El encuentro entre Sánchez y Biden en la OTAN se queda en un saludo de menos de un minuto

Apenas unos segundos y unos pasos en un pasillo. Los que se recorren desde el lugar de la foto de familia hasta la sala en la que de reuniones de los 30 jefes de Estado y de Gobierno de los 30 países de la Alianza Atlántica. Así ha sido el breve encuentro entre el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente de EEUU, Joe Biden, durante la cumbre de la OTAN.

Hace unos días, el Gobierno anunció una conversación entre ambos dirigentes sobre diversos asuntos: "Refuerzo relación trasatlántica, multilateralismo, migraciones [en el contexto de la crisis de Ceuta con Marruecos]..." Las fuentes también añadían: "Hay muchos puntos de convergencia: paquete fiscal, plena sintonía desde el punto de vista político".

Lo cierto es que el presidente estadounidense no había incluido en su agenda ninguna reunión bilateral con Pedro Sánchez, como la que sí ha tenido este último con el primer ministro británico, Boris Johnson, en la sede británica dentro de la OTAN antes de la cumbre.

"El presidente del Gobierno y el presidente de Estados Unidos han mantenido una breve conversación tras la foto de familia", explican fuentes de Moncloa: "Tal y como se había señalado previamente, ambos querían saludarse, conocerse personalmente y establecer un primer contacto. Así lo habían pactado sus respectivos equipos. Entre otras cosas, se había acordado que su saludo fuera captado por las cámaras como prueba de la excelente relación que existe entre ambos países".

Preguntado sobre la charla tras la cumbre de la OTAN, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha explicado: "Hemos tenido una breve conversación y un breve paseo para pasar a la sala de reuniones. Hemos hablado de reforzar los lazos que tenemos EEUU y España, y nuestra posición de actualizar el acuerdo bilateral de defensa. También hemos conversado sobre la situación en Latinoamérica, de donde acabo de llegar, y le he trasladado mi preocupación por la situación de esa región por la pandemia. También le he felicitado por su agenda progresista, sobre todo en relación con el acuerdo climático". 

"Era una primera toma de contacto", ha reconocido Sánchez: "Como líder progresista, nos ha inspirado a muchos, y sus primeros pasos confirman esa inspiración progresista. No solo por la vuelta al acuerdo de París, también por la política social y por basarse en la ciencia para responder a la pandemia, que son cuestiones que nos unen como gobiernos progresistas. Hemos quedado en seguir colaborando y trabajando".

"Esta primera toma de contacto entre los dos líderes es muy importante para que los dos presidentes se puedan conocer", habían anunciado en las vísperas fuentes del Gobierno: "El interés es recíproco".

En la agenda oficial de la Casa Blanca, en cambio, sí estaban programadas dos reuniones bilaterales. Una, con los jefes de Gobierno de Lituania, Estonia y Letonia, países singularmente sensibles con las políticas del presidente ruso, Vladímir Putin en un momento de cuasi guerra fría entre Rusia, EEUU y la UE. de Estonia, Letonia y Lituania. Y la segunda, con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aliado asiático de la OTAN y que en los últimos meses ha marcado grandes hitos de tensión con la UE, incluido el sofagate, si bien en las últimas semanas parecen haberse reducido los conflictos.

En cuanto a la reunión bilateral con el primer ministro británico, Boris Johnson, fuentes de Moncloa han explicado que "han hablado de la necesidad de seguir reforzando las relaciones bilaterales y de su interés compartido en profundizar en áreas como la seguridad y la defensa".

"Durante la reunión", ha explicado Moncloa, "los líderes han corroborado la 'relación histórica privilegiada' entre ambos países y la necesidad de impulsar el acuerdo entre España y Reino Unido en lo relativo a Gibraltar. Sánchez y Johnson, han abordado además temas relacionados con la lucha contra la pandemia de la COVID-19 y los avances en la vacunación".

"España y Reino Unido", afirman en Moncloa, "mantienen una relación histórica privilegiada, algo que se evidencia en los numerosos y variados intercambios comerciales y económicos entre ambos países. Estas relaciones son particularmente intensas en sectores clave como los servicios financieros, la tecnología o la aviación, asuntos que no se han visto afectados por el Brexit, por lo que la relación bilateral cobra mayor importancia".

El protocolo de Irlanda del Norte también estuvo en la agenda de la reunión de Johnson y Sánchez, según fuentes británicas. "Es necesario encontrar un camino constructivo que preserve tanto el Acuerdo de Viernes Santo como la integridad territorial del Reino Unido", dijo Johnson al primer ministro español, según Downing Street.

Etiquetas
Publicado el
14 de junio de 2021 - 14:52 h

Descubre nuestras apps

stats