Mi barrio, mi colegio

Proyecto con bici al cole

Plataforma “Tetuán eres Educación Pública”

0

Muchas familias estáis en el momento de elegir el centro educativo al cual vuestra hija o hijo irá el próximo curso. Ante esta decisión os surgen dudas y recurrís a buscar información sobre el modelo educativo de cada centro, la preparación del profesorado, las instalaciones, el horario, la gestión de los conflictos…

Todo esto es muy importante, pero no suficiente. Un centro no se debe valorar sólo por lo que sucede dentro de sus cuatro paredes. No es una isla ajena al barrio en el que está ubicado. El centro educativo debe esforzarse en mantener una interrelación fluida y diversa con su barrio por un interés mutuo.

En los centros educativos públicos de Tetuán encontramos diferentes expresiones de su interrelación con el entorno social y cultural. La utilización de sus instalaciones por el vecindario, como en el caso de los campamentos de verano realizados en los CEIP Jaime Vera, Federico Rubio y Ortega y Gasset, o el programa de centros abiertos para el deporte durante todos los sábados en los colegios públicos de Tetuán, son dos buenos ejemplos. Así como la colaboración con asociaciones y organizaciones vecinales en diferentes ámbitos.

Gracias al apoyo vecinal ha sido posible durante la pandemia hacer llegar las tareas escolares de varios centros públicos a los domicilios de las alumnas y alumnos que no tenían acceso a internet. Por su parte, familias y varias AMPAs del barrio organizaron de manera conjunta una campaña de entrega de regalos didácticos durante las pasadas navidades, y la Asociación Vecinal Tetuán-Cuatro Caminos facilitó la donación de equipos informáticos en el Barrio de Bellas Vistas a los centros públicos Federico Rubio e Ignacio Zuloaga.

Pero la deseada integración colegio-barrio sólo es posible si el alumnado vive cerca del colegio. Los peques van a pasar muchos años en el centro y son bastantes las razones por las que les vendrá muy bien que sus compañeras y compañeros de clase vivan cerca: amistad, ayudas en las tareas, ir y volver juntos al centro… Además, la proximidad favorece la participación de las familias en la educación de sus hijas e hijos.

Cuando el alumnado vive cerca, el centro educativo ve reforzada su capacidad de desarrollar proyectos de integración en el barrio. Esto sucede en Tetuán con el proyecto Con bici al cole y con los huertos urbanos del CEIP Zuloaga, o con los coros y orquestas promovidos por Acción Social por la Música en los centros educativos públicos Jaime Vera, Los Ángeles y Zuloaga. La proximidad también es crucial para el desarrollo de proyectos de aprendizaje-servicio o de comunidades de aprendizaje.

Resulta esencial que el colegio y su comunidad educativa sean un reflejo del barrio, de su composición y su cultura. Sólo así podemos aprender la realidad en la que vivimos, con sus contradicciones, sus oportunidades y su riqueza. La interrelación beneficia al colegio y al barrio, y sobre todo a las y los estudiantes. El compromiso con esta visión y misión está incorporado de base en los proyectos educativos de los centros públicos, porque están financiados por todas/os y son para todas/os.  

Plataforma Tetuán eres Educación Pública

 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats