Kia XCeed PHEV: el superventas inesperado, ahora en versión híbrida enchufable

Kia XCeed PHEV.

Resuelta a convertirse en líder mundial en electrificación para 2025, Kia ha iniciado un goteo de novedades eléctricas, híbridas e híbridas enchufables de la que, en los próximos meses, se va a beneficiar especialmente la gama Ceed. Hay previstas versiones mild hybrid para finales de año en sus cuatro variantes de carrocería, y entre tanto el familiar Ceed Tourer y el crossover XCeed, modelo cuyo éxito ha sorprendido incluso a la propia marca, estrenan un tren híbrido enchufable (PHEV) que busca el equilibrio perfecto entre el sobrepeso de este tipo de vehículos y la máxima eficiencia al permitir realizar la mayoría de los trayectos cotidianos en ciudad sin consumo de combustible ni emisiones.

El XCeed PHEV incorpora un motor de gasolina 1.6 GDi y otro eléctrico de 44,5 kW que rinden conjuntamente 141 CV y a los que se añade una batería de 8,9 kWh con la que se pueden recorrer 48 kilómetros, según el protocolo WLTP. La autonomía total, contando la que proporciona el depósito de gasolina de 37 litros, se calcula en unos 700 kilómetros. El cambio es automático de doble embrague y seis velocidades.

Merced a que el aumento de peso no pasa en este caso de los 190 kilos, el nuevo modelo pasa de 0 a 100 km/ en 11 segundos y de 80 a 120 km/h en 8,2, lo que lo convierte en un vehículo dinámico y lo bastante rápido para realizar adelantamientos con seguridad. El consumo medio de gasolina es de 1,4 litros/100 km y el eléctrico, de 12,3 kWh/100 km, cifras que corresponden al acabado básico (eDrive) y al ciclo WLTP, que favorece de forma muy particular a los híbridos enchufables al practicarse con la batería llena, lo que no siempre (en el caso de algunos usuarios, nunca) ocurre en la vida real.

En el lado de los inconvenientes del XCeed PHEV hay que anotar, además de los kilos de más, la pérdida de un considerable volumen de carga, que pasa de los 426 litros de las versiones térmicas a los 291 (-135 litros) de esta debido a la presencia de la batería del sistema híbrido debajo de las plazas traseras y del maletero mismo. Aun así, las formas regulares del compartimento lo hacen muy aprovechable, y el cable de carga cuenta con un espacio específico bajo la moqueta para no entorpecer ni limitar la carga y descarga de bultos.

Como otros modelos electrificados de Kia, el coche dispone de tres modos de conducción -Eco, Normal y Sport- y de unas levas en el volante que cumplen dos cometidos diferentes: por un lado, regular la capacidad de regeneración de energía (más con la izquierda y menos con la derecha) y, por otro, en modo Sport, cambiar manualmente de marcha entre las seis disponibles.

Por fuera, el XCeed PHEV se distingue apenas de sus hermanos de gama, solo por la parrilla más cerrada, la toma de corriente en la aleta delantera izquierda y la mención eco plug-in en el portón trasero. Ha recibido también ligeros ajustes en la dirección y la suspensión para adaptarlas a las necesidades de una versión cargada con baterías, y por supuesto el conductor tiene a su disposición en el interior información específica sobre la parte eléctrica del coche.

La batería admite una potencia máxima de carga de 3,3 kW y se llena al 100% de su capacidad en 2 horas y 15 minutos con un cable de tipo 2 (Mennekes). El estado del proceso puede conocerse con solo echar un vistazo, incluso desde el exterior del coche, al indicador que se ha emplazado en la parte alta del salpicadero.

Según las versiones, la pantalla central, claramente orientada hacia quien está al volante, es de 8, 10,25 o 12,3 pulgadas, con integración Apple CarPlay y Android Auto y sistema telemático UVO Connect. El consumo superfluo de energía se evita gracias a la función del climatizador que envía el caudal de aire únicamente al conductor cuando se halla solo en el coche, como sucede tantas veces.

Ya a la venta, la variante híbrida enchufable del XCeed estrena el color naranja que se aprecia en las fotografías, con lo que en su caso son 11 los colores disponibles, y puede llevar llantas de 16 y 18 pulgadas. Por supuesto, la autonomía superior a 40 kilómetros incluso en su versión más equipada la hace merecedora de la etiqueta Cero emisiones de la DGT.

Entre sus sistemas de ayuda a la conducción encontramos la asistencia a la frenada de emergencia con reconocimiento de peatones, mantenimiento en el carril, lector de señales de tráfico, detección de vehículos en el ángulo muerto, detector de fatiga del conductor, encendido automático de luces de carretera, control de velocidad adaptativo y asistente para seguimiento de carril con tráfico intenso.

La gama se compone de tres acabados: eDrive, a partir de 26.150 euros; eTech, desde 27.947 euros, y eMotion, que arranca en 29.798. Estos precios pueden reducirse apreciablemente si el comprador se acoge a las ayudas del Plan Moves, que para el XCeed PHEV llegan a un máximo de 2.600 euros.

Kia Motors Iberia espera vender alrededor de 1.500 unidades anuales de la variante PHEV, lo que supondría alrededor del 15% de los 10.000 XCeed entregados en el ejercicio, según ha explicado su director general, Eduardo Dívar, quien considera probable que veamos este modelo no tardando mucho en la oferta del servicio de carsharing Wible, prestado por Repsol y Kia.

Además de los siete años de garantía que definen a la firma coreana, y que cubren también la batería, el propietario de un XCeed PHEV disfrutará de los compromisos Kia presentados recientemente (puedes consultarlos aquí) para animar a la compra tanto de eléctricos como de híbridos enchufables. Entre ellos están la posibilidad de cambiar de modelo si no le satisface, la ayuda para instalar un cargador, seguro contra daños, asistencia premium y el derecho a utilizar los cargadores de la red de concesionarios de la marca.

Etiquetas
Publicado el
14 de julio de 2020 - 14:34 h

Descubre nuestras apps

stats