La portada de mañana
Acceder
PP y Vox alientan la batalla contra el aborto tras la sentencia en EEUU
La hora de los jóvenes que quiebran las fronteras del género binario
Opinión – Los porno libros del PP, por Elisa Beni

ENTREVISTA

Frank Luntz, analista político: “El 70% de EEUU quiere más leyes de sentido común sobre armas y los republicanos no las aprueban”

Frank Luntz, analista político estadounidense, en Casa América tras la entrevista con elDiario.es

Frank Luntz lleva décadas estudiando la opinión pública estadounidense y se ha convertido en uno de los encuestadores y asesores más famosos del país. Durante años ha moldeado y dado forma al lenguaje, los argumentos e incluso las políticas del Partido Republicano, convirtiéndose en un peso pesado en la sombra de la política estadounidense.

Por qué Estados Unidos no hace nada para detener los tiroteos masivos

Por qué Estados Unidos no hace nada para detener los tiroteos masivos

No habla demasiado y apenas altera su característico tono serio. “Me es muy difícil sonreír”, confiesa durante la sesión de fotos, en la que pide que salgan sus zapatillas. Lleva camisa, corbata y unas zapatillas de deporte de varios colores que resulta imposible no fijarse en ellas. Es su estilo habitual. Hace años contó que empezó a hacerlo como táctica para desviar la atención de la gente sobre su tripa y ahora tiene una gran colección de zapatillas.

Armas y elecciones

Luntz cree que la matanza en el colegio de Uvalde y el borrador de la sentencia del Tribunal Supremo que pretende revocar el fallo que legalizó el aborto tendrán un gran impacto en las elecciones de mitad de mandato de noviembre, donde se renovará toda la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. “Hace 30 días te hubiera dicho que los republicanos ganarían la Cámara de Representantes y los demócratas, el Senado. Pero ya no estoy convencido de ello”, dice.

“El aborto y el tema de las armas beneficia a los demócratas. En torno al 70% de los estadounidenses quieren leyes de sentido común en materia de armas y no ven que los republicanos las estén aprobando”, dice. “Por otro lado, algo más del 60% está a favor del aborto. Hasta este momento eran unas elecciones económicas y los demócratas tenían serios problemas, pero ahora la agenda ha cambiado y la victoria republicana no está clara”. “Dime el tema que estará en la agenda en octubre y te diré quién gana”, añade.

“En este momento uno piensa que se puede llegar a un compromiso en el tema de las armas, pero hemos sufrido otras situaciones como esta en el pasado y no ha cambiado nada. Si los republicanos realmente quieren hacer algo y los demócratas quieren conseguir que se haga algo, puede ocurrir. El problema es que no hay suficientes republicanos involucrados en el debate y hay demasiados demócratas que prefieren hacer una declaración a realmente marcar la diferencia”, dice. 

Luntz apunta a una “crisis de salud mental” en EEUU como uno de los grandes motivos para la existencia de estas matanzas. “Creo que cualquier persona no debería tener acceso a cualquier arma en cualquier momento. Por eso los más extremistas dicen que soy un defensor del control de armas. La tenencia de armas está escrita en nuestra Constitución y los estadounidenses se lo toman en serio. Tiene que haber una solución de sentido común que permita mantener su derecho a tener armas a las personas que cumplen la ley y que se lo impida a aquellos que quieren hacer daño”.

Influencia en el Partido Republicano

A principios de los 90, Luntz ayudó a redactar el llamado ‘Contract with America’ para las elecciones del 94, las primeras de mitad de mandato de Bill Clinton. Eran una serie de acciones que los conservadores se comprometían a tomar si ganaban las elecciones y finalmente lograron el control de ambas cámaras del Congreso.

También jugó un papel importante durante la Administración de George W. Bush. En 2003, se filtró un documento en el que Luntz hacía algunas recomendaciones al Gobierno en torno al medioambiente. “El debate científico se está cerrando en nuestra contra, pero todavía hay una ventana de oportunidad para desafiar a la ciencia. Tenéis que seguir haciendo de la falta de certidumbre científica un tema principal”, decía. Además, Luntz proponía cambiar la expresión “calentamiento global” en favor de “cambio climático” porque sonaba más suave. Según un análisis de The Guardian, la expresión ‘cambio climático’, que solía aparecer en los discursos de Bush antes de 2001, casi desapareció por completo en 2002.

Ahora, el analista político dice que ha cambiado. “He aprendido más y he cambiado. [En materia medioambiental] empecé a trabajar en el otro lado hace 14 años”, dice. “No soy la misma persona con 60 que con 30. Ahora soy más tonto porque me he dado cuenta de todo lo que me queda por saber. Con 30, estaba convencido que tenía todas las respuestas”, confiesa. 

En aquellos años de Bush, el estratega Luntz recomendaba también “contextualizar el déficit en el marco del 11-S y de la guerra en Irak” y ayudó a popularizar el término “impuesto a la muerte” para el equivalente al impuesto sobre sucesiones, que solo afecta a una pequeña minoría cuyos bienes superen los 12 millones de dólares.

En la noche de la toma de posesión de Barack Obama, Luntz organizó una reunión de tres horas con grandes líderes del Partido Republicano para replantear la oposición al nuevo presidente demócrata. “Era un quién es quién de altos cargos que ahora temían convertirse en la minoría permanente”, dijo en una entrevista para la televisión pública PBS. Un año después, el experto creó un manual para defender los argumentos de Israel en el conflicto con Palestina y “ofrecerla a los líderes visionarios que están en el frente de batalla luchando la guerra mediática a favor de Israel”. El manual expone los argumentos en para temas como los asentamientos, el muro, Jerusalén y hasta el papel de la ONU.

“Creo que el tema de Israel-Palestina se ha vuelto un asunto muy partidista”, dice ahora. “Antes Israel tenía apoyo de todo el espectro político”. “Sin embargo, creo que se ha construido un consenso entre republicanos y demócratas y ambos creen que los palestinos están siendo maltratados, que se merecen un Estado y que tenemos que encontrar una forma para que vivan en paz”.

En los últimos años, Luntz se ha separado algo más del Partido Republicano. “Se trata más de políticas que de partidos”, dice. “He estado involucrado en muchos asuntos, la mayoría republicanos, pero el trabajo que he hecho sobre la COVID ha sido utilizado por la Administración Biden y mi trabajo sobre la inmigración lo han usado ambos partidos”.

El encuestador cree que el Partido Republicano “sigue siendo el partido de Donald Trump”, pero que cada vez su influencia es menor. “Ha empezado a alejarse, pero Trump sigue siendo el más influyente del partido”.

“Trump ha tenido un impacto enorme en las primarias republicanas [de cara a las elecciones de noviembre]. Es el apoyo más poderoso en EEUU, pero eso solo sucede en las primarias. En las elecciones de verdad, su apoyo perjudica al candidato”, dice. Un apoyo público del expresidente puede hacer que ganes la nominación republicana en 40 o 50 estados, dice, pero puede hacer que pierdas las elecciones en sitios como Michigan, Pensilvania, Arizona e incluso Georgia, donde dos senadores republicanos ya perdieron en 2020 por Donald Trump“.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats