La UE pospone la entrada de Rumanía y Bulgaria en el espacio Schengen por el veto de Holanda y Austria

Reunión de los ministros de Interior de la UE.

Irene Castro

Bruselas —

1

El espacio Schengen crece, a medias. Los ministros de Interior de la UE han dado luz verde a la incorporación de Croacia a la libre circulación europea a partir del 1 de enero, pero Rumanía y Bulgaria se quedan por ahora fuera por el veto de Austria y Holanda.

Croacia ha recibido la unanimidad de los Veintisiete para entrar en Schengen. Austria se ha opuesto, sin embargo, a la ampliación con Bulgaria y Rumanía con el argumento de que es un momento complicado por los movimientos migratorios en la zona. A esa posición se ha sumado Países Bajos, que estaba dispuesto a aceptar la unión de Rumanía.

El ministro de Interior de la República Checa,  Vít Rakušan, a quien corresponde la presidencia rotatoria del Consejo y por tanto pilota los debates, ha lamentado el fracaso. “Para nosotros se trataba de una prioridad fundamental”, ha admitido a la salida de la reunión, que se ha prolongado durante varias horas: “Valoramos muy positivamente los esfuerzos de esos dos país, han hecho todo lo que se les ha pedido, la cooperación ha sido excelente. Lamentamos lo que ha ocurrido”.

En esa misma línea se ha pronunciado la Comisaria Europea de Interior, Ylva Johansson que ha asegurado que los dos países cumplen los requisitos necesarios. Tanto ella como la vicepresidenta comunitaria de Promoción de nuestro Modo de Vida Europeo, Margaritis Schinas, habían advertido de que vetar a Bulgaria y Rumanía supondría un acto de “discriminación”. “Es un mito y es injusto proyectar el argumento de que el cambio de la ampliación consiste en menos controles. Se trata de más controles y mejores controles”, aseguró Schinas el lunes.

“Hoy hemos perdido la UE y esperemos que reconsideren los dos países que han puesto el veto y volvamos todos al acerbo de la Unión, que nos hace mucho mejores”, ha expresado el ministro español Fernando Grande-Marlaska, que ha tachado el resultado de “decepcionante” dado que Rumanía y Bulgaria habían hecho los deberes. “Lo merecían porque llevan once años cumpliendo todos los requisitos, superando todas las evaluaciones, con el visto bueno de la Comisión, con el visto bueno de 25 de los 27 países”, ha dicho Marlaska, que ha avisado de que la situación pone en riesgo la “confianza” entre los socios europeos. 

Con la incorporación de Croacia, el espacio Schengen estará formado por 23 países de la UE (quedan fuera Bulgaria, Chipre, Irlanda, y Rumanía) y cuatro de fuera de la UE (Liechtenstein, Islandia, Noruega y Suiza).

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats