eldiario.es

9
Menú

El Gobierno de Carmena propone catalogar todos los pisos en alquiler por metros y situación para bajar los precios

El Ayuntamiento de Madrid prepara un índice de precios para fijar topes en los alquileres de todos los inmuebles en un año

El Gobierno del PSOE y Unidos Podemos acordaron en los presupuestos que los ayuntamientos limiten las subidas de alquileres

El Consistorio de la capital establecerá un precio máximo en las rentas en función de las características de cada vivienda

- PUBLICIDAD -
La subida del alquiler dispara las alarmas en Madrid

La subida del alquiler dispara las alarmas en Madrid EFE

El Ayuntamiento de Madrid gobernado por Manuela Carmena propone catalogar todas las viviendas en alquiler de la capital en función de "criterios objetivos" tales como sus metros, localización, estado y otros aspectos en un listado que luego determinará el precio máximo de renta para cada piso. 

El Ejecutivo de Ahora Madrid llevaba meses demandando competencias para regular los precios de los arrendamientos que se han disparado en toda la ciudad por la proliferación de los pisos turísticos, el aumento de la demanda y la escasa oferta. Ahora, si el acuerdo entre el Gobierno socialista y Unidos Podemos anunciado el jueves consigue superar el trámite parlamentario, las corporaciones locales podrán regular y limitar las subidas abusivas de precios de los alquileres.

Ante este anuncio, que pasa por una reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos y que por tanto debe seguir toda la tramitación parlamentaria hasta su aprobación, el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible del Consistorio, José Manuel Calvo, ha planteado su proyecto dentro del Ejecutivo de Carmena para rebajar las rentas. "En este Ayuntamiento nos ponemos a trabajar ya para establecer el marco regulatorio y he dado la instrucción hoy para que se inicie la contratación de una asistencia técnica para elaborar en Madrid por primera vez un índice de los precios de la vivienda con parámetros objetivos que nos permita establecer topes", explicó el edil en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno del pasado jueves.

En declaraciones a eldiario.es ahora explica en qué consiste su plan, en el que lleva trabajando desde su época de universitario.

Este índice determinará un precio máximo en función de una calificación de 0 a 10 que reciba cada vivienda bajo unos "criterios objetivos y cuantificables" que, asegura Calvo, deben ser "cuantos más mejor". El edil defiende que se incluyan parámetros objetivos como el total de metros cuadrados de la vivienda: su estado (si ha sido reformada o no), la antigüedad del edificio, la conservación de su fachada, si cumple con la normativa de accesibilidad o la proximidad a un transporte público, entre otros.

"Siempre hemos dicho que queremos regular los precios para establecer unos topes a los precios de la vivienda", indica Calvo a eldiario.es. "Haremos un índice de precios para establecer una horquilla que tienen que tener las viviendas de alquiler en función de sus características", señala. El delegado de Urbanismo confirma además que se establecerá un precio máximo para el alquiler.

Otros ejemplos: Barcelona o Berlín

Será la primera vez que Madrid elabore un índice de precios, aunque no será la primera ciudad española en establecer uno. El Ayuntamiento de Barcelona liderado por Ada Colau ya lo tiene, pero se ha limitado a determinar los precios por zonas. Un criterio que para el concejal madrileño es "insuficiente" y puede generar "distorsiones". A su juicio, es necesario valorar "una a una" las viviendas. La idea de Calvo a largo plazo es que, para que el sistema de catalogar uno a uno cada inmueble "sea sostenible", tendrán que ser los propios arrendatarios los que valoren su piso tras cumplimentar un cuestionario que elaborará el Ayuntamiento. "Si no lo hacen de forma objetiva podrán ser sancionados", explica Calvo para posibles fraudes a este sistema. 

El índice de precios que propone el concejal es parecido al que se aplica en ciudades como Berlín que determina un precio recomendado por metro cuadrado teniendo en cuenta la superficie de la vivienda, su estado (con tres grados de mejor a peor) y la antigüedad del edificio. Pero este índice no es vinculante, ya que los caseros pueden seguirlo o no, aunque los jueces lo tienen en cuenta cuando un inquilino denuncia un incremento abusivo por parte de su casero. El Gobierno berlinés aplica además una ley aprobada en el Parlamento federal que establece que la renta de los contratos firmados a partir de su entrada en vigor no pueden desviarse más de un 10% de lo que pide la media de los pisos similares en la misma zona.

En cuanto a la fecha en la que los madrileños dispondrán de ese índice de precios, el edil fija como mínimo un año antes de tenerlo elaborado, a finales de 2019. Por tanto, no estaría terminado en esta legislatura y los trabajos los heredaría el nuevo gobierno que sea elegido en las elecciones municipales del próximo mayo. La idea de Calvo es que el índice esté finalizado antes de que se termine el proceso de modificación de la ley de arrendamientos urbanos a la que le espera un largo trámite en el Congreso. Por eso, para el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid "es necesario" que el Gobierno de Pedro Sánchez apruebe una moratoria de un año que impida que los alquileres de la capital puedan subir más allá del IPC.

A falta de datos oficiales, los portales Idealista y Fotocasa publican sus propios informes sobre la evolución del precio del alquiler. En Madrid, la subida durante el primer del año ha sido de un 2,7%, lo que sitúa el precio del metro cuadrado en la capital en 15,9 euros (un 7,8% más que hace un año). Los distritos de Centro, Chamberí y Chamartín superan esa media y se han disparado durante los últimos ejercicios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha