La campaña de HazteOir por el veto parental en un colegio pincha: la Policía los echa y las familias rompen sus folletos

Momento en el que la Policía Municipal de Leganés ha disuelto a Hazte Oír. / SPM

HazteOir pincha en su intento de llevar a la puerta de un colegio público su campaña para "proteger a los niños del adoctrinamiento en ideología de género". La Policía Municipal de Leganés (Madrid) ha impedido su plan: montar una mesa frente a la valla del CEIP Miguel Hernández, situado en esta localidad madrileña. Los agentes les han obligado a alejarse del centro y solo les han permitido repartir sus folletos al otro lado de la calzada. La portada está desactualizada, pide a "Pablo Casado, Santiago Abascal y Albert Rivera que implanten el pin parental en todos los centros educativos".

El PP lleva la polémica del veto parental a Madrid con más controles a los centros ante la "perplejidad" de los profesores

El PP lleva la polémica del veto parental a Madrid con más controles a los centros ante la "perplejidad" de los profesores

La organización ha insistido en continuar el reparto pese a la nula acogida de las familias que salían de recoger a sus niños y niñas. "Eres tú quien tiene el derecho a educarlos y no los activistas ni los políticos", rezan los papeles. Varias madres, padres y abuelos han confrontado verbalmente con los miembros de HazteOir, colocados en línea formando un pasillo, y han roto los folletos que entregaban. "Tírelo a la papelera", ha respondido, descolocada, la primera vez la presidenta de la asociación, Teresa Noblejas. El mismo gesto se ha repetido al menos en otras cinco ocasiones mientras Noblejas pedía a los suyos que no entraran en "discusiones". La Policía Municipal observaba la situación surrealista a unos metros. Otras personas han cogido los papeles sin mediar palabra para después continuar su camino con los niños de la mano. Un par de mujeres se han sumado a la fila para apoyar a los ultracatólicos.

Todos estaban avisados. El alcalde, Santiago Llorente (PSOE), había advertido que los agentes impedirían el reparto de los folletos en base a que la ordenanza municipal prohíbe la distribución de publicidad sin autorización. A mediodía ya había dos patrullas apostadas en las inmediaciones cuyos policías han intervenido de inmediato. Solo les ha dado tiempo a sacar las patas de la mesa. Les han pedido primero la documentación y ellos les han explicado que habían solicitado permiso "hace una semana" para instalar el stand pero no tenían respuesta del Consistorio. Después del episodio, HazteOir ha anunciado que estudiará querellarse contra el alcalde por "prevaricación".

"Hemos venido aquí porque se han quejado algunos padres", justificaba Noblejas para explicar por qué han elegido este lugar para iniciar su campaña. La presidenta, después, ha reducido ese número a uno. Acto seguido, el alcalde de Leganés, Santiago Llorente ha desmentido que haya reclamaciones en el centro. También la responsable de Educación de Comisiones Obreras de Madrid, Isabel Galvín. "No ha habido ni una denuncia. Esto es un hostigamiento a los equipos docentes y a la escuela pública. Son acciones histriónicas que generan alarmas sobre hechos infundados", ha manifestado a las puertas del centro.

Las interacciones entre HazteOir y las familias se suceden a lo largo de esta suerte de pasillo que han formado. "Nada, no me lo dé", "No lo quiero", "¿Hemos vuelto al pleistoceno?". En las caras de las familias se percibe, sobre todo, indiferencia. En algunos casos también perplejidad y enfado. "Este tipo de acciones son peligrosas", dice Irene, madre de Luc, de 11 años, que estudia en un centro aledaño pero pasaba por allí.

Verónica y Rebeca son dos madres que observan atónitas el espectáculo sin acercarse. "Aquí no se adoctrina a nadie. Aquí se da herramientas a nuestros niños para que aprenden a enfrentarse y a identificar la violencia de género o el bullying", dice primero Verónica. Rebeca tiene claro qué quiere para su hija: "Que se abran sus horizontes todo lo posible y después ella elija. Yo quiero que todos tengan las mismas oportunidades, no solo mi hija, tengan los padres que tengan".

HazteOir ha convocado esta acción en un momento álgido de polémica en Madrid. La Consejería de Educación ha empezado a enviar a todos los centros sostenidos con fondos públicos una nueva instrucción que obliga a publicar las programaciones anuales con todas las actividades, también las complementarias.

La orden ha sido recibida con "sorpresa" por los equipos directivos: aseguran que el proyecto se comunica a las familias y en la mayor parte de los centros está publicado en la web porque así obliga la normativa educativa en vigor. Ahora, la novedad es que Educación lo colgará también en la web oficial de la Comunidad de Madrid y exigirá que se adelante su confección a abril.

La medida, según el Gobierno regional, forma parte de los compromisos adquiridos por PP y Ciudadanos con Vox a cambio de recibir sus apoyos para hacer posible la investidura de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, y se ha materializado en la antesala de la aprobación de los presupuestos de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, el partido de extrema derecha continúa exigiendo el veto parental como requisito para sacar adelante las cuentas.

Etiquetas
Publicado el
4 de febrero de 2020 - 15:30 h

Descubre nuestras apps

stats