eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Susana, Edu y ocho apellidos vascos

Todo apunta a que una de Sevilla y uno de Bilbao se jugarán el liderazgo del PSOE para los próximos años

Ambos se conocen desde las juventudes socialistas y, hasta su pugna por la dirección del PSOE, se tenían aprecio personal

Madina se presentará si votan todos los militantes y avisa a los 'barones': El futuro no pertenece "a unos pocos"

Eduardo Madina atiende a un numeroso grupo de periodistas en el Congreso.

Más de Sevilla y más andaluza que Susana Díaz no se puede ser. Se nota que lo lleva en los genes y está impregnada de su andalucismo en todas sus actuaciones públicas. ¡Y a mucha honra!

Eduardo Madina es de Bilbao. Él mismo diría que con decir eso ya no hay que añadir más. 

Cualquiera diría que la película que estos días desvela al PSOE ha sido guionizada por los creadores de Ocho apellidos vascos. Entre ambos está la cosa y, al igual que en la película, por ahora las posturas están muy lejanas entre ambos. Quién sabe que han preparado los guionistas para el final de este argumento. 

Ambos se conocen desde que militaban en las Juventudes Socialistas. Susana siempre se ha entregado en cuerpo y alma al partido, Madina, en su juventud, compaginaba más su actividad en el PSOE con el deporte y los estudios. Además, ambos se tienen aprecio personal, al menos hasta ahora, y los dos tienen otra gran ventaja que, según los analistas políticos, es importante: se les identifica por su nombre. 

Pero si el lunes la Ejecutiva decide finalmente ir a un congreso abierto, de un militante, un voto, la sevillana y el vasco se van a tener que enfrentar y no está claro quién de los dos puede ser el más votado. 

Madina ha prometido una campaña limpia. Se limitará a presentar sus propuestas y en ningún momento arremeterá contra sus adversarios. Susana tiene fama de "killer" en política, pero se equivocaría si juega a arremeter contra sus rivales. A la andaluza le pesará en el proceso el peso institucional del cargo que ostenta.  

El diputado vasco juega con la baza de la frescura, la novedad, un discurso ideológico muy armado y lo más importante: está en el Parlamento. 

Susana Díaz parece tener a casi todo el aparato a su favor -lo que en estos tiempos no se sabe ya si es positivo-, y tiene liderazgo y fuerza política. Pero, sobre todo, su fortaleza está en que dirige la federación más importante del PSOE. 

Y otro factor a tener en cuenta. Si la andaluza decide ir a la competición, se juega mucho más que su contrincante. A Madina, por el contrario, una derrota no le supondría apenas ningún coste político. 

Es cierto que también está queriendo presentarse Pedro Sánchez, que Carme Chacón, aunque se ha diluido, y va con el discurso de las primarias primero no se sabe qué va a hacer y, posiblemente, saldrán otros aspirantes por el bajo número de avales que se necesitan para presentarse. 

Lo que queda del PSOE se lo van a jugar una sevillana y uno de Bilbao.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha