¿Sufren duelo los perros y gatos si fallece otro animal amigo?

Un perro viejo y hermoso.

¿Puede el fallecimiento de un compañero animal doler a un perro o a un gato? La respuesta es sí. Tanto los perros como los felinos sufren por la pérdida de otro compañero de la familia; algo que resulta especialmente cierto cuando los dos animales tenían una relación fuerte de apego o de amistad.

Diez alimentos para que ni perros ni gatos pierdan masa muscular con la edad

Diez alimentos para que ni perros ni gatos pierdan masa muscular con la edad

Puede que la perrita Lulú revise una y otra vez la cama donde solía dormir su amigo Beethoven. O que el gato Travis comience a maullar con más frecuencia e intensidad de lo que solía tras la pérdida de su gran amigo gatuno Billy. [Hace unas semanas te contamos: ¿Qué me pide mi gato cuando maúlla? (Claves para entender el idioma gatuno).]

También es probable que tanto Lulú como Travis soliciten más tu atención y pidan estar a tu lado todo el tiempo. Incluso hay perros y gatos que empiezan a dormir encima de ti o que pierden el apetito y dejan de comer con tanto entusiasmo como mostraban.

Es más que una sospecha: muchos gatos y perros sufren cambios de conducta y pérdidas de apetito relacionados con el duelo tras perder a un compañero animal con el que viven. Y un estudio publicado en la revista científica Animal en 2016 sugiere que el comportamiento de Lulú y de Travis no es, ni mucho menos, atípico entre nuestros compañeros animales de vida.

Perros y gatos sufren duelo, dice la ciencia

El estudio ha sido realizado por un grupo de expertos en comportamiento animal coordinado por Jessica Walker, de la organización científica de defensa animal Companion Animals NZ (Animales de Compañía NZ), que ha analizado las respuestas de 159 perros y 152 gatos tras la pérdida de un animal amigo, con ayuda de cuestionarios completados por sus humanos.

Uno de los comportamientos más frecuentes observado en perros y gatos tras la pérdida de un compañero animal fue la revisión constante de sus zonas de descanso. Igual que Lulú, el 60% de los perros y el 62% de los gatos volvieron una y otra vez a revisar los lugares donde su animal amigosolía sestear.

Además, casi el mismo porcentaje de perros y gatos solicitaron más atenciones y cariño por parte de sus familias humanas o se comportaron de un modo más dependiente, solicitando un contacto físico más constante con sus humanos preferidos (el 61% de los perros y el 62% de los gatos).

Y mientras que el aumento de las vocalizaciones, lloros o aullidos no es tan frecuente en los perros (un comportamiento experimentado por el 27%), sí resulta un cambio significativo en los gatos que han experimentado la pérdida de un animal amigo: el 43% de los felinos maullaron de un modo más frecuente e intenso, según relataron sus humanos.

Además, los perros suelen pasar más tiempo durmiendo tras perder a su amigo perruno o felino (el 34%); una conducta menos frecuente en los felinos (el 20%). [Hace un tiempo te contamos por qué gatos y perros necesitan dormir más que tú]. 

Gato o perro en duelo por la pérdida de un animal amigo

Dicho esto, gatos y perros son individuos. Es decir, aunque comparten características innatas y naturales propias de su especie, igual que nos ocurre a los humanos, también experimentan el dolor y las emociones de un modo personal y único.

Por eso, su proceso de duelo y el modo de experimentar el dolor será diferente. Conviene prestar atención a los cambios en su comportamiento: algunos perros y gatos tenderán a estar más quietos, apáticos o a usar con más frecuencia sus refugios (en el caso de los gatos) o pueden perder el apetito.

Algunos gatos, además, maullarán de forma más intensa y constante o puede que empiecen a hacer pis fuera de su arenero. En esto, una consulta de comportamiento felino con un experto acreditado resultará de ayuda. En cualquier caso, lo primero es respetar el dolor de tu gato o perro y entender que puede sufrir el duelo por la pérdida de otro animal amigo.

Además, a tu compañero perruno o felino le ayudará que rellenes el hueco con actividades agradables, que disfrute. Así, tu perro agradecerá que des buenos paseos por sus zonas preferidas y que juegues más con él.

También a tu felino le sentará bien compartir tiempo de calidad con su humano preferido y agradecerá el juego interactivo (contigo), así como que saques más tiempo para mimos y caricias, si es que tu gato las disfruta. Además, ayuda mantener una rutina de comidas, juegos, sueño y unas actividades diarias predecibles.

Y ofrécele cariño extra: sea en forma de caricias, de palabras amables, de juego o, sencillamente, de tiempo para sestear a tu lado. Lulú y Travis seguirán echando de menos a su amigo, pero agradecerán las atenciones y el confort de su otro gran amigo: su humano o humana preferida. 

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
16 de mayo de 2021 - 21:47 h

Descubre nuestras apps

stats