eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

No, las mujeres maltratadas que aparecen en los carteles de los neonazis en Chemnitz no han sido agredidas por inmigrantes

En las protestas de los últimos días en Chemnitz, decenas de manifestantes de la ultraderecha han portado carteles con fotos de "mujeres agredidas por inmigrantes"

Las fotos corresponden en su mayoría a víctimas de violencia doméstica en Estados Unidos y Reino Unido

Una de ellas es una fotografía de una modelo maquillada por un experto en efectos especiales 

- PUBLICIDAD -
Pancarta con mujeres maltratadas portada por los manifestantes de extrema derecha en Chemnitz.

Pancarta con mujeres maltratadas portada por los manifestantes de extrema derecha en Chemnitz. Twitter

En las protestas antimigratorias que han tenido lugar en los últimos días en la ciudad alemana de Chemnitz, en el este de Alemania, numerosos seguidores de grupos neo nazis han portado la misma pancarta, en la que aparecen numerosas mujeres con heridas y moratones: "Somos coloridos hasta que la sangre salpica", reza el cartel. O lo que es lo mismo: "Aceptamos la diversidad hasta que los inmigrantes nos atacan". 

Las fotos de las mujeres en cuestión, según los manifestantes, representan a mujeres alemanas que han sido víctimas de agresiones por parte de inmigrantes, justificando así las marchas xenófobas que se han producido en la ciudad alemana en los últimos días, donde se han llegado a hacer llamamientos para ir a "la caza del extranjero", incitando a la violencia. La imagen, antes de aparecer en Chemnitz, había sido  muy compartida en redes sociales por parte de los círculos de la ultraderecha alemana.

Pues bien, las mujeres que aparecen en el polémico collage no son ni alemanas ni han sido víctimas de malos tratos por parte de inmigrantes ilegales en Alemania. En su amplia mayoría, según ha ido recogiendo  la página web austriaca Mimikama -cuyo lema es "primero piensa, luego dale al click"-  la mayoría de estas mujeres víctimas de violencia machista procedentes de Estados Unidos y Reino Unido. 

En Mimikama, especializada en la verificación de datos en Alemania y Austria, lleva investigando el meme ultraderechista desde el año pasado. La imagen original tenía el objetivo de mostrar a víctimas de violencia por parte de inmigrantes, y casi siempre ha sido compartida acompañada de un texto en el que acusan a la población musulmana en Alemania de haber violado y pegado a estas mujeres. En muchos posts se acusa a los medios de comunicación tradicionales de no informar de estos casos como parte de un complot dirigido por el Gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel.

Ninguna de las mujeres que aparecen en el collage es alemana, aunque hay algunas de ellas de las que todavía se desconoce su origen. Una de ellas no sólo no ha sido víctima de ningún ataque por parte de inmigrantes en Alemania, sino que es una imagen procedente de una página de maquillaje para efectos especiales, por lo que  sus moratones y heridas son falsos. 

La primera mujer de la composición es en realidad una víctima de la brutalidad policial en Estados Unidos. La mujer, procedente de Florida, protagonizó varios titulares de medios internacionales en 2013 tras recibir una paliza por parte de dos policías durante un control de tráfico por conducir borracha. La siguiente joven es una mujer canadiense que fue asaltada por su propio vecino en 2009, que tan sólo fue condenado a cuatro meses de arresto domiciliario, los cuales cumplió al lado de su víctima. 

El resto, en su mayoría son víctimas de malos tratos a manos de sus parejas o exparejas. Una de la imágenes ni siquiera representa a una mujer, sino que se trata de un hombre británico  atacado por dos ladrones en 2014. 

El hecho de que estas supuestas agresiones sean falsas no ha parado a los seguidores de la ultraderecha en Alemania, que han protagonizado a lo largo de toda la semana numerosas marchas marcadas por la incitación a la violencia y el odio hacia los inmigrantes. La primera manifestación tuvo lugar después de que un joven iraquí y otro sirio fueran arrestados en la ciudad por su supuesta implicación en una pelea que resultó en la muerte de un hombre alemán. La Policía de Chemnitz han sido acusada de haber filtrado la orden de arresto a varios grupos de extrema derecha locales, que fueron los que convocaron la marcha del pasado domingo, una de las más violentas. 

De acuerdo con The Guardian, más de 6.000 ultraderechistas se presentaron en el centro de la ciudad. Fue en ese momento donde varios de ellos fueron fotografiados junto a la pancarta, uno de ellos mientras hacía el saludo nazi, que está prohibido en Alemania.



- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha