Un ataque suicida deja al menos 93 muertos en una mezquita en Pakistán

Socorristas en el lugar de una explosión en una mezquita, en Peshawar, Pakistán, este lunes.

EFE


1

Las autoridades de Pakistán han elevado este martes a 93 el número de muertos y a más de 150 los heridos, en su mayoría funcionarios de Policía, tras el atentado suicida cometido este lunes en una mezquita en el noroeste paquistaní, uno de los peores atentados contra las fuerzas de seguridad en este país.

“El número de muertos en la explosión ha llegado a 93”, dijo a EFE Asim Khan, portavoz del Hospital Lady Reading de la ciudad de Peshawar, donde ocurrió el atentado, mientras que medio centenar de los más de 150 heridos continúan siendo atendidos en el hospital, algunos de ellos en estado crítico.

El número de víctimas ha ido en aumento en las últimas horas a medida que avanzan las operaciones de limpieza y rescate en el lugar del atentado. Tras más de 20 horas de trabajo, las fuerzas continúan removiendo de manera manual escombros con las sospechas de que podrían haber todavía más cuerpos bajo las ruinas.

El ataque tuvo lugar hacia el mediodía en una mezquita del área de Police Lines, un centro residencial y de entrenamiento para policías, lo que explica el alto número de víctimas dentro de este cuerpo. Más de 300 fieles se encontraban en el recinto ofreciendo las habituales oraciones de la tarde cuando el atacante suicida detonó los explosivos, haciendo volar el techo de la mezquita.

“No podemos usar maquinaria pesada porque tenemos que tener en cuenta la santidad de cualquier mártir o herido que pueda estar bajo los escombros”, dijo a EFE el portavoz de los servicios de rescate de Peshawar, Bilal Faizi.

Las fuerzas de seguridad celebraron ayer mismo los servicios fúnebres de 27 de los oficiales muertos en el ataque, despedidos con honores por la policía de Peshawar, en ataúdes cubiertos con el pabellón paquistaní y coronas de flores.

Aunque el mensaje en una cuenta en Twitter asociada con el comandante talibán paquistaní Mohmand se atribuía la responsabilidad del ataque, la veracidad de esta afirmación no ha podido ser corroborada de manera independiente.

Además, el Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP), el principal grupo talibán paquistaní, negó categóricamente su participación en el ataque cometido contra un espacio sagrado, una acción que iría en contra de las normas del grupo terrorista. “Con respecto al incidente de Peshawar, consideramos necesario aclarar que Tehreek-e-Taliban Pakistan no tiene nada que ver con este incidente”, dijo en un comunicado el portavoz del grupo fundamentalista, Muhammed Khurasanirta.

Según el portavoz, cualquier acción en mezquitas, madrasas o escuelas coránicas, funerales y otros lugares sagrados es un delito punible.

El primer ministro paquistaní, Shehbaz Sharif y el jefe del Estado Mayor del Ejército, general Asim Munir, visitaron Peshawar tras el ataque, para visitar a los heridos y revisar sobre el terreno la situación de seguridad de la región que ha visto un aumento dramático de ataques en el último año.

“La magnitud de la tragedia humana es inimaginable. Esto es un ataque a Pakistán. La nación está abrumada por el profunda sentimiento de duelo”, dijo el primer ministro en Twitter tras su visita. “No tengo ninguna duda de que el terrorismo es nuestro principal desafío de seguridad nacional”, añadió.

Aumento de los ataques

El último atentado contra un centro religioso en Pakistán tuvo lugar en la misma ciudad de Peshawar en marzo de 2022, cuando un atacante suicida detonó sus explosivos en una mezquita de la minoría chií dejando 56 muertos y casi 200 heridos.

Los atentados terroristas y los ataques insurgentes han aumentado en los últimos meses en Pakistán tras varios años de relativa calma, en buena parte debido al resurgimiento del principal grupo talibán paquistaní, Tehreek-e-Taliban Pakistán (TTP).

La formación, un paraguas de grupos armados tribales creado en 2007 y aliado de los talibanes afganos, ha incrementado sus ataques tras poner fin el pasado noviembre a un alto el fuego con el Gobierno. El TTP afirmó además haber unido fuerzas con grupos separatistas de la provincia sureña de Baluchistán.

Desde su formación, el grupo ha llevado a cabo una brutal campaña de ataques terroristas en todo el país y matado a miles de personas, incluido un intento de asesinato en 2012 de la futura premio Nobel Malala Yousafzai.

El grupo yihadista ISIS también ha llevado a cabo atentados en el pasado en Pakistán, uno de los peores en 2018 contra un mitin en Baluchistán, que dejó 128 muertos y 122 heridos. Un segundo ataque ese mismo día en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa causó 4 muertos y 19 heridos.

Los atentados comenzaron a disminuir en 2014 tras una ofensiva de las autoridades paquistaníes, pero las señales de su resurgimiento son cada vez más claras mientras empeoran las relaciones entre Pakistán y un Afganistán bajo el Gobierno interino de los talibanes, que se hicieron con el poder en agosto de 2021

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats