La portada de mañana
Acceder
La hora de Casado: el discurso de Abascal allana el camino al 'no' del PP
El estado de alarma, principal escollo en la negociación de Sanidad con las Comunidades
Opinión - Fact-check para Trapero, por Elisa Beni

Entrevista

Joaquín Hernández, alcalde de Lorquí: "Estoy dispuesto a hacer una propuesta de volver a fase 1 en caso de que sea necesario"

Joaquín Hernández, alcalde de Lorquí

Una vuelta al colegio telemática y una cuarentena voluntaria fueron propuestas por el alcalde socialista de Lorquí, Joaquín Hernández Gomaris, para atajar el índice de contagios en el municipio que se sitúan, en los últimos 14 días en 910.2 por cada 100.000 habitantes, según el último informe publicado por la Consejería de Salud el 14 de septiembre. Por ello, Hernández asegura que no tiene miedo a “plantear medidas más restrictivas” si la situación no mejora a los más de 7.000 vecinos que residen en esta localidad.

¿Por qué se tomó la decisión de hacer una vuelta al cole telemática? 

El viernes 18 de septiembre, dada la incidencia de casos positivos que había y con la perspectiva de que irían en aumento, tras haber escuchando a la comunidad educativa y con el miedo de los padres a llevar a los niños al colegio, solicitamos por escrito a la Consejería de Salud Pública y a la Comunidad Autónoma esta medida para el curso escolar con el fin de atajar el nivel de contagios. 

¿Qué cifras de contagio maneja actualmente  Lorquí? 

Hasta ayer teníamos 120 casos de personas que habían estado en contacto con positivos y veintitantos PCR pendientes de resultado y hoy se prevé que las cifras sean más altas. Todas esas personas deben estar en cuarentena, por tanto, mucha gente del municipio está inmovilizada sin poder salir a la calle. 

¿A qué cree usted que se deben estas cifras tan altas?

El problema es que la gente no guarda la cuarentena, principalmente por motivos laborales o económicos. Iniciamos el primer brote a finales de agosto, a partir de una empresa hortofrutícola que teníamos a las afueras del municipio, pero a partir de entonces se ha convertido en transmisión comunitaria. Se están contagiando personas que salen muy poco a la calle, que es lo que más preocupa. Sobre todo se está dando el perfil de aquellas personas que entran a las casas, cuidadores, personas que trabajan fuera y llegan a casa. La gente de aquí sale muy poquito de casa ya que yo pedí un confinamiento voluntario, que afortunadamente fue un acierto y la gente está cumpliendo. Por otro lado, también es cierto que fuentes sanitarias han indicado que se dan tantos positivos también por la cantidad de PCR que estamos haciendo. Eso por una parte es bueno, porque la realidad se está reflejando muy bien.

¿Cómo ha sido la vuelta a clases telemática?

En principio ha ido bien, el lunes pasado empezó el claustro de profesores a prepararse y el mismo sábado se les comunicó que los niños empezarían de manera telemática. Desde la Consejería de Educación se les ha empezado a mandar soportes electrónicos para los niños con problemas económicos.

 ¿Disponen los docentes de recursos suficientes? 

Me consta que algunos ordenadores no tenían cámara web a un día de empezar las clases. Creo que las AMPAS han comprado a los colegios el material necesario para que el martes empezarán a trabajar. 

Dotar de recursos en materia educativa es competencia del Gobierno regional, pero ¿qué puede hacer o está haciendo el Consistorio por los docentes?

Por nuestra parte, nos pusimos en contacto con los profesores de los centros educativos y les preguntamos qué necesidades tenían. Nos preparamos para la vuelta al cole presencial, para que tuvieran todo el material necesario en cuanto a mascarillas, geles hidroalcohólicos, mapas, obras en el colegio y demás.  El Ayuntamiento se ha preparado y lo ha preparado todo para que todo esté listo. Aún así, queremos recalcar que el material informático es competencia exclusiva de la Consejería de Educación, al igual que nuestra competencia es la limpieza, por lo que hemos puesto dos limpiadoras en los colegios, cosa que pocos ayuntamientos tienen. Eso no quita que desde el Ayuntamiento de Lorquí, vamos a seguir ayudando a las familias que tienen menos recursos en materia social, como lo hemos hecho desde el confinamiento.

 ¿Además de las clases online, tienen más medidas en marcha?

Depende todo de los resultados positivos. Se prevé una semana compleja y mala para los datos. No me quiero aventurar a nada, pero estoy dispuesto a que en esta semana, si la situación no mejora, plantear otras medidas más restrictivas. Llevamos así más de un mes y vamos en ascenso. Hay que recalcar que la imposición de medidas restrictivas es competencia de Salud Pública, pero las propuestas las estamos haciendo desde los ayuntamientos. Echamos de menos que  desde Salud vayan delante de nosotros ante estos problemas que tenemos. El centro de salud lo tenemos en números rojos, lo que significa que solo pueden atender a casos de COVID-19, y solo tenemos 3 médicos y pocos enfermeros. Hay mucha presión sanitaria, social y económica. 

¿Existe la posibilidad de pasar a la fase 1?

Lo tenemos todo encima de la mesa. Si la situación se sigue complicando nosotros pensamos que, con la coordinación siempre del centro de salud y de las personas que entienden de la pandemia de manera más científica, si hay que hacer una propuesta de volver a fase 1, yo no tengo ningún problema en hacerla. Lo que no podemos estar es cada tres o cuatro meses en una situación en la que estamos ‘a medio hogar’, es preferible estar un mes de forma más estricta. 

En época del multipartidismo, donde cada vez se hace más necesario pactar Gobierno de coalición, su agrupación obtuvo mayoría absoluta en las pasadas elecciones municipales. ¿A qué cree que se debe?

Creo que es por la cercanía y la humildad, aunque parezcan valores que no están de moda, al final la gente se tiene que sentir representada y agusto. Creo que eso lo hemos hecho muy bien desde siempre, hemos sido personas que hemos salido mucho a la calle y conocemos lo que le pasa a todos los vecinos. Hemos sido un equipo de gobierno que hemos conseguido mucho para el pueblo. Eso es una ventaja, que te vean como un buen gestor. Los políticos no tenemos otro objetivo que hacer feliz a la gente, y esa es mi máxima. 

 ¿Cree que la crisis de la COVID-19 pasará factura a su Gobierno?

No me lo he planteado. La verdad es que no me preocupa. Todo lo que estamos haciendo es con conciencia, son decisiones consensuadas con expertos en las diferentes materias. Si tomamos decisiones siempre pensando en la política, al final somos cobardes. Creo que hemos tenido la valentía suficiente para hacer propuestas firmes como pedir el confinamiento voluntario, algo en lo que hemos sido el primer municipio de la Región de Murcia y el segundo de España. No he tenido ningún reparo porque entiendo que lo primero es la salud de los vecinos. 

La opinión pública está cada día más polarizada por el coronavirus y las medidas restrictivas. ¿Percibe usted esa ruptura social entre los ilorcitanos?

Durante todo este tiempo nos hemos ido encargando a través de comparecencias casi diarias de explicar a la ciudadanía lo importante que era tomar medidas y que estuvieran informados de los casos que habían. La gente se ha ido concienciando de la situación y nosotros nos hemos encargado de que estos mensajes lleguen, ya que consideramos importante que la gente tenga información de qué está pasando. Hay muchos mensajes que hemos adelantado en las comparecencias, por lo que, por ejemplo, a la gente no le sorprendería volver a la fase 1. Obviamente no les gustaría, a mí tampoco, pero si tenemos que hacerlo lo tendremos que hacer. Habrá gente que no lo comparta, pero la inmensa mayoría lo entenderá. 

Etiquetas
Publicado el
21 de septiembre de 2020 - 10:43 h

Descubre nuestras apps

stats