eldiario.es

Menú

La Sociedad Económica solicita que el médico Gregorio Acosta Pulido sea nombrado Hijo Predilecto de La Palma

Considera que es “uno de los médicos referenciales de la Isla tanto por su indiscutible eficiencia como por su generosa y dilatada entrega profesional”.

- PUBLICIDAD -

La Real Sociedad Económica de Amigos del País de Santa Cruz de La Palma, que preside Luis Martín Herrera, solicita al Cabildo Insular de La Palma que “instruya el correspondiente expediente con el fin de que se otorgue el título de Hijo Predilecto de la Isla al médico Don Gregorio Acosta Pulido”. 

Recuerda que “varias generaciones de palmeros han conocido al médico Gregorio Acosta Pulido, y tomando notas del libro La Sanidad en el Valle de Aridane de Oswaldo Izquierdo Dorta, Don Gregorio nació en Argual, en Los Llanos de Aridane, el 25 de febrero de 1932. Estudió medicina en Cádiz durante tres años y culminó sus estudios en Madrid en el año 1957. Realizó las especialidades de Aparato Digestivo, durante la mañana y la de Anestesia, por las tardes y las noches, en la Fundación Jiménez Díaz, entre los años 1958 y 1960”.  

“En el año 1961, abrió consulta particular en Los Llanos de Aridane e instaló los más modernos aparatos de Rayos X del momento y para estar al día, cambió en tres ocasiones. Hasta 1962 no había plaza de anestesista en la isla de La Palma, creándose este año una de adjunto al servicio de Santa Cruz de Tenerife. En 1965, mediante oposiciones ganó brillantemente la plaza de adjunto titular y posteriormente la de jefe de sección hasta 1992, fecha en la que pidió la excedencia en el Hospital de Las Nieves. Paralelamente, fue jefe de sección de anestesia del Hospital de Nuestra Señora de Los Dolores desde 1964 hasta 2002 y director de ese mismo hospital desde 1992 hasta 2002, fecha de su jubilación.

También ejerció como anestesista en la Clínica de Los Dos Pinos, en El Paso y en la Clínica Nuestra Señora de los Remedios, en Los Llanos de Aridane”, relatan.  

“Durante dieciocho años fue el único anestesista de La Palma por lo que estuvo a completa disposición, las veinticuatro horas de cada día, de las operaciones previstas y no previstas que podían surgir. Hacía el recorrido de ida y vuelta a Santa Cruz de La Palma por la carretera del sur, por Fuencaliente. Con frecuencia y con ocasión de urgencia médica, era detenido por la Guardia Civil de Mazo o la de Fuencaliente, para que regresara a uno de los centros hospitalarios para una operación imprevista”, aseguran.  

“El número de quirófanos en ese periodo eran ocho, distribuidos uno en el Hospital de Dolores, tres en el Hospital de Las Nieves, uno en el Sanatorio Antituberculoso de Mirca, uno en la Clínica Camacho, uno en la Clínica de Nuestra Señora de Los Remedios y otro en la Clínica de Los Dos Pinos”, detallan. 

“Es uno de los médicos referenciales de la isla de La Palma, tanto por su indiscutible eficiencia como por su generosa y dilatada entrega profesional”, afirman, y por ello solicitan su nombramiento como Hijo Predilecto de La Palma.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha