Vox obliga a aplazar la aprobación de los presupuestos de Almeida con la amenaza de prorrogar los de Carmena

Las exigencias de Vox posponen los presupuestos en el Ayuntamiento de Madrid y abren la puerta a una prórroga.

PP, Ciudadanos y Vox no han logrado ponerse de acuerdo para aprobar este viernes los primeros presupuestos municipales del Gobierno de José Luis Martínez-Almeida. Tras semanas de intensas negociaciones, las conversaciones se han enrocado definitivamente a pocas horas del pleno previsto para aprobar las cuentas del Ayuntamiento de Madrid. La convocatoria se cae del orden del día y se traslada al próximo lunes, según ha adelantado Europa Press y han confirmado fuentes municipales a eldiario.es. Las exigencias de Vox llevan al límite de los plazos el acuerdo.

El Gobierno de Ayuso y Aguado prorrogará los presupuestos y aplaza sine die sus promesas de rebajas fiscales

El Gobierno de Ayuso y Aguado prorrogará los presupuestos y aplaza sine die sus promesas de rebajas fiscales

A partir de ahora se abre un escenario de incertidumbre: el Ayuntamiento, gobernado por un bipartito del PP y Ciudadanos, ha desistido de convocar el pleno para evitar que el presupuesto preparado, con todas sus enmiendas, se vaya al traste. La hoja de ruta del Gobierno municipal pasa por posponer la votación para dar un balón de oxígeno a la negociación durante el fin de semana. "La intención de este equipo de gobierno es aprobar estos presupuestos y por tanto seguiremos negociando para poder tenerlos", aseguran fuentes del Ayuntamiento de Madrid.

Esta primera cancelación, no obstante, abre la puerta a una posible prórroga de los presupuestos, como ha ocurrido en la Comunidad de Madrid si fracasan las conversaciones en los próximos días. Aunque de momento ninguna parte las da por rotas.

El nudo gordiano del desencuentro entre Vox y el Gobierno son las subvenciones a entidades, feministas, ecologistas, de memoria histórica y vecinales, además de las políticas de participación. La ayuda a la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) es uno de los puntos más polémicos. Vox también exige una rebaja fiscal mayor que la que contemplan las ordenanzas fiscales presentadas en noviembre, y valoradas positivamente entonces por el grupo de extrema derecha. En las enmiendas, Vox no se conforma con la primera bajada al 0,483% y pide que se reduzca el tipo al mínimo legal, 0,4%.

El partido de extrema derecha ya advirtió esta semana que apoyaba el "99%" del presupuesto, pero consideraban inaceptable el 1% restante. Además, exigieron que cinco millones del presupuesto detraído de estas ayudas se destinara a crear unos bonos canjeables de 150 euros mensuales para 3.000 familias vulnerables.

El PP, ante una negociación a dos bandas

Vox da así el primer golpe sobre la mesa para que PP y Ciudadanos acepten sus demandas. Sus cuatro concejales son imprescindibles para sacar adelante las cuentas municipales y quieren hacerlos valer impulsados por los buenos resultados del 10N.

El Partido Popular se enfrenta, por primera vez, a una negociación con dos interlocutores: tiene, por un lado, un acuerdo con Vox que debe cumplir a la vez que negocia con Ciudadanos hasta dónde está dispuesto a ceder con la extrema derecha. Esta situación está complicado mucho un posible acuerdo en las cuentas.

El partido de extrema derecha ya ha empleado en otras ocasiones la estrategia de presionar hasta el último minuto a PP y Ciudadanos. En Andalucía, la formación presentó una enmienda a la totalidad de los presupuestos que fue retirada in extremis. En la Comunidad de Madrid ha sucedido algo similar con las deducciones fiscales. La portavoz de Vox presentó esta semana una enmienda a la totalidad a la bajada de impuestos y al futuro proyecto de ley del Gobierno regional porque "no se recoge con claridad su compromiso con la reducción del gasto político superfluo y se incluyen presupuestariamente los compromisos políticos adquiridos con su formación".

Más Madrid ha reiterado su oferta presupuestaria al Gobierno municipal después de que el Pleno extraordinario de presupuestos se haya aplazado al lunes. La portavoz, Rita Maestre, ha vuelto a poner sobre la mesa en nombre de su grupo la propuesta de seis medidas de mínimos para no tener que "necesitar los votos de la extrema derecha". "Tenemos el compromiso de trabajar por y para toda la ciudadanía", ha explicado la edil del grupo mayoritario de la Corporación.

El PSOE, por su parte, ha criticado las "prisas" del PP al pactar tanto la investidura como los presupuestos con Vox. "En junio el PP llegó a un acuerdo apresurado con Vox para entrar en el gobierno y estamos viendo las consecuencias", ha declarado el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Pepu Hernández.

Etiquetas
Publicado el
19 de diciembre de 2019 - 16:42 h

Descubre nuestras apps

stats