¿Tengo buena zona donante para un injerto capilar?

Injerto capilar

Canal Empresas

1

El nivel de calidad que han alcanzado las Clínicas de Injerto Capilar, con resultados realmente sorprendentes y naturales, hacen que cada vez sean más los interesados en este tipo de tratamiento. En este artículo se van a conocer cuáles son las claves para conocer si se tiene una buena zona donante para que este tipo de intervención sea un éxito

La calvicie no es en sí un problema de salud física, pero sí que acarrea numerosas dificultades a nivel psicológico. Baja autoestima, retraimiento, inseguridad en las relaciones sociales… son solo algunas de las consecuencias directas, pero que, gracias a la tecnología avanzada que se utiliza en los últimos tratamientos de las clínicas más prestigiosas, pueden ser superadas.

La calidad de la zona donante es un factor determinante a la hora de valorar si se es un candidato apto para someterse a una cirugía de injerto capilar. En este sentido, si se tiene una zona donante pobre o con poco pelo, muy fino y con poca densidad, solo se podrá aspirar, en el mejor de los casos, a cubrir zonas parciales afectadas por la alopecia.

¿Dónde se sitúa la zona donante?

La zona donante se localiza en la zona occipital y temporal del cuero cabelludo, entre la coronilla, la nuca y los laterales de la cabeza. El pelo se extrae de esta zona porque estas unidades foliculares no se ven afectadas genética y hormonalmente por la hormona responsable “dihidrotestosterona” que produce la caída. Es decir, la alopecia androgénica no afecta a esa zona y, por lo tanto, el pelo trasplantado no se va a caer nunca.

Hay que tener en cuenta que la zona donante de cada paciente es limitada. Una vez trasplantada la unidad folicular, esta no volverá a crecer ahí, sino que lo hará en la zona receptora. Por lo tanto, desde Clínica Ibiza en Madrid, clínica especializada en injerto capilar, se hace hincapié en la importancia de realizar un estudio del cabello antes de la cirugía para obtener una estimación de cuántas unidades foliculares serán necesarias para cubrir la zona afectada por la caída del cabello.

¿Qué se considera una buena zona donante?

Una zona donante perfecta es aquella situada en la nuca o los laterales de la cabeza que cuenta con una alta densidad de folículos por cm2, con varios pelos, 3 o 4 por cada raíz folicular, cabello grueso y color oscuro.

No obstante, esta regla no siempre se cumple, aunque eso no significa que no se pueda realizar el implante de pelo o que la zona donante sea de mala calidad. Si el cabello es fino, pero con buena densidad, que mantiene un número suficiente de pelos por folículo, también se considera que se trata de una buena zona donante.

¿Qué se considera una zona donante pobre?

Se considera una zona donante pobre o de mala calidad aquella en la que, debido a cirugías previas o a una alopecia agresiva, se hace imposible realizar un trasplante capilar por falta de unidades foliculares suficientes para cubrir la zona a repoblar. En estos casos, se determina que ese paciente es candidato no apto para someterte a un implante de pelo.

Las personas con zona donante pobre son aquellos pacientes con cirugías previas (75% de extracción de folículos de la zona donante), pacientes con alopecias agresivas con una extensa miniaturización de la calvicie superior al 30% extendido a la zona donante, aquellos que padecen alopecia cicatricial o cuenta con cabello muy delgado y sin fuerza

Respuestas a todas las dudas sobre la zona donante

Aquellos interesados en someterse a un injerto capilar seguro y que tengan dudas acerca de la calidad de su zona donante, hacen bien en contactar con la Clínica Ibiza en Madrid para dar respuestas a todas sus dudas. Entre ellas, las más frecuentes son cuáles son los plazos de recuperación, cómo es el postoperatorio, el número de folículos necesarios para su caso concreto o cuánto tiempo tardará en crecer la zona donante.

En el procedimiento de microinjerto capilar mediante la técnica FUE, la más frecuente y con los mejores resultados, los folículos se extraen uno a uno de la zona donante para posteriormente implantarlos en la zona receptora donde se haya perdido densidad capilar. Este método supone un gran avance en comparación con la técnica FUSS, en la cual mediante una intervención quirúrgica se extraía una banda epitelial completa produciendo cicatrices.

¿Se recupera la zona donante?

La zona donante se recupera, aunque su número de unidades foliculares son limitadas. Cuando se habla de recuperación se está haciendo referencia al fortalecimiento del cabello mediante tratamientos eficaces, como pueden ser el PRP o finasterida. No obstante, después de someterse a una intervención, se debe esperar aproximadamente un año para que se cicatrice el tejido y se pueda volver a realizar una segunda extracción, respetando la distancia de seguridad para que no sea perceptible a la vista.

¿Cómo es la recuperación tras una cirugía de injerto de pelo?

El área donante se recupera en aproximadamente entre los 7 y 10 días desde la intervención, por lo que el paciente podrá reincorporarse a sus actividades cotidianas prestando atención a unos pequeños cuidados.

Por lo general, tras la intervención, a partir del tercer día, podrá lavarse esa zona con normalidad, el proceso de cicatrización hará que el paciente sufra picores que podrán se aliviados con agua termal o antihistamínicos, también se deberá evitar la exposición solar para no dejar manchas sobre la piel.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats