La UE pide a los migrantes "un esfuerzo activo para integrarse" en una declaración sobre los últimos ataques terroristas en Europa

La comisaria europea de Interior, Ylva Johansson.

La palabra "islam" ha saltado de la declaración final. Pero lo que ha quedado es un texto prolijo sobre los últimos ataques terroristas en Europa en el que se habla de migración, de fronteras y de que "los migrantes hagan un esfuerzo activo para integrarse".

"A España le habría gustado ser mucho menos preciso, no entrar al detalle o no necesariamente relatar todos y cada uno de los contenidos en los que estamos trabajando"; explican fuentes del ministerio del Interior español, que reconocen haber tenido un papel en la retirada de la palabra "islam" de la declaración, que aparecía en versiones previas vinculada con el terrorismo: "Las amenazas terroristas nos vienen de dentro de nuestras fronteras y de más allá de las fronteras, pero las tenemos dentro también. Desgraciadamente estamos demasiado focalizados en el control de fronteras exteriores y en el retorno".

La declaración no sólo llega después de dos atentados recientes en Francia y Austria, llega también en el quinto aniversario del ataque de Bataclán y en medio de una ofensiva política del presidente francés, Emmanuel Macron, contra lo que llama "soberanismo islamista", es decir, las comunidades islámicas cerradas en Francia, incluidas mezquitas y asociaciones, que puedan simpatizar con el yihadismo o que no apliquen normas de convivencia del país.

Por eso, la declaración reconoce que los "migrantes, legalmente autorizados a permanecer, deben tener la oportunidad de participar en todos los ámbitos de la sociedad, del mismo modo que es importantes que todos reconozcan y respeten, de conformidad con las leyes aplicables, las normas y valores comunes de la UE como base para una integración exitosa. Las violaciones del orden democrático y los valores de los Estados miembros europeos o de sus leyes nacionales no deben minimizarse ni tolerarse, independientemente de lo que las motive. Las organizaciones que no actúen de acuerdo con la legislación pertinente y apoyen contenidos que sean contrarios a los derechos y libertades fundamentales no deben recibir financiación pública, ni a nivel nacional ni europeo. Además, debe limitarse la influencia extranjera indeseable de las organizaciones civiles y religiosas nacionales a través de una financiación no transparente".

En este sentido, los 27 también se refieren a las fronteras: "Tenemos la obligación de garantizar la seguridad de las personas en Europa en la mayor medida posible. Es importante apoyar, por todos los medios, a las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley en su lucha contra el terrorismo. Para preservar y fortalecer el funcionamiento de Schengen y reforzar nuestras fronteras exteriores tenemos que continuar con la implementación de la legislación europea sobre las nuevas bases de datos y la interoperabilidad de nuestras bases de datos".

La declaración ha sido cerrada después de que los Emmanuel Macron, Angela Merkel y Sebastian Kurz llamaran esta semana a una acción firme de la UE contra el terrorismo, basada en el control de las fronteras exteriores, el endurecimiento de las condiciones para el asilo y la revisión de las reglas del espacio sin fronteras Schengen.

El texto es mucho más que una declaración política, como reconoce el Gobierno español, y anticipa debates dentro de la UE para para reforzar la seguridad y que el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, prevé llevar al Consejo Europeo de jefes de Estado y de Gobierno en diciembre.

Etiquetas
Publicado el
13 de noviembre de 2020 - 18:44 h

Descubre nuestras apps

stats