Nueva York baraja enterrar "de forma temporal" a fallecidos por coronavirus en parques públicos, según un concejal

Una persona con mascarilla camina por Nueva York

Según los últimos datos, Nueva York ya registra casi 123.000 casos y más de 4.000 muertes con coronavirus. Tales cifras han provocado que la ciudad no solo se prepare para a nivel sanitario para hacer frente al alto número de contagiados que se presentarán en los hospitales, sino también para gestionar los cuerpos de los fallecidos.

Mark D. Levine, concejal y presidente del comité de salud de Nueva York, aseguró este lunes en su cuenta personal de Twitter que "pronto" se harán "entierros temporales" utilizando "un parque de la ciudad de Nueva York para sepulturas" en el que "se excavarán zanjas para diez ataúdes en línea" de forma "digna, ordenada y temporal", una posibilidad que confirmó una hora después el alcalde Bill de Blasio en su rueda de prensa.

Preguntado por la cuestión, De Blasio no quiso "entrar en detalle" y afirmó que "aún no estamos en el punto en el que haya que hacer eso". Aun así mencionó la isla de Hart, un emplazamiento "históricamente utilizado" por la ciudad para enterrar personas de bajos ingresos o que no fueron reclamadas por nadie y que es considerado el mayor cementerio del país.

"Si necesitamos hacer entierros temporales para afrontar la crisis y después trabajar con cada familia para que tengan sus arreglos apropiados, tendremos la capacidad de hacerlo", explicó el alcalde, que ha "estado trabajando de cerca con el Gobierno federal" para evitarlo y abogó por "poner toda la energía y recursos para salvar a la gente".

Número de fallecidos "equivalente a un 11-S"

Levine indicó que el número de cadáveres de personas fallecidas en la crisis del COVID-19 que se están acumulando es "equivalente a un 11 de septiembre". Esa es la razón por la que Nueva York decidió comprar remolques refrigerados que ya están siendo utilizados como morgues provisionales ante la falta de espacio en hospitales que, al final, han resultado ser insuficientes. 

"La morgue típica de un hospital puede albergar 15 cuerpos. Ahora están todas llenas. La Oficina Médica ha enviado 80 camiones refrigerados a los hospitales (morgues móviles) de toda la ciudad, que pueden albergar 100 cuerpos cada uno. Están casi todos llenos también. Algunos hospitales han tenido que añadir un segundo o un tercer camión", explicó el concejal.

Levine aseguró que "nada importa más en esta crisis que salvar a los vivos" pero la población "debe enfrentarse a la macabra realidad de que necesitamos más recursos para gestionar a nuestros fallecidos también", por lo que llamó reclutar no solo personal sanitario, sino profesionales de "asuntos mortuorios" para reforzar estos servicios.

Otro problema añadido es la dificultad de contar el número de muertos con coronavirus debido al cada vez mayor número de fallecidos. Según Levine, en "un día normal antes de la crisis" había entre 20 y 25 muertes en casa en la ciudad de Nueva York, pero raíz de esta pandemia el número se ha disparado a entre 200 y 214 "cada día".

Etiquetas
Publicado el
6 de abril de 2020 - 19:00 h

Descubre nuestras apps

stats