Somos Opinión y blogs

Sobre este blog

Respuestas y consejos. Por la psicóloga Mónica Manrique. Lee todos sus artículos en este enlace

Langostas, pan y lorazepam

Sobre este blog

Respuestas y consejos. Por la psicóloga Mónica Manrique. Lee todos sus artículos en este enlace

En mi cuenta de Instagram, @mi.psicologa, comparto un vídeo del Rabino Abraham J. Twerski en la que nos cuenta esta maravillosa metáfora sobre el crecimiento de las langostas:

“La langosta es un animal suave y pulposo que vive dentro de un caparazón rígido. Ese caparazón rígido no se expande. Entonces, ¿cómo puede crecer la langosta? Bueno, mientras la langosta crece el caparazón se vuelve una gran limitación y la langosta se siente bajo mucha presión e incómoda. Entonces se esconde bajo una formación de piedras para protegerse de los depredadores, deja su caparazón y produce uno nuevo. Este caparazón también se vuelve muy incómodo cuando crece. Regresa debajo de las piedras. La langosta repite este proceso varias veces. El estímulo que permite a la langosta crecer es sentirse incómoda. Ahora, si las langostas tuvieran un doctor nunca crecerían, porque en el momento en que la langosta se siente incómoda va el doctor y consigue un Valium, consigue un Percocet y de pronto se siente bien. Nunca se quita el caparazón. Así que creo que debemos darnos cuenta que los “tiempos de estrés” son “tiempos” que representan señales para el crecimiento y si utilizamos la adversidad de manera correcta, podemos crecer a través de la adversidad.”

21 de noviembre de 2019

Descubre nuestras apps