Coronavirus

Madrid reconoce que dispone de miles de dosis de vacunas que no pondrá en Semana Santa a mayores de 80 años porque las guarda por "seguridad"

Una sanitaria prepara una dosis de una vacuna contra la COVID-19

La Comunidad de Madrid presumía este miércoles en redes sociales de que "la vacunación en los centros de salud se ha incrementado durante esta semana" hasta administrar "57.509 dosis a mayores de 80 años, agotando todas las vacunas posibles hasta nuevas dosis". Una cifra que no concuerda con las dosis entregadas por Sanidad este lunes que, según el protocolo de vacunación, estarían destinadas de manera prioritaria a ese grupo de edad: 85.410 de Pfizer y 50.900 de Moderna. En total, 136.310 pinchazos de los que la Consejería de Salud solo ha inoculado 57.509, mientras cierra los centros de salud, donde se inmuniza a los mayores de 80 años, durante los días festivos de Semana Santa y mantiene abierto el Wanda Metropolitano y el Zendal para comenzar a pinchar con AstraZeneca a personas de entre 60 y 65.

Qué está pasando en India y por qué es tan importante para la vacunación mundial

Qué está pasando en India y por qué es tan importante para la vacunación mundial

Desde la consejería de Sanidad de Isabel Díaz Ayuso indican que los sueros que se administran en los ambulatorios son los de Pfizer y que la estrategia de vacunación de la Comunidad contempla retener un stock de alrededor de 25.000 dosis "por seguridad". De esta forma, desde el lunes Madrid ha inyectado tan solo el 67,3% de las vacunas disponibles de este laboratorio, mientras reserva cerca de 28.000 para posibles contingencias, con cuatro días por delante sin ningún pinchazo en los centros de salud de la región.

"No podemos poner más porque no hay más, porque el Ministerio de Sanidad no nos da más vacunas para poder administrar", ha dicho este miércoles el consejero de Sanidad de la Comunidad, Enrique Ruiz Escudero. No ha obviado, eso sí, ese 32% de stock, que ha calificado de "pequeño porcentaje". La estrategia de reservar dosis no es exclusiva de la Comunidad de Madrid. Otras también han optado por esta línea. Durante los primeros meses de la campaña de vacunación, Euskadi destacó por ser una de las que más vacunas guardaba, principalmente para no quedarse sin segundas dosis en caso de que surgiera algún imprevisto con las entregas, aunque el gobierno vasco revirtió esta decisión a principios de marzo, tras varias semana a la cola en porcentaje de dosis administradas.

En el caso de las dosis de Moderna, Ruiz Escudero ha señalado este miércoles que la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad "realiza una planificación semanal de las vacunadas", para lo que "hay que contar con un dato importante, que es la recepción de vacunas". Este lunes, afirma, recibieron más de 50.000 dosis de este suero de las que Sanidad no había informado "por pereza organizativa". A este extremo, el ministerio alega que siempre se avisa a las Comunidades de los envíos que van a realizar.

En cualquier caso, la consejería madrileña indica que los sueros de Moderna están destinados a mutualistas, que se vacunarán en el Hospital Isabel Zendal durante el sábado y el domingo. Estos mutualistas deben pertenecer a los grupos de población priorizados para la vacunación por ARN mensajero, esto es Pfizer o, como en este caso, Moderna, por lo que les toca el turno a los grandes dependientes y personas mayores de 80 años. No obstante, y pese a que no todos los mayores de 80 de la Comunidad de Madrid han recibido el pinchazo, la Dirección General de Salud Pública comenzará a suministrar vacunas de Moderna a personas de 78 y 79 años durante el fin de semana.

Según los datos disponibles, actualizados este miércoles, la Comunidad de Madrid tan solo ha administrado al menos una dosis al 68,5% de los mayores de 80 años y solo el 42,2% había recibido las dos dosis. Le superan en este último punto Andalucía, Cantabria, Asturias, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Murcia y también Ceuta.

Aunque la Comunidad alega que los centros de salud se cierran durante la Semana Santa por el descanso del personal sanitario los días festivos, la campaña de vacunación no descansa en el Wanda Metropolitano, donde el personal sanitario continuará vacunando con AstraZeneca de jueves a domingo a población de entre 60 y 65 años, ni en el Zendal, que durante el jueves y el viernes también suministrará este medicamento, antes de comenzar el sábado y el domingo con el de Moderna.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats