La portada de mañana
Acceder
La presión de las comunidades aboca a España a un nuevo estado de alarma
Juan Carlos Campo: "Si nos sentamos con voluntad renovaremos el CGPJ"
Opinión - Hay vida detrás del ruido, por Rosa María Artal

Trump se rodea de agentes para firmar una reforma de la policía que ignora las demandas de los manifestantes

Donald Trump durante la firma de la reforma policial en un acto en el Rose Garden.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha firmado este martes la orden ejecutiva para una reforma policial rodeado de agentes de la ley y desoyendo las principales demandas de los manifestantes que durante las últimas semanas han salido a la calle para denunciar la brutalidad policial contra la comunidad afroamericana.

En un acto ante la prensa celebrado en el Rose Garden, Trump ha avanzado algunos de los, a su juicio, principales avances de una reforma que se espera que sea publicada a finales de esta semana, según informa el diario The Washington Post. En su intervención, el presidente ha anunciado incentivos para los departamentos de policía que mejoren su formación y eleven los estándares profesionales en el uso de la fuerza por parte de sus agentes, con el objetivo de alentarles a tomar medidas en torno a un conjunto de "buenas prácticas" en este aspecto.

En cuanto a uno de los puntos más polémicos, el referente al uso de técnicas de estrangulamiento como la que acabó con la vida del ciudadano afroamericano George Floyd, símbolo de las protestas antiracistas que han recorrido el país, según avanza el Post la reforma de Trump no prohibiría explícitamente estas prácticas, como sí proponía el plan de los demócratas. Un aspecto de la reforma que Trump ha mencionado en su intervención, aduciendo que la modificación incorporaría el condicionante de que "la vida del oficial esté en riesgo".

El anuncio de esta orden ejecutiva, que el presidente ha querido firmar rodeado de varios agentes invitados al acto, se ha producido inmediatamente después del encuentro privado que Trump ha mantenido con varias personas que perdieron a sus seres queridos a causa de la brutalidad policial en EEUU. Entre ellos, han estado los familiares de Atatiana Jefferson, Jemel Roberson o Michael Dea, todos ellos afroamericanos asesinados a manos de la policía.

Según recoge el diario The Guardian, durante su comparecencia Trump ha dedicado algunas palabras a estos familiares –no presentes en el acto–, en las que ha manifestado que "todos los estadounidenses lloran a su lado", y ha querido remarcar que su muerte "no ha sido en vano".

Negación de la brutalidad policial sistémica y más "ley y orden"

La reforma anunciada por Trump hoy no responde a las principales demandas reclamadas en las movilizaciones que han sacudido el país tras el asesinato de George Flyod denunciado la brutalidad policial sobre los ciudadanos negros. Una violencia sistémica que Trump ha achacado a un número "muy pequeño" de policías.

"Es un porcentaje muy pequeño. Nadie quiere deshacerse de ellos más que los realmente buenos oficiales de policía", ha afirmado el presidente según The Guardian, quien ha insistido en su mensaje de "ley y orden" en referencia a las protestas antiracistas: "Los estadounidenses exigen ley y orden. Algunos de ellos tal vez ni siquiera saben que eso es lo que quieren", ha concluido.

Esta presentación pública de la reforma llega un día después de que los asesores de Trump enfatizaran la postura contraria de su administración en torno a cualquier cambio en la legislación que ponga fin a la inmunidad calificada para los oficiales de policía estadounidenses.

Además, según recoge el Post, la aplicación de la reforma publicada hoy podría alargarse más allá de este mes, tal y como señalaron varios representantes republicanos que afirmaron que este paquete de medidas, "muy probablemente", no se aplicará antes del receso del próximo 4 de julio.

Etiquetas
Publicado el
16 de junio de 2020 - 21:53 h

Descubre nuestras apps

stats