The Guardian en español

La reforma de la justicia en Polonia "pone en peligro la democracia"

Miles de personas se manifestaron la semana pasada en Varsovia para "defender la democracia" y exigir respeto al expresidente y premio Nobel de la Paz Lech Walesa, acusado de espionaje.

La reforma del alto tribunal de Polonia pone en peligro el Estado de derecho, la democracia y los derechos humanos, según un borrador de informe de grandes expertos constitucionales de Europa. El documento de la Comisión de Venecia, un órgano de especialistas en Derecho que asesora al Consejo de Europa, pide al gobierno polaco que elimine ciertas disposiciones de una ley que reforma el alto tribunal del país.

La deriva ultra de Polonia alcanza a los historiadores que denuncian los crímenes contra judíos

La deriva ultra de Polonia alcanza a los historiadores que denuncian los crímenes contra judíos

El año pasado, el partido ultraconservador Ley y Justicia trató de nombrar a cinco jueces de su elección para el tribunal constitucional, que tiene quince miembros, poco después de llegar al poder. Esto precedió a una ley aprobada con prisas en diciembre que reformaba los procedimientos judiciales y dificultaba la aprobación de resoluciones.

En un borrador de informe filtrado a los medios polacos, la Comisión de Venecia afirma que la reforma podría dañar la eficacia del tribunal, lo que afectaría a los derechos humanos porque negaría el acceso a la justicia.

"Mientras la situación de crisis constitucional relacionada con el tribunal constitucional siga sin resolverse y ese órgano no pueda desarrollar su trabajo de manera eficaz, no solo el Estado de derecho está en peligro, sino también la democracia y los derechos humanos", concluye la Comisión. La reforma del tribunal elimina "un mecanismo crucial que garantiza que los potenciales conflictos con las normas y estándares europeos e internacionales puedan resolverse a nivel nacional", dice el informe.

Aunque el Consejo de Europa no puede penalizar a los países ni obligarles a cambiar leyes, no hay duda de que esta dura reprimenda tendrá peso. "Normalmente, los países miembros no ignoran las recomendaciones (del Consejo de Europa)", señala un portavoz de la institución que rehúsa hacer declaraciones sobre la filtración.

El informe también tendrá influencia en la Comisión Europea, que hace poco abrió una investigación sobre el Estado de derecho en Polonia. Fue la primera vez que las autoridades de la Unión Europea examinan los estándares democráticos de un país miembro. El Consejo de Europa, que no pertenece a la UE, publicará el informe final de la comisión de expertos poco después del 11 o el 12 de marzo, tras una reunión con representantes del gobierno polaco en Venecia.

La institución tiene abierta una investigación aparte sobre la ley de medios de comunicación de Polonia, después de que el gobierno aprobara a toda prisa una ley que le da el poder de designar a los directores de la televisión y la radio estatales. El gobierno aún no ha respondido a una carta que le envió el secretario general del Consejo de Europa a principios de enero, en la que expresaba su preocupación por el efecto de esa la ley en "la integridad e independencia" de los medios. "Esperamos entablar un diálogo sobre eso con las autoridades polacas", indica el portavoz.

Polonia ha respondido con enfado a las insinuaciones de que no está cumpliendo con los estándares democráticos. Este mes contraatacó a tres senadores de Estados Unidos que dijeron que la reforma del tribunal constitucional polaco y de la regulación de los medios podrían afectar a los estándares democráticos, incluidas la libertad de expresión y la independencia de la justicia. El primer ministro polaco, Beata Szydło, manifestó que los senadores –entre los que estaba el excandidato republicano a la presidencia John McCain– no tienen derecho a dar lecciones ni a "imponer acciones en relación con mi patria".

Traducido por: Jaime Sevilla

Etiquetas
Publicado el
29 de febrero de 2016 - 22:36 h

Descubre nuestras apps

stats