Exposición: Pensando las utopías pasadas que nos llevaron a nuestras propias utopías

La gran imaginación. Historias del futuro

Algunas de las mejores exposiciones ofrecidas por Espacio Fundación Telefónica en los últimos años tienen en común ser reflexiones a partir de la cultura. Es el caso de la actual La gran imaginación. Historias del futuro, que atiende a la idea de futuro agarrada a todas las proyecciones sobre este que la humanidad ha construido a lo largo de 250 años, y que han sido motor de su discurrir. La muestra está comisariada por Jorge Camachoexperto en prospectiva.

“¿Siempre hemos imaginado, como lo hacemos ahora, futuros radicalmente distintos? ¿Cómo ha ido cambiando nuestra idea de futuro en distintos momentos históricos? ¿Qué impacto han tenido esas ideas en el devenir de nuestras sociedades? ¿Cómo aparecen y se desarrollan esas imágenes, y qué papel juegan la imaginación y la creatividad en la producción de futuros posibles?” Estas son las preguntas que nos invitan a transitar los responsables de la exposición en los materiales de apoyo que han preparado.

Para darles respuestas, han elaborado una cuiadada y espectacular musealización que recorre distintas ficciones, en literatura, cómic, cine, diseño o arquitectura, entre otras diciplinas. Utopías ancladas en sus contextos históricos que dialogan unas con otras y que nos siguen condicionando hoy a la hora de proyectarnos hacia delante.

La muestra-reflexión aborda conceptos de moda como el de Antropoceno (la idea de que viviemos una época geológica nueva caracterizada por la transformación del planeta por parte del ser humano) y la Gran Aceleración, otro concepto que incide en la transformación de la Tierra desde mediados del siglo XX.

Un paseo por las ciudades imaginadas –de Fritz Lang a Hugh Ferriss–, los modernos medios de comunicación, las ucronías del XVIII o Mad Max. La exposición, al fin, también se atreve a hablarnos de distintas opciones que se nos están abriendo de cara al horizonte de 2050, con cuatro instalaciones creadas específicamente para la exposición.

El profesor y director del Centro de Investigación de Hawai para Estudios de Futuros Jim Dator enunció una Ley que desvinculaba su disciplina, la prospectiva, de cualquier pretensión predictiva. Precisamente porque aún no existe, el futuro no puede predecirse. Sin embargo, parece inseparable del espíritu humano proyectarnos hacia delante y esta exposición analiza esas ansias de futuro que todos tenemos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats