gesto, como practicamos en las consultas de comportamiento felino, para ayudar a que tu gato se sienta feliz a tu lado. 

2. Tu gato se frota contigo. Tu gato se comporta contigo de un modo muy parecido a como lo haría con un felino amigo. Y cuando se frota con tu cuerpo te está diciendo que te quiere, que te considera su amigo, y que te ha aceptado en su grupo social.  

3. Te sigue a tu habitación. Si tu gato te sigue por la casa, es su forma de decirte que quiere estar cerca de ti.  

4. Te masajea con las patas. Es un comportamiento infantil, que los cachorros usan para obtener leche de su madre. Un gato adulto que lo practica contigo te dice que a tu lado se siente tan cómodo como con su madre. 

5. Esos maullidos. El maullido es otro comportamiento infantil. Los gatos adultos solo maúllan para comunicarse con las personas: es una forma cariñosa de hablarte, y de hacerte saber que quiere algo de ti.

6. Duerme encima de ti. Cuando un gato se siente tranquilo con otro gato muestra su cariño durmiendo a su lado (pegado) o acicalándolo. Ahora ya sabes por qué tu gato duerme encima de ti.  

7. O se cuela en tu cama. Algunos gatos se sienten abrumados por nuestro tamaño (somos mucho más grandes que ellos), pero más seguros cuando estamos tumbados; por ejemplo, mientras dormimos.

8. Cola alzada (y vibrante). La postura de la cola elevada es un hola gatuno afectuoso. Tu gato está feliz de verte, y quiere saludarte.  

9. Te enseña su tripa. Es la parte de su cuerpo más vulnerable; y cuando te la enseña no es para que acaricies su tripa (a la mayoría no les gusta): al contrario, es un saludo, un modo de decirte lo feliz que está de verte, cuánto confía en ti y todo lo que te quiere.

O, sencillamente, que quiere jugar. Humano: acepta la invitación: no hay un modo más peludo de decir "te quiero".

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
5 de agosto de 2021 - 23:59 h

Descubre nuestras apps