Versiones microhíbridas de gasolina y diésel para el nuevo Hyundai i30

Tres cuartos delantero del Hyundai i30.

A las puertas de presentar el que será su modelo clave en los próximos años, el nuevo Tucson, Hyundai acaba de completar en este 2020 la renovación de sus turismos de los segmentos A, B y C; esto es: el i10, que llegó antes de la pandemia, el i20, del que te hablamos aquí hace pocas semanas, y ahora el actualizado i30, que recibe novedades tecnológicas entre las que destaca la incorporación de un sistema mild hybrid que en España lleva aparejado el distintivo Eco de la DGT.

Disponible como hasta ahora en carrocería de cinco puertas, familiar (Wagon) y Fastback, el i30 introduce esta tecnología microhíbrida tanto en versiones de gasolina como diésel. El motor 1.0 T-GDI de 120 CV se ofrece con y sin el sistema eléctrico de 48 voltios y puede combinarse igualmente con un cambio manual de seis velocidades (único para la variante no híbrida), un automático de doble embrague (7DCT) y siete marchas o la nueva transmisión manual inteligente de seis velocidades iMT.

Esta última tiene la capacidad de desacoplar el motor de la transmisión cuando el conductor deja de pisar el acelerador. Esto permite que el vehículo entre en uno de los dos niveles posibles de inercia, dependiendo de las condiciones. Con el primero nivel, el motor entra en ralentí y, con el segundo, se apaga temporalmente para ahorrar aún más combustible.

La gama de gasolina se completa con el nuevo propulsor 1.5 T-GDI de 160 CV, que lleva de serie la tecnología híbrida de 48V voltios y puede asociarse al cambio manual inteligente iMT de 6 velocidades o al 7DCT.

Los incondicionales del diésel pueden escoger entre una versión 1.6 de 116 CV, con transmisión manual estándar o 7DCT, y otra de la misma cilindrada de 136 CV que cuenta de serie con el sistema de 48V y puede montar las transmisiones iMT o 7DCT.

En el i30, la tecnología mild hybrid del i30 asiste a la aceleración entregando 12 kW (unos 16 CV) de potencia adicional y consigue reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2 en hasta un 7%, según información de la marca.

El coche está a la venta en España en cinco acabados para los modelos de cinco puertas y Fastback -Essence, Klass, Tecno, N Line y N Line X- y en tres para el Wagon: Klass y las dos N Line, hasta ahora no disponibles con esta carrocería. Estas se caracterizan una suspensión rebajada y un sonido deportivo artificial en el caso del motor 1.5, además de diversos elementos distintivos fuera y dentro del coche, entre ellos una parrilla negra más ancha, la doble salida de escape cromada, detalles en rojo en el interior y asientos deportivos con el logo N.

A partir del próximo marzo o abril llegarán las ansiadas versiones deportivas N, de las que queda excluido el familiar y que incorporarán un motor de 280 CV y cambio automático de doble embrague de ocho velocidades. La firma coreana confirma que habrá una variante híbrida enchufable cuando se introduzca la nueva generación del modelo, dentro de un año y medio aproximadamente.

El facelift del i30 implica ligeros retoques estéticos, como una parrilla delantera más ancha y alta, nuevos grupos ópticos y paragolpes delanteros y traseros y la disponibilidad de llantas de 16, 17 y 18 pulgadas y de nueve colores para la carrocería, tres de ellos no presentes hasta el momento.

En el habitáculo encontramos cambios en las formas de los aireadores y en las tapicerías. El cuadro de instrumentos es de 7 pulgadas y la pantalla central, de 10,25 pulgadas a partir del acabado Tecno. En cuestión de conectividad, el nuevo compacto de Hyundai puede disponer de cargador inalámbrico, compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto y tecnología BlueLink, con la que el usuario puede localizar y bloquear el coche a distancia o enviar puntos de interés al sistema de navegación, además de otros servicios.

El equipo de seguridad, agrupado en el paquete Hyundai SmartSense, incluye control de crucero inteligente con stop & go, limitador de velocidad, ayuda al mantenimiento de carril, asistente de prevención de colisiones frontales con detector de peatones y (nuevo) de bicicletas, detector de fatiga del conductor, sistema activo de luces largas y reconocimiento de señales, entre otros dispositivos.

Los precios del nuevo i30 están comprendidos entre 22.170 y 33.275 euros para el cinco puertas, entre 23.060 y 33.655 para el Fastback y entre 24.065 y 34.065 para el Wagon. Estas tarifas pueden rebajarse sustancialmente gracias a las ayudas al alcance del cliente en estos días: Hyundai ofrece un descuento de 4.000 euros en las versiones diésel y de 3.400 en las de gasolina, a los que cabe agregar 1.500 euros por financiar el coche y otros 1.500 por entregar un vehículo, de cualquier marca, a cambio.

Si a esto se añaden los entre 600 y 1.000 euros previstos en el Plan Renove 2020, resulta que por unos 15.000 euros es posible adquirir la versión básica del i30 con motor de gasolina de 120 CV, siempre que se opte por la financiación de la marca y se entregue un coche a cambio del nuevo.

Etiquetas
Publicado el
1 de diciembre de 2020 - 15:05 h

Descubre nuestras apps

stats