eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

ANÁLISIS

Joe Biden resucita a dos días del Supermartes

Más que ganar, el exvicepresidente ha barrido el suelo con sus rivales esta noche en la crucial primaria demócrata de South Carolina

Biden revive su decaída campaña con un triunfo en Carolina del Sur

Biden revive su decaída campaña con un triunfo en Carolina del Sur EFE

Todos habíamos corrido a darle por muerto, pero como ha dicho Joe Biden en su discurso de celebración: "Hemos ganado, hemos ganado de largo... y estamos muy vivos". Más que ganar, con un 48,4% de los votos, el exvicepresidente ha barrido el suelo con sus rivales esta noche en la crucial primaria demócrata de South Carolina. Lo ha hecho además a solo dos días del Supermartes, cuando votarán 29 estados y territorios y se repartirán 1.357 delegados de los 1.990 que hacen falta para ganar la nominación demócrata a la presidencia. Joe Biden ha vuelto de entre los muertos. Vamos con los ganadores y perdedores de la noche en South Carolina.

Ganadores

Joe Biden: cualquier cosa que no fuera vencer esta noche hubiera supuesto el final de la carrera política del exvicepresidente Joe Biden. Tenía poco margen de error después de sus desastrosos resultados en Iowa y New Hampshire y de un lejano segundo puesto en Nevada. Sin embargo, era difícil prever una victoria tan contundente como para sacarle 30 puntos al segundo. El electorado demócrata de South Carolina era un buen reflejo de sus puntos fuertes como candidato: más mayor, más moderado y sobre todo más diverso que el de los estados anteriores. El 55% de los votantes eran afroamericanos y Biden ha arrasado en esa comunidad con más de un 60% del voto negro

Los tropiezos iniciales del exvicepresidente se han visto compensados con una gran actuación en el último debate televisado y, en los últimos días, hemos visto su mejor versión tirando de encanto personal, anécdotas, cercanía... Aún así su victoria en South Carolina también le debe mucho al apoyo de políticos locales, el tipo de fortaleza que se le supone a un candidato con su currículum y que el resto de sus rivales no tiene. Con su triunfo de este sábado se sitúa como la alternativa más clara a Bernie Sanders y lo hace en el mejor momento posible: a pocas horas del Supermartes. Puede que ya no sea el favorito, pero sigue siendo el candidato más conocido de todos y por tanto uno de los que mejor puede competir en tantos estados a la vez. Es seguro que su gran noche en South Carolina provocará un aumento en las donaciones a su campaña que le permitirá un empujón de última hora muy necesario en el Supermartes. Joe Biden es de nuevo un candidato viable a la presidencia, ha resucitado.

El establishment demócrata: por primera vez estas primarias, el establishment se ha llevado una alegría. Su candidato favorito ha vencido y ahora tienen una oportunidad real de impedir su escenario más temido: que el izquierdista Bernie Sanders sea el candidato demócrata frente a Donald Trump en noviembre. Biden fue desde el principio su primera opción, pero no les había dado más que disgustos. Las primeras primarias son bastante incontrolables para el aparato del partido, pero ahora en el Supermartes pueden influir más en el resultado. Aún pueden ganar esta guerra.

Perdedores

Los milmillonarios Bloomberg y Steyer: Tom Steyer ha cancelado esta misma noche su campaña presidencial después de un pobre tercer puesto en South Carolina, con un 11,3% de los apoyos. Se había gastado en publicidad en este estado 22 millones, que es 25 veces más de lo que había invertido Joe Biden. Su derrota muestra los límites de una campaña basada en tirar de talonario y llenar la televisión de anuncios, que es precisamente el tipo de estrategia que está siguiendo Michael Bloomberg en los estados del Supermartes. Toda esa propaganda no ha podido frente al apoyo de los políticos locales a Biden. La campaña del vicepresidente lo ha dicho: "el dinero no compra relaciones".

Los centristas: la gran noche de Joe Biden significa el hundimiento de los otros aspirantes centristas. Pete Buttigieg se ha quedado en el 8,2% de los votos y la senadora Amy Klobuchar no ha llegado ni al 4%. La única oportunidad de estos dos candidatos era convertirse en la alternativa centrista ante la implosión de Biden, pero la resurrección del exvicepresidente los sitúa en una posición complicada de ahora en adelante. Es seguro que ambos recibirán presiones para retirarse de la campaña presidencial y no dividir el voto centrista en el Supermartes y más adelante. En igualdad de condiciones, el establishment demócrata siempre preferirá a un exvicepresidente con décadas de experiencia como Biden que al alcalde centrista de una pequeña ciudad de Indiana. Se acaba el tiempo.

Elizabeth Warren: en su peor resultado hasta ahora, Bernie Sanders -con un 19,9% de los votos- casi ha triplicado en votos a Elizabeth Warren -con tan solo 7,1%-. Cada vez está más claro que el ala izquierdista del partido ha tomado una decisión y nada les hará cambiar de opinión, ni siquiera las excelentes actuaciones de Warren en los debates. También ella sentirá la presión de no dividir el voto de su ala del partido y apoyar a Sanders para no facilitarle las cosas a un candidato centrista. También a ella se le acaba el tiempo.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha