Ayuso y sus socios de Ciudadanos chocan en todo durante la gestión del coronavirus

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, habla con un militar de la Unidad Militar del Ejército durante la clausura de la morgue del Palacio de Hielo de Majadahonda.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha vuelto a plantarse frente a su socio de Gobierno, Ciudadanos. La dirigente del PP desautorizaba este miércoles la propuesta de su vicepresidente, Ignacio Aguado, de pedir al Ejecutivo de Pedro Sánchez dejar salir a los niños menores de 14 años durante el confinamiento.

Las dos semanas de choques con Ciudadanos que llevaron a Ayuso a hacerse con el control de las residencias

Las dos semanas de choques con Ciudadanos que llevaron a Ayuso a hacerse con el control de las residencias

El nuevo golpe de mano de Díaz Ayuso llegaba después de que varios miembros del PP también planteasen esta opción, entre ellos el presidente del partido, Pablo Casado. Pero, sobre todo, después de que Aguado y otro consejero de Ciudadanos criticasen públicamente la gestión de la presidenta autonómica en las residencias de mayores durante la crisis del coronavirus, que ya se ha cobrado la vida de 6.056 ancianos desde el 8 de marzo al 14 de abril: 4.953 de ellos fueron diagnosticados con coronavirus o presentaron síntomas compatibles con la enfermedad.

Los choques internos, evidenciados en público, se han vuelto una constante entre la presidenta y Ciudadanos. La distancia ya no es solo social entre los socios de Gobierno desde que se decretase el estado de alarma y la crisis por la COVID-19 ha agravado las tensiones en unas relaciones ya mermadas antes de la emergencia sanitaria.

La prueba más clara del pulso que mantienen los socios en el Ejecutivo madrileño se produjo el pasado 26 de marzo cuando la presidenta madrileña decidió retirarle las competencias de los geriátricos al consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, para transferírselas al de Sanidad, del Partido Popular.

Mientras el entorno de la presidenta lo achacaba al "descontento" por la mala gestión de Reyero, en Ciudadanos lamentaban que se había producido el mismo día que su consejería había hecho pública la cifra de muertos en estos centros, entonces 1.065, una cifra que se había mantenido oculta pese a la gravedad de la situación que ya había estallado en los medios de comunicación.

Las muertes en las residencias de ancianos no han dejado de multiplicarse desde entonces –hasta los 6.056 fallecidos contabilizados a fecha de 14 de abril–. Un aumento que provocaba los reproches del consejero de Políticas Sociales al "mando único" decretado por la presidenta regional. Reyero lamentaba, en una entrevista en la Cadena Ser, que las residencias de mayores en la región siguieran sin estar medicalizadas, pese a que así lo anunció el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el 12 de marzo.

El consejero de Políticas Sociales, de Ciudadanos, se preguntaba cómo se podía estar hablando de "repliegue" sanitario o se enviaban refuerzos a otras comunidades autónomas teniendo en cuenta la situación crítica en la que todavía se encuentran estos centros, con centenares de infectados, una población especialmente vulnerable.

"No entiendo que se hable de repliegue sanitario y no se utilice a esas personas en residencias. Soy partidario de la solidaridad entre territorios, pero que vaya el Samur a Castilla y León y no se utilicen esas personas en residencias... Hay un tema de competencias entre el Ayuntamiento y la Comunidad que tenemos que resolver", reprochaba Reyero.

El vicepresidente del Gobierno, Ignacio Aguado, respaldaba este miércoles las palabras de su consejero y reclamaba que se le escuchase en la toma de decisiones porque "es el que mejor que sabe lo que pasa". "No se puede desaprovechar ni una mano de sanitarios", incidía Aguado en una entrevista en Onda Madrid sobre las declaraciones vertidas por Reyero.

¿Deben salir los niños durante el confinamiento?

Las palabras de Aguado se producían antes de que la presidenta regional tumbase después su propuesta de llevar a la conferencia de presidentes con Pedro Sánchez del domingo que los niños menores de 14 años puedan salir a dar un paseo durante el confinamiento. Ciudadanos proponía que fueran acompañados de un adulto durante una hora al día, sin alejarse más de un kilómetro de sus domicilios. Aguado no ha querido detallar los detalles de este rechazo amparándose en que las deliberaciones del Consejo de Gobierno son secretas.

Era el consejero de Sanidad en una entrevista en Telemadrid quien explicaba después que esta decisión tenía que "venir avalada por la Dirección General de Salud Pública". Ruiz Escudero aseguraba que "entiende la preocupación por los niños" pero que con los datos asistenciales actuales estas propuestas tenían que ser "muy meditadas y avaladas por los expertos". El consejero recordaba que aunque el comportamiento clínico del coronavirus es "bastante favorable" en niños, estos son "vectores en la transmisión de la enfermedad".

"La Consejería de Sanidad está para salvar vidas y cualquier medida debe ser rigurosa y estar avalada por estudios", insistían después desde el Gobierno regional, que recordaba que Madrid "ha estado y está en el foco de la epidemia, y que la densidad de población de Madrid capital y de muchos de sus municipios es también un factor importante".

"Por el momento no hay datos epidemiológicos que avalen esta medida. Poner en marcha algo así debe venir de la mano de un estudio. Por eso, la Comunidad de Madrid ya ha comenzado a trabajar con un grupo de expertos para analizar el virus, cómo estamos, cómo evoluciona", añadían.

Aguado aseguraba no obstante que seguirá defendiendo la propuesta: "España es uno de los pocos países que está siendo tan estricto con el confinamiento de menores, lo que entiendo que hay que hacer a partir del 26 de abril es empezar a levantar la mano, siempre con control y con garantías", lamentaba Aguado.

Esta discrepancia en el Gobierno regional se produce después de que el líder del PP, Pablo Casado, se inclinase por esa misma propuesta hace unos días en una en una entrevista en ABC. "Los millones de familias que les tenemos sabemos que estos pequeños héroes se suben ya por las paredes y necesitan algo de respiro", escribió Casado en su cuenta de Twitter. También la defienden otros dirigentes del PP como el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, o el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Aguado trataba de restar importancia a las diferencias internas y aseguraba que son "dos partidos que forman una coalición". "Debatimos los asuntos, llegamos a acuerdos y los ponemos en marcha. Todos los consejeros tienen la misma importancia y todos aportan. En esto estamos, en un único barco", sostenía mientras los reproches en público no dejan de crecer.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats