La portada de mañana
Acceder
Encuesta - Ayuso cosecha el doble de apoyo que Casado entre los votantes del PP
El 'vía crucis' de las inmatriculaciones: 24 años y 35.000 bienes
Análisis - Razones y confusiones en los relevos de los Mossos, por Neus Tomàs
Sobre este blog

Murcia y aparte es un blog de opinión y análisis sobre la Región de Murcia, un espacio de reflexión sobre Murcia y desde Murcia que se integra en la edición regional de eldiario.es.

Los responsables de las opiniones recogidas en este blog son sus propios autores.

Glasgow, ¿otra oportunidad perdida?

Acción reivindicativa en la COP26 de Glasgow

0

El documento final de la Cumbre del Clima de Glasgow (COP26) se ha cerrado en un ambiente de escepticismo y frustración entre los muchos movimientos sociales y gobiernos a la hora de los compromisos y de indignación por la falta de acción de los países. El texto que se ha aprobado deja insatisfecha a una inmensa mayoría de países y organizaciones. El texto ha sido firmado en el camino del consenso y el trabajo de manera conjunta contra el calentamiento global.

Le precede la publicación del 6º Informe de Síntesis del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) que alerta de que las decisiones que tomen las sociedades ahora determinarán si nuestra especie prospera o simplemente sobrevive a medida que avanza el cambio climático. Las previsiones nos muestran que, en todas las zonas del globo, se van a sufrir ya las consecuencias de la degradación climática que irán aumentando en las próximas décadas. Según el informe del IPCC, con un calentamiento global de 1,5 °C se producirá un aumento de las olas de calor, se alargarán las estaciones cálidas y se acortarán las estaciones frías; mientras que con un calentamiento global de 2 °C los episodios de calor extremo alcanzarán con mayor frecuencia niveles críticos para la agricultura y la salud pública.

Una contradicción importante es el hecho de que, en lugar de centrar tantos esfuerzos en la creación de mecanismos que permitan a los países y empresas incumplidoras lavar su imagen, deberían plantearse instrumentos internacionales reales para el cumplimiento de las indicaciones científicas. De esta forma, se dejaría de apostar por someter a los mercados decisiones de vital importancia que deberían ser democráticas y responder a la necesidad de planificar un camino de transformación de este sistema por otro que ponga en el centro de las políticas, la lucha contra la emergencia climática.

El relato de la emergencia climática ha sido el protagonista en Glasgow. Sin embargo, los acuerdos finales posponen todas las medidas necesarias para hacerle frente. Una gran mayoría de países, organizaciones sociales y ambientales señalan su descontento con el texto final porque no responde a las expectativas deseadas, pero decidieron firmarlo para poder seguir manteniendo el trabajo conjunto contra el cambio climático.

El abandono de las subvenciones a combustibles fósiles ha sido uno de los puntos de mayor debate. Se ha conseguido que, por primera vez, se incluya el abandono a las subvenciones en el texto final. Se ha puesto de manifiesto que la lucha climática pasa por cesar de subvencionar a las empresas más contaminantes. No obstante, se ha redactado como una recomendación a los países, que deben aumentar sus esfuerzos para abandonar los subsidios ineficientes a combustibles fósiles. El incremento de fondos para 2025 era otra de las demandas planteadas en esta cumbre. La declaración final incluye la necesidad de duplicar para esta fecha la financiación a la adaptación climática sobre los niveles de 2019. Pero esta cifra es insuficiente si atendemos a que las proyecciones muestran un mayor coste del fijado. Además la referencia al año 2019 introducida en el texto final rebaja esta cuantía, ya que si se fijara sobre los niveles actuales, sería mucho mayor.

La aprobación de los textos de las cumbres del clima solo puede lograrse con el consenso de todos los países. No existe un sistema de votación por mayoría y si un solo país bloquea alguno de los puntos, las negociaciones vuelven a punto cero, pero seguimos viendo como este consenso solo beneficia a los países y empresas más contaminantes, que con su actitud pueden bloquear posturas que sean compartidas por una amplia mayoría. Es decir, las posiciones minoritarias pueden frenar acuerdos que sean buenos para el planeta y aquellos territorios que ya están siendo profundamente afectados por las consecuencias del cambio climático.

El acuerdo final necesita concretar mucho más las medidas a aplicar, duración y compromisos reales de financiación. Una pregunta que la ciudadanía se plantea es ¿Cuántas cumbres más necesitaremos para frenar la crisis climática? La falta de compromisos claros de los países industrializados sobre la financiación así como sobre la transferencia de tecnologías y capacidades entre países, deja en grave riesgo a millones de personas que ya se ven afectadas por el cambio climático. El acuerdo va a producir un estancamiento en la lucha climática y tampoco da respuesta a las consecuencias del calentamiento global que ya estamos sufriendo muchos territorios en todo el mundo.

Sobre este blog

Murcia y aparte es un blog de opinión y análisis sobre la Región de Murcia, un espacio de reflexión sobre Murcia y desde Murcia que se integra en la edición regional de eldiario.es.

Los responsables de las opiniones recogidas en este blog son sus propios autores.

    Autores

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats