El euskera vuelve a dividir a los socios del Gobierno de Navarra: "Es un desacuerdo tasado"

Uxue Barkos (Geroa Bai) y Ramón Alzórriz (PSN) en el Parlamento de Navarra.

El Gobierno de Navarra trabaja en un nuevo decreto foral sobre el uso del euskera en la Administración Pública que mantiene divididos a los dos principales socios del Ejecutivo, PSN y Geroa Bai. Después de que el Tribunal Superior de Justicia anulara varios artículos del decreto que el Gobierno de Uxue Barkos aprobó en 2017 relativos a la valoración de esta lengua como mérito en los puestos de trabajo sin perfil obligatorio de las zonas mixtas y no vascófonas, el Ejecutivo de Chivite comenzó a trabajar en un nuevo decreto que corrigiera esos artículos. Un año y medio después todavía no hay acuerdo entre los socios y las diferencias parecen insalvables: "Es un desacuerdo tasado", explicaba este lunes en el Parlamento la portavoz de Geroa Bai, María Solana.

El Consejo de Navarra considera legal valorar el euskera como mérito en los puestos públicos de la zona no vascófona

El Consejo de Navarra considera legal valorar el euskera como mérito en los puestos públicos de la zona no vascófona

El principal punto de desencuentro entre ambas formaciones está en lo relativo a la zona mixta de Navarra, aquella en la que el castellano es la única lengua oficial aunque el euskera disfruta de un régimen especial para que se fomente y promueva su uso. El PSN defiende, y así lo ha plasmado en el decreto en el que se está trabajando, que el euskera sea valorado como mérito en los puestos públicos de la zona vascófona y en aquellos de la zona mixta "de trato o atención directa a la ciudadanía". Geroa Bai, por su parte, quiere que sea valorado como mérito de la misma forma en las tres zonas lingüísticas, incluida la no vascófona.

"Queremos que el euskera se valore con carácter general en los puestos en los que se valora cualquier otra lengua en la misma o mayor medida en todo el territorio", ha apuntado la parlamentaria del Geroa Bai, María Solana.

La postura de Geroa Bai también la comparten los otros dos socios del Ejecutivo foral, Podemos e Izquierda-Ezkerra (que apoya al Gobierno sin formar parte de él) y el socio presupuestario, EH Bildu. La parlamentaria orada Ainhoa Aznárez ha señalado que Podemos "no se mueve" de lo que se negoció la legislatura pasada respecto a esta materia. "No nos parece de sentido común que se valore en la zona no vascófona el francés, el inglés o el alemán y no el euskera", ha criticado. Por su parte, Marisa de Simón, de I-E ha defendido recuperar el decreto de la pasada legislatura, con el que asegura se sentían "muy cómodos".

EH Bildu, que defiende acabar con la zonificación lingüística para que el euskera sea lengua cooficial en toda Navarra, ha censurado que "en año y medio el Gobierno de Navarra no ha sido capaz de elaborar nuevo decreto" sobre el uso de esta lengua. "¿Saber euskera discrimina a quien no sabe y saber alemán no discrimina a quien no lo sabe?", ha cuestionado su portavoz Adolfo Araiz, que ha rechazado que "intereses partidistas pisoteen los derechos de la ciudadanía". "Con lo que conocemos del decreto, los euskaldunes seguirán sufriendo discriminación y en la zona no vascófona aún más. Nos tendrán firmes ante estos retrocesos y no contarán con nuestra ayuda activa ni pasiva", ha finalizado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats