Navarra prepara una ley que alejará los salones de juego también de hospitales y residencias

Imagen de archivo de una salón de juegos y apuestas deportivas

Rodrigo Saiz


0

Navarra trabaja en una nueva ley con la que se busca una mayor restricción del juego de azar ante el aumento en los últimos años del número de apuestas realizadas, sobre todo entre los jóvenes, y los casos de ludopatía entre este sector de la sociedad. Este miércoles, el Gobierno foral ha mostrado su conformidad a la toma en consideración de la proposición de Ley Foral de modificación de la Ley Foral del juego que los dos principales grupos que sustentan el Ejecutivo de María Chivite, PSN y Geroa Bai, han llevado al Parlamento para su debate. Entre las medidas más destacadas recogidas en la propuesta de modificación de la norma se encuentran la prohibición de abrir salones de juego a menos de 300 metros de centros educativos, sanitarios o residencias de personas con discapacidad intelectual o la instalación de un control remoto en las máquinas de apuestas instaladas en bares.

Según ha apuntado el vicepresidente primero y portavoz del Gobierno de Navarra, el Ejecutivo ha optado por apoyar la iniciativa parlamentaria presentada por PSN y Geroa Bai por ir “en la línea de actuación mantenido por el Ejecutivo foral que ya en octubre de 2019 inició unos trabajos preliminares” para el cambio de la norma con la creación de un grupo interdepartamental dentro del Gobierno en el que se trataron distintas propuestas, muchas de ellas recogidas en la iniciativa presentada en la Cámara foral por estos dos grupos. De ser aprobada en el pleno, para el que todavía no hay fechas, las modificaciones serán incluidas en la ley foral del juego.

El grueso de las medidas recogidas en la iniciativa buscan poner coto a los salones de juego, de cuya proliferación llevan alertando tiempo las asociaciones de ayuda y prevención a la ludopatía, al igual del cada vez mayor número de jóvenes y menores de edad que acuden con frecuencia a estos locales. Así, se recoge que no se podrán otorgar autorizaciones para instalar establecimientos específicos de juego a menos de 300 metros de centros públicos o privados de educación en que se impartan enseñanzas regladas a personas menores de edad, centros oficiales para la rehabilitación de personas jugadoras patológicas, centros residenciales de personas con discapacidad intelectual o con enfermedad mental, centros sanitarios, deportivos, culturales y recreativos y casas de la Juventud. Al mismo tiempo, se establece una distancia mínima entre establecimientos de juegos y apuestas de al menos 300 metros. Los ayuntamientos de la comunidad foral podrán ampliar estas distancias si así lo consideran.

Sobre los salones de juego, también se especifica que “los lugares, locales y establecimientos autorizados deberán diferenciarse de los bares y establecimientos de hostelería. No podrán servirse bebidas de alta graduación ni publicitar promociones relacionadas con bebidas alcohólicas”.

Tareas “socioeducativas” para los menores que incumplan la ley

También se recoge que las máquinas de juego y apuestas deportivas que se instalen en locales de hostelería deberán contar con un control remoto, como el que ya tienen las de tabaco, para evitar “el acceso al juego a las personas incursas en prohibiciones del juego o a menores de edad”. Se detalla que se establecerá un periodo de adaptación para que las máquinas que ya estén instaladas puedan incorporar el sistema de activación-desactivación por control remoto.

En el apartado de sanciones, se plantea que los menores que incumplan la ley en lugar de recibir una sanción leve en forma de multa económica realicen “tareas socioeducativas o medidas en beneficio de la comunidad”.

Además, se prohíbe la inserción de publicidad de todo tipo de apuestas deportivas del ámbito de Navarra en equipaciones, instalaciones, patrocinios o similares en cualquier tipo de competición, actividad o evento deportivo, siempre y cuando la entidad de que se trate tenga su domicilio social en la comunidad foral y la competición, actividad o evento deportivo sea de ámbito local o autonómico. No podrán optar ni obtener subvenciones públicas aquellas actividades deportivas que estén patrocinadas, en todo o parte, o tengan publicidad de empresas dedicadas al juego en todas sus modalidades.

Por último, se recoge que el Gobierno de Navarra, a través del Departamento de Economía y Hacienda y en el plazo de ocho meses desde la entrada en vigor de la modificación en caso de ser aprobada, deberá realizar un estudio sobre la fiscalidad referida al juego en la comunidad foral.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats