Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Ucrania se retira de algunas posiciones en la ciudad de Avdivka ante el avance ruso: “La situación es extremadamente crítica”

Una mujer de Avdivka sentada dentro de un compartimento de tren mientras es evacuada de esta zona de Donetsk, el pasado 5 de febrero.

Icíar Gutiérrez

12

La situación en la ciudad de Avdivka es cada vez más grave para las tropas ucranianas a medida que las tropas de Moscú avanzan sobre esta localidad del este del país, uno de los grandes epicentros de la guerra actualmente y foco de una batalla encarnizada que ha provocado comparaciones con la costosa lucha por Bajmut el año pasado.

Varias voces alertan de que es probable que Avdivka, o lo que queda de ella –como muchas otras ciudades ha sido reducida a ruinas por los incesantes bombardeos–, caiga en manos rusas. Los soldados que están defendiendo la ciudad, rodeada por tres lados por fuerzas rusas, han dicho que la situación es “extremadamente crítica”. Las tropas de Moscú han avanzado hasta las afueras del sur de la conocida planta de coque de la ciudad, en el noroeste, y también han capturado una posición fortificada de Kiev al sur.

Desde el pasado octubre, el Ejército ruso ha intensificado la presión para tomar este bastión ucraniano situado a escasos kilómetros de la ciudad de Donetsk –en manos de las tropas de Vladímir Putin–. La ciudad, uno de los puntos claves en el intento ruso de hacerse con el Donbás, ha estado en primera línea desde 2014 y se considera que su captura reforzaría el control ruso sobre la ciudad de Donetsk. También sería una victoria simbólica para Putin de cara a las próximas elecciones presidenciales.

El alcalde de Avdivka, Vitali Barabash, ha dicho que cerca de 900 civiles permanecen en la ciudad, frente a la población de alrededor de 32.000 que vivía allí antes de la guerra. Según ha explicado, ningún edificio ha resultado ileso de los combates.

Blogueros militares ucranianos han advertido de que la situación es crítica, con los rusos presionando las posiciones de los soldados de Kiev cada día. Este jueves, un mapa del influyente canal de Telegram ucraniano Deepstate mostraba avances rusos al sur de la planta de coque y la retirada de lo que se conoce como Zenit, la posición defensiva ucraniana clave en el sur –afirmando que no todos los soldados ucranianos consiguieron salir de allí–.

Los avances de Moscú en esta zona suponen la primera prueba de fuego para el recién nombrado jefe del Ejército ucraniano, Oleksandr Sirski, quien ha enviado refuerzos a Avdivka en los últimos días. “La situación operativa es extremadamente difícil y tensa. Los ocupantes rusos siguen aumentando sus esfuerzos y tienen ventaja numérica en personal”, reconoció este miércoles tras visitar la zona. La Tercera Brigada de Asalto de Ucrania confirmó este jueves que ha sido redesplegada “urgentemente” en Avdivka y añadió que la situación en la zona es “extremadamente crítica”.

Este jueves por la noche, el comandante del Grupo Tavria de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Oleksandr Tarnavski, admitió que la situación en la localidad asediada es “difícil”, y ha hablado de “duros combates” dentro de la ciudad. El militar ucraniano aseguró en Telegram que, no obstante, Ucrania sigue teniendo la situación “bajo control”, y agregó que las fuerzas de Kiev “están utilizando todas las fuerzas y medios a su disposición para contener al enemigo”. Según indicó, “se han preparado nuevas posiciones y se siguen preparando poderosas fortificaciones para todos los escenarios posibles”.

Este viernes, Tarnavski ha confirmado que después de muchos meses de enfrentamientos, las fuerzas se han retirado de la posición 'Zenit' a las afueras del sudeste de Avdivka. “La decisión de retirarnos se tomó para salvar a nuestro personal y mejorar la situación operativa. Tácticamente, mantener estas posiciones no da al enemigo una ventaja estratégica y no cambia la situación dentro de la operación de defensa de Avdivka. Actualmente, las tropas se están reagrupando, reponiendo suministros y equipando unidades en nuevas posiciones. El refuerzo planificado de las unidades está en marcha”.

EEUU dice que puede caer

Este jueves, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, dijo que Avdivka “corre el riesgo de caer bajo control ruso”, en gran parte porque las fuerzas de Kiev “se están quedando sin municiones de artillería”. Rusia, explicó Kirby en una rueda de prensa, está enviando oleadas tras oleadas de fuerzas de reclutas para atacar posiciones ucranianas. “Están alcanzando las trincheras ucranianas en Avdivka, y están empezando a superar las defensas ucranianas”.

“La situación en Avdivka parece crítica”, dijo este jueves el destacado analista Michael Kofman, en X (antes Twitter). “La rotación en tercer Asalto detuvo el envolvimiento, pero la trayectoria actual es bastante negativa. También está la cuestión de las líneas defensivas, que no parecen bien establecidas detrás de la bolsa”. Kofman creo que “está claro” que las fuerzas ucranianas se están retirando, según ha indicado en otro tuit este viernes.

Por su parte, Emil Kastehelmi, analista de inteligencia de fuentes abiertas y experto en historia militar, explica que los rusos han seguido avanzando en la ciudad y han penetrado en la zona de la planta de coque, mientras que 'Zenit' “ha caído”, y “al parecer la mayoría de los defensores consiguieron retirarse”. “Las rutas de suministro restantes están seriamente amenazadas”, dijo este jueves en un tuit. “La situación es cada vez más difícil, lo más probable es que Avdivka caiga pronto si no se toman medidas estabilizadoras eficaces”.

Por su parte, los analistas del think tank Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), creen que las fuerzas rusas están llevando a cabo un movimiento táctico de giro a través de Avdivka, “probablemente para crear condiciones que obliguen a las tropas ucranianas a retirarse de sus posiciones” en la localidad. “Las fuerzas ucranianas aún no se han retirado completamente del asentamiento y siguen impidiendo que las fuerzas rusas logren avances más significativos que los actuales avances graduales rusos”, dicen en su último informe. 

Según indican, las fuerzas rusas han cortado la última carretera que conectaba el sur y el norte de Avdivka, pero un portavoz ucraniano dice que sus fuerzas están utilizando actualmente líneas de comunicación terrestres secundarias para abastecer a las tropas. “Las fuerzas rusas podrían completar el envolvimiento de algunas fuerzas ucranianas si éstas no se retiran o realizan contraataques con éxito”, añaden.

A juicio de los investigadores del ISW, la posible captura rusa de Avdivka “no tendría importancia operativa y probablemente solo ofrecería al Kremlin victorias informativas y políticas inmediatas”. Creen que ofrecería a las tropas de Putin vías limitadas para futuros avances rápidos: recuerdan que las fuerzas ucranianas han fortificado muchas de las localidades circundantes, y añaden que el Ejército ruso ha gastado una cantidad considerable de mano de obra y material en su esfuerzo por capturar la ciudad y “probablemente necesitarán comprometerse en un período prolongado de consolidación, reconstitución y descanso antes de intentar un nuevo esfuerzo ofensivo”.

“La posible toma de Avdivka daría al Kremlin una victoria en el campo de batalla, aunque fuera táctica, para promocionarla ante el público nacional antes de las elecciones presidenciales rusas de marzo de 2024”, agrega el ISW “Es probable que Putin intente vender a la comunidad ultranacionalista rusa y al público ruso en general la posible captura de Avdivka como una victoria significativa que consolida el control sobre la ciudad ocupada de Donetsk”.

Zelenski, en Alemania y Francia

Mientras las tropas de Kiev siguen intentando contener a las fuerzas rusas que se acercan a Avdivka, el presidente Zelenski ha aterrizado en Berlín donde se reunirá este viernes con el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, y con el canciller, Olaf Scholz, con quien firmará un acuerdo de garantías de seguridad. Después, viajará a Francia, donde se reunirá con su homólogo, Emmanuel Macron.

Con su visita, Zelenski busca sellar nuevos acuerdos de seguridad con estas dos potencias europeas que se cuentan entre los principales proveedores de ayuda militar a Ucrania en medio de la incertidumbre de la continuidad de la asistencia de EEUU a Kiev.

Ucrania se enfrenta a una escasez de mano de obra y reservas de municiones, mientras que la ayuda militar de Estados Unidos se ha retrasado durante meses por el bloqueo de los republicanos en el Congreso.

Etiquetas
stats