Absuelven a los tres afganos de violar a tres hermanas estadounidenses: "Mi vida pasó a ser una pesadilla"

Uno de los tres jóvenes afganos acusados investigados por la presunta violación de tres hermanas estadounidenses en Murcia la pasada Nochevieja. EFE/Marcial Guillén/Archivo

EFE

0

Dos de los tres jóvenes afganos acusados por tres hermanas estadounidenses de haberlas violado en Murcia la Nochevieja de 2019 han dicho este miércoles tras conocer el martes que la Audiencia Provincial de esa ciudad ha sobreseído provisionalmente la causa contra ellos que han intentado suicidarse en varias ocasiones.

Desde que declararon judicialmente a principios de 2020 estaban en libertad con cargos y con medidas cautelares que les privaban de pasaporte, les prohibían salir de España y los obligaban a personarse periódicamente en el juzgado y ahora un auto contra el que no cabe recurso incide en las contradicciones de las denunciantes sobre lo ocurrido.

En rueda de prensa, el abogado de los chicos, Melecio Castaño, ha indicado que cuando escuchó las declaraciones de las chicas dijo "que eran un insulto a la inteligencia, pero estaba siendo benévolo, porque eran directamente falsas".

El auto refiere que aquella noche las presuntas relaciones forzadas resultan dudosas si se las compara con los vídeos grabados por ellos y las imágenes captadas por las cámaras de vigilancia de la estación de autobuses de Murcia, en las que se veía a las denunciantes en actitud cariñosa con los denunciados.

"Hubo un momento en que Johannes se nos iba de las manos, el chico pilló una depresión muy gorda", ha relatado el abogado sobre uno de sus defendidos, que "ahora está tratando de conseguir la devolución de su pasaporte hoy mismo para marchar a Noruega en el primer vuelo que pille".

Y así ha atestiguado Johannes su experiencia durante este tiempo: "He intentado quitarme la vida en numerosas ocasiones. No podía vivir así. No podía hablar con nadie, ni confiar en nadie, sobre todo con las chicas. Me daba miedo confiar en ellas".

"Yo era muy feliz y un día, por culpa de unos testimonios falsos... Todos los días me costaba dormir y cuando me levantaba, tenía que tomar medicación. Mi vida pasó de ser feliz a convertirse en una pesadilla. No sé por qué lo hicieron. Cada día me pregunto por qué. Yo les preguntaría: 'Por qué me habéis hecho esto a mí'", ha añadido quien vino a pasar dos semanas de vacaciones a Murcia.

Por su parte, Mohammed ha coincidido con él: "Ahora no me encuentro nada bien. No puedo dormir por las noches. He intentado suicidarme cuatro veces durante este tiempo. Este largo tiempo todas las noches pensando pensando penando qué había ocurrido".

Según el abogado, "los chavales, uno de ellos con trabajo, quieren hacer una vida ya normal y olvidarse de esto, claro".

Etiquetas

Descubre nuestras apps