La portada de mañana
Acceder
Madrid, a la cabeza de contagios y a rebufo en las medidas frente a los rebrotes
Lo que sabemos y no sabemos que ocurrió antes de la explosión en Beirut
Opinión - Monarquía: España ante el espejo, por Jesús Cintora

Almeida y Ayuso ultiman un acuerdo para promocionar los toros y recuperar la escuela a la que Carmena retiró la subvención

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso.

El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid ultiman un convenio para "promocionar" la tauromaquia y recuperar la escuela de aprendices a la que la corporación de Manuela Carmena retiró la subvención municipal directa, según ha anunciado la concejala de Cultura y Turismo, Andrea Levy, en la comisión del ramo. El plan de las dos administraciones es convertir La Venta del Batán en la Escuela de Tauromaquia de Madrid, unificando las escuelas municipal y autonómica –esta última, llamada José Cubero 'Yiyo', impulsada por Cristina Cifuentes tras la retirada de ayudas públicas de Carmena– en una sola. Además, el protocolo de colaboración incluye el empuje a los toros desde las instituciones madrileñas, que los cargos públicos de Madrid vuelvan a ir a las Ventas y a otros actos relacionados con la tauromaquia, y el regreso de los premios de San Isidro.

En noviembre, el alcalde capitalino, José Luis Martínez-Almeida, anunció que los alumnos de la escuela municipal Marcial Lalanda volverían a practicar sus quiebros con reses vivas. Con esta primera medida, el Gobierno municipal abría el camino a un cambio radical en las políticas públicas relacionadas con el sector taurino. Desde hace años, los alumnos practicaban con carretones con cabeza de astado. Con el convenio de colaboración que está a punto de firmarse, las dos administraciones de PP y Ciudadanos apuntalan el viraje hacia el blindaje y el "apoyo total" a los toros como "manifestación del patrimonio cultural" madrileño. La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ya dio cuenta también de este nuevo rumbo al anunciar una corrida benéfica para homenajear a los sanitarios después de verano.

El líder nacional del PP, Pablo Casado, prometió en la última campaña electoral nacional que impulsaría leyes autonómicas para defender los toros si llegaba a La Moncloa. No lo logró pero dos meses después, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, selló en los acuerdos firmados con Ciudadanos y con Vox varias medidas para dar respaldo institucional y económico a las corridas y los premios taurinos, en declive en toda España. 

Entre 2007 y 2018, la caída de la celebración de estos festejos en plazas alcanza el 58%, según datos del Ministerio de Cultura. Madrid, sin embargo, es la segunda comunidad que más corridas de toros celebró en 2018 y forma parte de las cuatro autonomías (junto a Andalucía, Castilla y León y Castilla-La Mancha) que concentran el 77,9% de los festejos taurinos en España. 

En la ciudad, los compromisos adquiridos por el PP con su socio de gobierno (Ciudadanos) y el potencial (Vox) son prácticamente calcados: la “recuperación” de la escuela Marcial Lalanda, a la que la exalcaldesa le retiró la subvención municipal, la “declaración de las Fiestas de San Isidro como Bien de Interés Cultural” y el impulso de la Feria de San Isidro como “acontecimiento de especial significación ciudadana”.

El Gobierno de Cristina Cifuentes creó la escuela José Cubero Yiyo en febrero del 2016, después de que desapareciese el consorcio que formaba junto al Ayuntamiento de Madrid para gestionar la escuela Marcial Lalanda, a la que el Ejecutivo de Manuela Carmena retiró la subvención nominativa (sin concurso público) de 60.000 euros. Ambas instituciones financiaban de forma conjunta este recurso, la Comunidad aportó 39.780 euros anuales en 2014 y 2013, 61.200 euros en 2012 o 72.000 euros el 2011 y 2010. El nuevo centro formativo taurino dependiente del Ejecutivo regional se instaló en la plaza de toros de Las Ventas y se adscribió al Centro de Asuntos Taurinos. Según anunciaron desde el Gobierno de Cifuentes, esta escuela se creó para facilitar "el nacimiento de nuevos valores que contribuyan a su pervivencia [de las fiestas de toros] y engrandecimiento", así como para ayudar "a los aspirantes a formarse como toreros en sus diversas formas".

Ahora, este centro desaparece para integrarse en la nueva Escuela de Tauromaquia que pondrá en marcha el Ayuntamiento de Madrid en las instalaciones de La Venta del Batán. Tras el verano, explican desde Cultura, se producirá el traslado de la escuela autonómica a las dependencias municipales "hasta que que se firme el convenio entre ambas administraciones y se concrete una fórmula de gestión compartida de una sola escuela que elimine la duplicidad ahora existente".

El Consistorio está haciendo inspecciones para "tener una foto real" del estado del espacio y prevé aprobar una licitación para hacer obras de "rehabilitación integral". La escuela será entregada a un tercero para la explotación "de las instalaciones como escuela taurina" y, además, "centro de exhibición y difusión de la tauromaquia", según una nota de prensa remitida por el área de Cultura. El equipo de Martínez-Almeida pretende, además, que estas dependencias cuelguen directamente de Cultura y no de Madrid Destino, como hasta ahora. Para ello, deben elevar al Pleno una propuesta para modificar el acuerdo que atribuyó la gestión directa de la escuela Marcial Lalanda a la empresa municipal.

Etiquetas
Publicado el
14 de julio de 2020 - 11:24 h

Descubre nuestras apps

stats