La portada de mañana
Acceder
La celebración en el chat militar tras la carta el rey
Los expertos piden concienciar sobre los riesgos de las cenas de Navidad
Opinión - La "dictadura" contra la que merece la pena dar la vida, por Ignacio Escolar

Miles de taxistas se manifiestan contra la liberalización del servicio

Temerosos de la supervivencia de este servicio de transporte público gracias al cual viven 100.000 familias, miles de taxistas venidos de toda España y de países como Francia, Portugal y Bélgica se movilizaron la mañana de ayer para protestar por la desregulación que pretenden acometer la CNMC «y los lobbies de multinacionales que ésta ampara».

Los profesionales del taxi entienden que la impugnación del Real Decreto 1057/2015 de 20 de noviembre por parte de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) abrirá la puerta a una mayor actividad por parte de servicios de vehículos de alquiler con conductor, como Uber o Cabify.

El fin de dicha manifestación era denunciar las prácticas de la CNMC para privatizar el servicio público del taxi  y entregárselo a este tipo de empresas privadas que, bajo la apariencia de economía colaborativa, «pronto se convertirán en un oligopolio que controlará la movilidad urbana y subirá precios a su antojo en un mercado cautivo de sus plataformas».

También alertan de que los nuevos trabajadores que accederán a prestar estos servicios lo harán «en condiciones precarias y sin derechos, llevando a la evasión fiscal, la competencia desleal y la violación de las normas españolas en materia de seguridad y consumo».

Con una pancarta en la que podía leerse "No a la CNMC y sus multinacionales. Por el servicio público del taxi", los dirigentes de Fedetaxi y otras organizaciones del sector abanderaron una marcha a la que afirmaron haberse visto obligados tras meses de soportar el "acorralamiento" judicial al que, según denuncian, les está sometiendo la CNMC.

De manera paralela a la manifestación, convocada por la Federación Española del Taxi (Fedetaxi), de 11 a 13 horas tuvo lugar un paro de taxis a nivel nacional. Aquellos taxistas que decidieron no secundarlo fueron víctimas del lanzamiento de huevos por parte de los manifestantes, que comenzaron la marcha junto a la Plaza de Colón, prendiendo bengalas a lo largo de todo el recorrido.

Desde allí los taxistas (6.000 según datos de la organización, 3.000 según la policía) bajaron por los carriles centrales del Paseo de Recoletos, precedidos por 26 taxis y la cabecera con la pancarta hasta la plaza de Cibeles, donde giraron por la calle de Alcalá sentido Gran Vía hasta la sede de la CNMC en su intersección con la calle Barquillo.

Al finalizar la manifestación, el presidente de Gremial y Fedetaxi, Miguel Ángel Leal, leyó un manifiesto donde también hizo entrega de un escrito en el que exponen a Marín Quemada todos los aspectos del problema, solicitando que el organismo que él preside cese en estas actuaciones y enfoque el asunto de una manera conciliadora de los intereses generales de ciudadanos, taxistas y usuarios.

Etiquetas
Publicado el
19 de febrero de 2016 - 10:13 h

Descubre nuestras apps

stats