La portada de mañana
Acceder
Las estafas con criptomonedas se multiplican y atrapan a inversores
Empresarios acogidos a la amnistía fiscal logran que el Estado les avale préstamos
OPINIÓN | 'Las cuentas de la derecha', por Antón Losada

El ahorro millonario que supondría cambiar el 60% de los coches de empresa por eléctricos

Renault Zoe.

La empresa especializada en telemática Geotab ha hecho público un informe que pone de manifiesto el enorme ahorro, en términos de dinero y de emisiones de CO2, que supondría sustituir el 60% de los coches de empresa por modelos eléctricos equivalentes. Esta medida representaría concretamente más de 260 millones de euros y alrededor de 156.000 toneladas de dióxido de carbono en un plazo de siete años.

En el estudio, titulado Los beneficios de la sostenibilidad: el potencial de la electrificación de flotas en Europa, se analiza el coste operativo y el impacto medioambiental de los vehículos tradicionales de gasolina y diésel (incluidos los vehículos de pasajeros, los SUV, los monovolúmenes y las furgonetas comerciales ligeras) y se comparan con sus homólogos eléctricos de batería. Mediante la observación de datos de rendimiento de vehículos eléctricos en el mundo real, Geotab ha podido extraer conclusiones decisivas sobre los beneficios de la electrificación de las flotas en el llamado retorno de la inversión (ROI) y el impacto positivo en la sostenibilidad.

Para elaborar este análisis, Geotab ha utilizado los resultados de su informe para la adopción de vehículos eléctricos (conocido como EVSA por sus siglas en inglés) en 17 países europeos, entre ellos España, Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido.

De acuerdo con sus conclusiones, los gestores de flotas pueden esperar de la iniciativa mencionada al principio un ahorro medio de 9.508,47 euros por vehículo en un periodo de siete años, todo ello sin tener en cuenta los incentivos gubernamentales para la adquisición de vehículos eléctricos, como los descuentos en el precio de compra inicial.

En cuanto al impacto en la sostenibilidad, esta transición supondría un ahorro total de más de 156.000 toneladas de CO2 en los próximos siete años en el conjunto de todos los vehículos analizados, con una media de más de cinco toneladas de emisiones de carbono por vehículo. Esta reducción de emisiones equivale a la captura de carbono de 2,6 millones de árboles plantados durante 10 años.

Sobre el asunto de los incentivos, que el estudio considera primordiales, conviene recordar que, en nuestro país, el Gobierno acaba de aprobar nuevas dotaciones, por un lado, para el Plan Moves Singulares, que concede ayudas a proyectos experimentales relacionados con el vehículo eléctrico y de pila de combustible en todo el territorio nacional, y por otro para el Plan Moves Flotas, concebido para que las empresas renueven sus modelos por otros menos contaminantes.

En el conjunto de los países europeos analizados, el 86% de las necesidades de autonomía de las flotas puede satisfacerse con un vehículo eléctrico durante el 98% del tiempo, según el informe de Geotab. Esto indica que la ansiedad por la autonomía, un antiguo freno a la adopción del vehículo eléctrico, es mucho menos preocupante para la mayoría de las flotas actuales, incluso para las de comerciales ligeros.

La viabilidad económica de la transición

De todos los vehículos eléctricos considerados en el caso de España, el 85% es de gran autonomía, dato que sitúa a nuestro país en una posición privilegiada en este terreno.

Al estudiar específicamente la rentabilidad, España es el segundo país de los analizados con mayor viabilidad económica para reemplazar los vehículos de combustión por otros eléctricos, con un 70% y solo por detrás de Italia (71%). En otras palabras, el 70% de los modelos térmicos podría cambiarse por vehículos eléctricos y ser suficientemente autónomos y económicamente viables. 

En el conjunto de los países europeos considerados, supuesto un incentivo de muestra de 6.500 euros, la rentabilidad aumenta en 9 puntos porcentuales.

Todas estas cifras tienen como base el informe EVSA, que parte a su vez del análisis del comportamiento de los conductores y es capaz de identificar qué vehículos existentes son adecuados para la electrificación, así como de sugerir modelos eléctricos apropiados para la sustitución y de calcular cuánto puede ahorrar la empresa tanto en costes como en reducción potencial de emisiones de carbono. 

El vicepresidente de Geotab para el sur y el oeste de Europa, Iván Lequerica, ha señalado al respecto que “las empresas saben que los vehículos eléctricos definirán el futuro de sus flotas y ahora pueden cuantificar algunos de los beneficios de la adopción de coches eléctricos”. “Nuestra investigación -ha proseguido- supone un gran avance que ilustra la rentabilidad de la electrificación de las flotas, que ayudará a las empresas a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad. También demuestra el importante impacto positivo que los incentivos gubernamentales pueden tener en este cambio”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats