eldiario.es

9

El Ayuntamiento de Zamudio sancionará a los vecinos que no reciclen

Se trata de una tasa de basuras que sancionará a los vecinos que más desperdicios depositen en el contenedor gris, el de rechazo. Eso sí, a aquellos que reciclen una mayor cantidad de basura se les recompensará a través de bonificaciones.

Esta medida forma parte de un programa piloto dentro del proyecto internacional 'Waste4Think', financiado por la Unión Europea 

En el caso de que algún vecino supere el límite de las 13 bolsas de resto al trimestre, deberá pagar 2 euros por cada bolsa extra

El reciclaje de vidrio en Euskadi crece un 3% y supera las 31.330 toneladas entre enero y junio

Si no reciclas, pagas más. Esa es la nueva condición que implantará el Ayuntamiento de Zamudio (Bizkaia). Se trata de una tasa de basuras que sancionará a los vecinos que más desperdicios depositen en el contenedor gris, el de rechazo. Eso sí, a aquellos que reciclen una mayor cantidad de basura se les recompensará a través de bonificaciones. Esta medida forma parte de un programa piloto dentro del proyecto internacional 'Waste4Think', financiado por la Unión Europea en el que también participan Cascais (Portugal), Halandri (Grecia) y Seveso, (Italia). Con él, se pretende elevar la tasa de recogida hasta un 30% en los cuatro municipios.

De esta manera, la tasa de basuras fija que pagará cada familia por trimestre será de 26 euros, con derecho a tirar 13 bolsas al contenedor de resto de hasta 25 litros cada 3 meses, lo que se traduce en 1 a la semana. Para demostrar que se recicla correctamente, se deberán tirar otras 13 bolsas de orgánico, plástico y papel, y 1 de vidrio y así, se pagará una tasa reducida de 16 euros. En el caso de que algún vecino supere el límite de las 13 bolsas de resto al trimestre, deberá pagar 2 euros por cada bolsa extra, a no ser que demuestre que recicla, entonces a la tasa reducida deberá sumarle un 1 euro por bolsa de más.

Pero, ¿cómo puede saber el Ayuntamiento si un vecino está reciclando correctamente? Desde hace varios años, en algunos municipios de Euskadi, entre ellos Zamudio, se puso en marcha una tarjeta ciudadana que cuenta con un chip. La única manera de abrir los contenedores es acercando dicha tarjeta al contenedor. Hasta ahora, ese sistema se había utilizado con fines meramente informativos y de recopilación de datos. Ahora, con ello, el Ayuntamiento podrá podrá llevar un control, a la hora de calcular la tasa trimestral, de qué tipo de residuos ha tirado cada vecino y cuántas veces.

En un encuentro celebrado a principios de año por el Consistorio, junto con EGAZ Txorierri, el Servicio de Empleo y Promoción Económica de Txorierri y los empresarios de la zona, el alcalde, Igoitz López, señaló que el objetivo del Ayuntamiento es "implantar un nuevo sistema que permita un pago justo por las emisiones de residuos que se genere".  El especialista medioambiental y Premio Nacional de Medio Ambiente, Julen Rekondo, tras analizar esta situación, explica que el sistema de pago por generación de residuos es una medida con la que ya cuentan varias ciudades de Europa, como Milán, Múnich, Berna o Dublín y también regiones como Flandes o Valle de Aosta. "Por tanto, el pago por generación no es una utopía, y se ha interiorizado este sistema de pagar en función a lo que tiras", señala. No obstante, en España tan solo se ha implementado este sistema en algunos municipios de Cataluña e Islas Baleares. En el caso de Euskadi se encuentra la localidad de Usúrbil, en Gipuzkoa, donde a través de un cubo con identificación automática para la fracción resto se realiza un sistema de pago por generación.

"Hoy en día nadie concebiría pagar el agua o la electricidad mediante tarifa plana -sería muy extraño que la factura del agua fuera la misma, tanto si gastásemos 100 litros como si gastásemos 1.000-; en cambio, eso es lo que hacemos con los residuos. Individualizar el pago permitiría establecer incentivos a la recogida selectiva y a la prevención de residuos, es decir, a su no generación. Si no lo hacemos ya, es simplemente por la falta de un contador", analiza Rekondo.

Una vez terminados los preparativos del proyecto, cuya finalización se prevé para el 30 de noviembre, se implantará en el municipio la tasa el 1 de abril de 2020, como muy tarde. El sistema afectará a los 3.250 habitantes que residen en Zamudio en 1.400 hogares, pero también a todas las empresas del municipio. El costo del proyecto ronda el millón de euros, pero contará con una financiación del 80% por parte de la Unión Europea.;

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha