Merkel anuncia que Alemania acogerá menores del campo incendiado de Moria

La canciller alemana, Angela Merkel.

Alemania ha anunciado este jueves que acogerá a menores procedentes del campo de refugiados griego de Moria, según ha avanzado la canciller Angela Merkel, aunque sin concretar cifras y tras expresar su insatisfacción con la política de asilo europea. El campo ha sufrido varios incendios desde la madrugada de este martes, calcinando gran parte del terreno donde 13.000 personas malvivían hacinadas en condiciones deplorables.

Países Bajos también acogerá a 100 solicitantes de asilo, según ha confirmado el Ejecutivo en una carta al Parlamento holandés. Las personas que se acogerán tendrán que ser cincuenta "menores de 14 años no acompañados", mientras que el resto serán "personas en relación familiar con hijos mentores", a los que se considere en una situación vulnerable. Países Bajos descontará a esas 100 personas del cupo de acogida acordado en la UE previsto para el próximo año.

La líder alemana ha explicado que el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, le había pedido en una conversación telefónica apoyo para acoger a los refugiados que quedaron sin techo tras el incendio del campo. Alemania está dispuesta a prestar esta ayuda, ha añadido Merkel, en un debate junto con el presidente del Partido Popular Europeo, Donald Tusk. Sin embargo, su país espera que otros socios europeos contribuyan en la labor de acogida.

"Alemania cumple con su responsabilidad. Pero no podemos estar satisfechos con la política migratoria europea. Hoy por hoy, en realidad ésta no existe", ha afirmado la canciller. Medios alemanes afirman, citando fuentes del Gobierno, que Merkel y el presidente francés, Emmanuel Macron, se proponen lograr la reubicación de 400 menores evacuados de Moria entre países europeos.

La comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, ha afirmado este jueves que la falta de una política común de asilo y migración es parte del problema de lo ocurrido en Moria. "El fracaso de la anterior comisión de llegar a una política europea común de asilo y migración es también parte del problema", ha afirmado. "A veces decimos que Europa no tiene una crisis migratoria y ahora mismo no la tenemos, pero algunos migrantes están en crisis y esa ha sido la situación en algunos de estos campos".

Las presiones sobre el gobierno de Merkel para brindar esa ayuda humanitaria se han sucedido desde este miércoles. Miles de manifestantes han marchado este miércoles por Berlín, Hamburgo y Fráncfort, entre otras ciudades, en favor de la acogida de esos refugiados. Asimismo, las iglesias católica y evangélica han hecho un llamamiento a la clase política a prestar esa ayuda humanitaria.

El gobierno regional de Berlín se ha ofrecido a recibir unas 300 personas, mientras que los de Turingia (este), Baviera (sur) y Renania del Norte-Westfalia (oeste) acogerían hasta unos 1.000 cada uno. Alemania está entre el grupo de países comprometidos con la reubicación de los refugiados en campos griegos. Desde mediados de julio ha recibido a unos 450, en su mayoría menores no acompañados o niños junto con familiares, en casos de especial vulnerabilidad.

El propósito del Ministerio de Interior era acoger hasta finales de septiembre o principios de octubre a un total de 950. Junto con Alemania participan en el programa de reubicación Francia, Portugal, Luxemburgo, Finlandia, Austria e Irlanda.

Etiquetas
Publicado el
10 de septiembre de 2020 - 20:20 h

Descubre nuestras apps

stats