Tetuán no se resigna a perder el centro de salud cerrado en Berruguete

La manifestación al paso por Bravo Murillo

Igual que el verano avisaba este sábado por la mañana de que sigue aún entre nosotros, muchos vecinos y vecinas del distrito de Tetuán han dejado claro que los meses estivales no han dejado en el olvido el cierre del centro de Salud de Villaamil, que daba servicio a los 25000 vecinos del barrio de Berruguete que ahora deben trasladarse para sus consultas al centro Doctor Castroviejo, en el Barrio del Pilar.

Las asociaciones vecinales Cuatro Caminos Tetuán y Ventilla Almenara, que ya convocaron una exitosa manifestación y una concentración al principio del verano, fijaron la nueva cita este 18 de septiembre, a las 12 h., a las puertas del Centro de Salud de Especialidades José Marvá (317 de Bravo Murillo). Se trata este de un punto importante de las reivindicaciones de la Marea Blanca en Tetuán, donde se han hecho numerosas concentraciones en el pasado.

La manifestación comenzó puntual por la calle de Bravo Murillo y sonó a su paso con la puntuación aguda que tienen las proclamas: “Sanidad/publicá”; “no al cierre/ de Villaamil”; “menos chiringuitos/más centros de salud”, o “Ayuso dimisión/ Ayuso dimisión”.

La participación del vecindario fue numerosa y diversa, aunque quizá se echó en falta una mayor presencia del vecindario más joven, que estuvo más representado en la cita de junio.

La manifestación avanzaba por el eje vertebrador de Tetuán ante las miradas del paisanaje en las aceras y ventanas. Uno nunca está seguro de dónde está situado el que mira con respecto a la reivindicación de la mani. Por eso, es de suponer, se grita siempre el “no nos mires/ únete”. Por eso, también, reconforta a los manifestantes cuando durante el recorrido aparecen en escena el aplauso de un tipo en la acera de enfrente, el claxon animoso de un coche al pasar o las chicas disfrazadas de un cumpleaños que se unen a los coros al paso de la gente.

En algo menos de hora y media, con numerosos parones durante el recorrido, la serpiente vecinal pasó por la Plaza de las Palomas, la calle Marqués de Viana y Francos Rodríguez, calle por la que subió para luego tomar la de Villaamil y terminar en el centro de salud cerrado. Al paso por estas últimas calles, con toda la calzada para la manifestación y dentro de las entrañas de la barriada, las palmas de los manifestantes sonaron muy contundentes.

En la puerta del centro de salud tomaron la palabra representantes de la organización que, prescindiendo de manifiestos escritos, dejaron claro que la lucha va a ser larga pero los ánimos vecinales también habrán de ser persistentes. En una ventana del primer piso, sobre la puerta del Centro de Salud Villaamil, una mujer mayor aplaudía con lágrimas en los ojos. La cara de la mujer era una foto perfecta que este cronista nunca tomaría y un resumen redondo del sentir que el cierre del centro de salud y la respuesta del barrio han impreso en gran parte de los vecinos.

Desde las asociaciones organizadoras se mostraban al final satisfechos con la participación y el transcurso de la manifestación pero, sobre todo, con la respuesta del barrio durante todo el proceso reivindicativo.

“Para mi lo importante es la acogida vecinal que hemos tenido en la zona al pegar carteles los días pasados, hubo gente pidiéndonos carteles para ponerlos ellos por su cuenta y todos los comercios nos han dejado ponerlos en sus escaparates; tiendas, bares, farmacias o la misma iglesia de Villaamil”, nos cuenta Antonio Granero, presidente de la Asociación Vecinal Cuatro Caminos Tetuán.

Las asociaciones volverán a pedir a través de la FRAVM una reunión con la Consejería de Sanidad para buscar una solución. Flota en el ambiente la idea de que cuanto más tiempo pase más probable es que el centro de salud se dé por amortizado. Pese a que desde el principio se dijo que se tabajaría en buscar una nueva localización en el barrio, no se conoce ningún movimiento de la Administración desde entonces y en el último pleno municipal de Tetuán la Conjejala Presidenta del distrito, Blanca Pinedo Texidor, dijo que el centro no está cerrado sino que se ha producido un traslado de sus profesionales y pacientes (al Barrio del Pilar). Lo que es seguro es que para el vecindario este no es un asunto finiquitado así que habrá nuevas crónicas en este medio sobre el Centro de Salud de Villaamil.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats