Todas las claves del primer Audi cien por cien eléctrico

Audi e-tron.

Pedro Umbert

En pocas semanas llegará al mercado español el esperado primer vehículo completamente eléctrico de Audi, el e-tron, un SUV de gran tamaño (casi cinco metros) que costará 82.400 euros y contará con una edición limitada de lanzamiento. El nuevo y vistoso modelo dispone de una autonomía entre recargas de 400 kilómetros, de acuerdo con el nuevo protocolo de homologación WLTP.

Su sistema de propulsión incluye dos motores eléctricos que proporcionan hasta 402 caballos de potencia, en modo boost, y 664 Nm de par máximo. Para pasar de 0 a 100 km/h precisa de 5,7 segundos, y su velocidad máxima se ha limitado electrónicamente a 200 km/h para maximizar las prestaciones de las baterías, colocadas en la parte baja del vehículo.

Como es marca de la casa, el e-tron ofrece el sistema de tracción total quattro, en una evolución que garantiza el reparto continuamente variable del par entre los ejes delantero y trasero.

Coincidiendo con su lanzamiento, a principios de enero, Audi se dispone a comercializar una serie limitada a 2.600 unidades, denominada e-tron edition one, que ofrecerá detalles exteriores específicos y una pintura de carrocería en tonalidad azul Antigua.

La batería de alto voltaje del nuevo SUV de lujo puede almacenar hasta 95 kWh de energía eléctrica. Para recargarla se puede recurrir a estaciones de corriente continua de hasta 150 kW, lo que según la marca alemana representa “una primicia para automóviles de fabricación en serie, a un dispositivo de corriente alterna de 11 kW y (como opción) a uno de 22 kW.

Cuando la recarga se quiere hacer en casa, son dos las opciones disponibles: el sistema compact, para toma doméstica de 230 voltios o trifásica de 400 voltios, y el connect, que duplica la potencia hasta los 22 kW.

Audi explica en el dossier de prensa del nuevo modelo que el 30% de su autonomía total la hace posible un innovador sistema de recuperación de energía que actúa bien cuando el conductor levanta el pie del acelerador haciendo que el coche siga circulando por inercia, bien cuando pisa el pedal del freno. En ambos casos, los motores eléctricos funcionan a modo de generador y convierten la energía cinética del Audi e-tron en energía eléctrica.

Sus cotas exteriores son: 4.901 mm de longitud, 1.935 mm de anchura y 1.616 mm de altura, con una distancia entre ejes de 2.928 mm que augura una habitabilidad y confort a la altura de los de los modelos grandes de la marca, así como con un maletero de 660 litros de capacidad.

Para subrayar la naturaleza eléctrica del e-tron, Audi lo ha dotado de unas taloneras muy “expresivas” que dejan a la vista la ubicación de la batería y una parrilla Singleframe en color gris platino, entre otros muchos detalles.

Entre la mucha tecnología embarcada destacan los espejos retrovisores virtuales (opcionales), que no reflejan lo que hay tras el vehículo sino que lo captan mediante un conjunto de cámaras y se lo muestran al conductor, en sendas pantallas OLED de alto contraste, en los extremos de un gran arco que se extiende a lo largo del panel de instrumentos hasta las molduras de las puertas delanteras.

En el mercado español, el e-tron llevará de serie el sistema MMI Navegación Plus con punto de acceso wi-fi incluido, gracias al cual se podrán consultar, a través de un planificador de rutas, dónde se hallan los puntos de recarga más cercanos dentro del recorrido que se pretende realizar.

Etiquetas
Publicado el
17 de diciembre de 2018 - 15:36 h

Descubre nuestras apps

stats