La portada de mañana
Acceder
España hizo durante la Navidad un 29% menos de pruebas de COVID-19
Sánchez y Casado lanzan en Catalunya la campaña más incierta
Opinión - Lo de las vacunas no lo vamos a consentir, por Elisa Beni

La libertad de elección de centro educativo en Tetuán

Colegio Público Jaime Vera, en la calle Bavo Murillo

Somos Tetuán / Plataforma Tetuán eres Educación Pública

0

(o por qué cuando algunos piden libertad realmente están pidiendo mantener sus privilegios)

 

Comencemos por no olvidar algo importante. En los países europeos que habitualmente tomamos como referencia en cuestiones educativas (Alemania, Finlandia, Noruega...) la oferta de enseñanza privada concertada es inexistente o minoritaria. Allí donde existe es mucho menor que en España y, por supuesto, no goza de tantos privilegios y ayudas como en nuestro país. Si hablamos de calidad educativa, integración social e igualdad de oportunidades, la enseñanza concertada no ha demostrado ser una garantía en ningún lugar.

Ahora volvamos a Tetuán. Lo más fiable para conocer la realidad de la educación en nuestro entorno es utilizar los datos oficiales. Al consultarlos destaca, en primer lugar, la raquítica oferta de plazas educativas que hay en Tetuán. Los alumnos/as que obtienen plaza en algún centro educativo de nuestro distrito son solamente el 57,3% para Primaria y el 62,8% para Secundaria. ¿Qué libertad de elección de centro es la que obliga a cuatro de cada 10 alumnos y alumnas a estudiar fuera de su distrito? ¿Acaso no es importante la cercanía del domicilio al centro educativo?

En segundo lugar, salta a la vista la gran mayoría del alumnado de Tetuán que está escolarizado en centros privados concertados. Únicamente tienen plaza en un colegio público el 41,8% del alumnado de Primaria y el 22,8% del de Secundaria. ¿Cómo se ha llegado a esta situación tan ilógica? La Comunidad de Madrid lleva décadas eliminando aulas, poniendo trabas a proyectos, reduciendo presupuesto… en los centros públicos, mientras que dedica inversiones millonarias cada vez mayores a los centros privados concertados.

Sigamos. Porque estas maniobras para favorecer a la educación privada concertada generan una clara segregación tanto en lo referido al alumnado extranjero, como al de necesidades educativas especiales, o en cuanto al número de centros preferentes para alumnos/as con trastornos generalizados del desarrollo (TGD) o trastornos del espectro del autismo (TEA).

Estos son los datos del curso 2018/2019 en Tetuán. 

Las cifras oficiales hablan por sí solas. ¿Soportan los centros concertados el esfuerzo que supone atender al alumnado con dificultades de aprendizaje de la misma forma que los centros públicos?

Existen otros índices claros de la segregación que vivimos en la educación de Tetuán, como la escasa incorporación de estudiantes a lo largo del curso en la enseñanza concertada o la discriminación por recursos económicos. Los datos existen, pero no podemos verlos porque la Comunidad de Madrid se niega a facilitarlos.

¿Es real la libertad de elección de centro para las familias de nuestro distrito? ¿Para todas las familias?

 Tenemos más argumentos para reivindicar la desaparición gradual de la enseñanza privada concertada y, aunque la nueva Ley de Educación --la conocida como Ley Celaá-- no lo hace como a muchos nos hubiera gustado, sí reconocemos que va en la buena dirección. Al menos elimina ciertos de sus privilegios y evita injusticias, como la de cobrar a las familias o segregar por sexos.

 Una gran maquinaria de propaganda se levanta a nuestro alrededor. De la misma forma que nos quisieron vender las virtudes de la segregación escolar, ahora inunda los medios de comunicación y las redes sociales con medias verdades sobre la falta de atención a los niños y niñas con necesidades educativas especiales y con ataques a la libertad de elección de centro, entre otras falacias.

 La auténtica libertad existe cuando todas y todos podemos acceder a ella por igual. La única libertad en la educación es la que no tiene privilegios y escolariza por igual a todo el alumnado, también a quien tiene dificultades en el aprendizaje o económicas. La garantía de esa libertad es la Escuela Pública. Resulta vergonzoso que quienes defienden que se mantenga esta segregación se autodenominen “Mas Plurales”

Plataforma Tetuán eres Educación Pública

*Los datos sobre Tetuán utilizados en este artículo se han obtenido del Ayuntamiento de Madrid y del servicio web a padres de alumnos de la Comunidad de Madrid.

Etiquetas
Publicado el
18 de diciembre de 2020 - 18:09 h

Descubre nuestras apps

stats