La portada de mañana
Acceder
La crisis de Gobierno y las vacaciones frenan negociaciones clave
Mascarilla en exteriores: una medida más cosmética que útil para atajar la quinta ola
La crisis climática empuja a más mujeres a migrar

Ayuso pone Telemadrid en manos de José Antonio Sánchez, el responsable del ERE que despidió al 74% de su plantilla

José Antonio Sánchez en una imagen de archivo

El expresidente de RTVE José Antonio Sánchez ha sido nombrado este miércoles por el Consejo de Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso administrador provisional de Telemadrid, después de que el Pleno de la Asamblea regional aprobara la ley para controlar el ente público con los votos de PP y la abstención de Vox. Su nombramiento debe ser ratificado en el Pleno regional, que con la mayoría de la derecha saldrá adelante sin problemas. "Esa ratificación se llevará al primer Pleno que sea posible", ha indicado el Gobierno, que estima que sea en septiembre.

Sánchez es un viejo conocido de la cadena pública. Ya ocupó la dirección general del ente público al que ahora regresa. Al frente de Telemadrid fue el encargado de llevar a cabo el ERE que despidió al 74% de la plantilla. El expediente de regulación de empleo afectó a 860 personas de una plantilla total de 1.169. "Es verdad que José Antonio Sánchez ejecutó el ERE pero se nos ha olvidado lo que era España en 2012, en ese contexto se tomó esa decisión", ha asegurado el portavoz del Gobierno, Enrique Ossorio.

Fue en 2013 bajo el mandato de José Antonio Sánchez que ahora regresará a la televisión pública para sustituir a José Pablo López, nombrado en 2017 con una amplia mayoría de la Asamblea de Madrid: PP, Ciudadanos y PSOE votaron a favor de su nombramiento que pretendía despolitizar la cadena pública tras los oscuros años de los gobiernos de Esperanza Aguirre. Podemos se abstuvo.

Ahora Sánchez, un afín declarado del PP, regresa a Telemadrid, ha adelantado el Mundo y confirmado elDiario.es. Pero entre una etapa y otra, también fue expresidente de RTVE. El periodista onubense que el próximo 22 de julio cumplirá 68 años, llegó por segunda vez al cargo de presidente de televisión española en octubre de 2014, en sustitución de Leopoldo González Echenique, rodeado de polémica.Durante su paso dejó en la hemeroteca extravagantes declaraciones, muchas de ellas lanzadas en el Parlamento a la oposición en tono chulesco y retador.

Su nombre apareció en los papeles de Bárcenas certificando que había cobrado del PP como "asesor" cuando ejercía de corresponsal parlamentario de ABC en la etapa de Luis María Ansón. No es ningún secreto que su trayectoria siempre ha estado vinculada al PP. En julio de 2002 fue nombrado, a propuesta del Gobierno de José María Aznar, Director General de Radiotelevisión Española, un cargo que ostentó hasta las elecciones generales de 2004. "Voto al PP y seguiré votando al PP. A quién no he votado nunca ni voy votar en mi vida es a Izquierda Unida", dijo en junio de 2015 en una de sus comparecencias en el Congreso como presidente de RTVE.

El objetivo: controlar Telemadrid

La ley de modificación de Telemadrid aprobada el pasado jueves ha sido la primera ley de la nueva era de Ayuso. La presentaba hace tres semanas el Partido Popular y como tenían previsto –gozan en solitario de la mayoría en la Mesa de la Asamblea– llegó al primer pleno de la legislatura.  El nuevo proyecto legislativo suponía de facto la salida de su director, José Pablo López, desde la entrada en vigor de la norma. El Gobierno regional puede nombrar a un administrador provisional sin límite de tiempo y que solo bastará ser ratificado por la mitad de los diputados, y no por una mayoría reforzada de dos tercios.

Tumbar a la actual cúpula del ente público era el objetivo principal de la reforma impulsada por Ayuso, a juzgar por su redacción. La proposición de ley establece la limitación del mandato a cuatro años, frente a los seis actuales, y con carácter retroactivo, por lo que el cambio de López será inminente al haberse cumplido ya ese plazo.

La norma registrada por el PP introduce además otra modificación para la elección del Consejo de Administración del ente. Hasta ahora era elegido por la Asamblea de Madrid y por profesionales del sector. Estos últimos elegían a cinco de los nueve que lo componen. Con la reforma presentada por el PP quedará en manos exclusivamente de los grupos parlamentarios la elección del consejo, para lo que PP y Vox suman una amplia mayoría con 78 de los 136 diputados que forman el arco parlamentario. El control de la derecha también aquí será absoluto.

La presidenta madrileña mantenía un duro enfrentamiento con el ente desde antes de su investidura en agosto de 2019. Pocos meses después de llegar a la Puerta del Sol –sede del Gobierno regional– llegó a declarar que era "la única presidenta" que tenía "una televisión que le es crítica". También dijo que ya no era "un servicio público". 

Etiquetas
Publicado el
13 de julio de 2021 - 22:32 h

Descubre nuestras apps

stats