La comisión de investigación sobre el supuesto espionaje a Ayuso empieza con la oposición enzarzada

El alcalde de Madrid, Jose Luis Martínez-Almeida.

Carmen Moraga


5

La comisión de investigación sobre el supuesto espionaje realizado desde el Ayuntamiento de Madrid a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha echado este lunes a andar en Cibeles entre un cruce de reproches de los grupos municipales a cuenta de la primera decisión: el nombre de la persona que la presidirá. Al final, y pese a que en un principio Más Madrid y PSOE rechazaron esa posibilidad, será Santiago Saura, de Ciudadanos, quien dirigirá los trabajos a lo largo de los próximos dos meses –prorrogables a otro más–, que es el tiempo que se ha estipulado ya para su desarrollo.

La vicepresidencia la ocupará la concejala de Más Madrid, Cuca Sánchez Álvarez, y la vicepresidencia segunda el socialista Ramón Silva. El acuerdo llegó antes de iniciarse esta mañana la reunión de todos los portavoces con el presidente del Pleno, Borja Fanjul, y después de que el grupo de Rita Maestre decidiera retira su propia candidatura para este puesto “en aras del consenso”. Ni Vox ni el Grupo Mixto –que optó también por presidirla– han apoyado la propuesta que finalmente ha salido adelante.

La constitución de este órgano no permanente del Ayuntamiento ha sido breve y ha quedado con el siguiente reparto: Más Madrid, como grupo mayoritario de la  oposición, tendrá 4 miembros; el PP otros 4; Ciudadanos, 3; el PSOE, 2; y Vox y el Grupo Mixto  tendrán uno cada uno. El voto será ponderado.

Este acuerdo inesperado entre el principal grupo de la oposición, los socialistas y los socios del Gobierno de Almeida, ha provocado un gran enfado del Grupo Mixto de Recupera Madrid -los escindidos de Más Madrid-. Marta Higueras, la portavoz de los únicos tres ediles que le queda a este grupo tras la dimisión de Felipe Llamas, que también se había postulado para ese cargo, ha acusado a las tres partidos de haber cerrado ese reparto “bajo la mesa”, “entregando la presidencia a Ciudadanos a cambio de dos vicepresidencias y de dejar al Grupo Mixto fuera, precisamente el impulsor de la Comisión y el único en solicitar una moción de censura”.

Lo cierto es que en las declaraciones posteriores a la Junta de Portavoces del pasado jueves ninguno de los grupos secundó abiertamente la idea de que Ciudadanos liderara la comisión, y todos vieron más razonable que fuera un grupo de la oposición el que la presidiera, como suele ocurrir con este tipo de órganos.

De hecho, Higueras así lo ha recordado a pesar del empeño de la vicealcaldesa, Begoña Villacís, que apostó desde el principio por ocupar la presidencia de este órgano porque, en su opinión, se trata de investigar un caso relacionado con el PP, y no con el Gobierno de coalición. Tras aquella reunión tanto Más Madrid como el PSOE se opusieron a ello por lo que cree que entonces estaban haciendo “un paripé”.

Sin embargo, los dos grupos de la izquierda han asumido ahora que era mejor ceder ante Ciudadanos que enzarzarse en discusiones, peleas y bloqueos. Rita Maestre, portavoz del principal partido de la oposición, así lo señalaba a la salida de la reunión de este lunes, justificando su renuncia a optar por el cargo. “Creo que hemos hecho un ejercicio, casi todos hoy en esta sala, para que la comisión salga adelante”. “Que salga adelante desde luego no tiene que ver con una pelea de nombres, de partidos, sino que la comisión sirva para esclarecer lo que ha pasado en el Ayuntamiento de Madrid. Por eso esta apuesta firme para que la comisión funcione, en la que todos vamos a tener que comprometernos y va a quedar muy claro quién está del lado de la transparencia y de la búsqueda de la verdad”, ha agregado.

Por su parte, el PSOE ha advertido de que Ciudadanos “tendrá que demostrar ahora si está en el lado de la verdad o en el de blanquear a Almeida”. La portavoz de este grupo, Mar Espinar, señalaba que espera que de esta forma “se logre un formato que permita ver si Ciudadanos perdona que el PP esté haciendo lo posible para que no se sepa la verdad”. Según la edil socialista, “el PP no está poniendo las cosas fáciles” a la hora de organizar el funcionamiento de la Comisión, por lo que retan a sus socios a controlar que no pongan vetos a los comparecientes.

Ciudadanos no ha tardado en mostrar su satisfacción por este acuerdo. “Todo ha caído por su propio peso” y “ha imperado el sentido común”, ha dicho el delegado de Desarrollo Urbano y vicepresidente de la EMVS, Mariano Fuentes. Poco después, en un acto que ha tenido lugar prácticamente a la vez que la sesión constitutiva de la comisión, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha alegado que su grupo ha apoyado a Ciudadanos porque la oposición no se ha puesto “de acuerdo” en presentar un candidato “de consenso”, al tiempo que ha reconocido que no le es fácil encarar esta comisión, aunque lo hace con la “tranquilidad” de haber dicho “la verdad” desde el primer momento.

Vox, como ha estado haciendo hasta ahora, no se ha querido implicar demasiado y se han abstenido en los nombramientos de estos cargos. No obstante, su portavoz en estos trabajos, Pedro Fernández, ha reiterado que creen que “una parte integrante del equipo de Gobierno debería estar invalidada para ser juez y parte”. El edil de la extrema derecha ha anunciado que participará en los trabajos pero bajo el principio de “la defensa de la presunción de inocencia” y que este foro no se convierta en una “caza de brujas”. Tras cargar contra el “consenso progre” que “vuelve a poner un cordón sanitario a Vox”, Fernández ha subrayado ante la prensa que en su formación siguen siendo “coherentes” porque siempre han mantenido que esta comisión “debe dedicarse a investigar si ha habido fondos públicos que se han empleado indebidamente para cuestiones ajenas a la actividad municipal”.

A partir de este momento los grupos se centrarán en cerrar el calendario de comparecencias. La lista de nombres ya está sobre la mesa de la comisión y se oficializarán en breve. Pese a la oposición del PP, según transcurran las reuniones, se podrán añadir o quitar comparecencias, en función de lo que se vaya averiguando. El formato será de pregunta-respuesta a los comparecientes, como fue la comisión de investigación de BiciMAD.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats