eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Sota agradece el apoyo de Carrancio porque "el interés general de Cantabria está por encima"

Asegura que con la reforma fiscal se pide un esfuerzo "relativamente pequeño" y que hay "medidas de alivio" para las clases medias

- PUBLICIDAD -

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Cantabria, el socialista Juan José Sota, ha dado las gracias "a quien va a facilitar" la aprobación del presupuesto -el diputado "tránsfuga" Juan Ramón Carrancio, exparlamentario de Ciudadanos-, porque "por encima de cualquier debate, se antepone el interés general de Cantabria".

Sota ha terminado así su intervención de este viernes en el Pleno del Parlamento, con la que ha comenzado el debate final del presupuesto de Cantabria para 2018, el tercero de la legislatura, que asciende a 2.729 millones, un 4,9% más que el de 2017.

El consejero ha señalado que se han incorporado a las cuentas enmiendas de todos los grupos, incluso de aquellos que "no han querido" sentarse a negociar con el Gobierno PRC-PSOE, y ha destacado la importancia de que Cantabria tenga presupuesto el 1 de enero.

Al respecto, ha dicho que 2018 es "un año crucial de la legislatura" en el que "muchas de las políticas están en fase de ejecución" y no tener un presupuesto nuevo podría suponer su paralización.

Sobre las enmiendas de los grupos de la oposición, ha dicho que "no hay una alternativa al presupuesto", y ha criticado la "demagogia" del PP, que propone una rebaja de impuestos de "nada menos" que 50 millones de euros sin recortar en los gastos.

REFORMA FISCAL

Sota ha defendido la reforma fiscal, cuyos ingresos ha cifrado en "15-20 millones", una cantidad "relativamente pequeña" en comparación con los recursos procedentes de la financiación autonómica que constituyen la principal fuente de ingresos, con más de 1.700 millones de euros.

El consejero del PSOE ha asegurado que el esfuerzo que se pide a los cántabros con esta reforma fiscal es "relativamente pequeño" y se reparte de tal forma que "no se aumenta la presión fiscal al conjunto de los ciudadanos", sino a quienes "aumentan su patrimonio porque heredan o a quienes hacen alguna transacción", y hay "medidas de alivio para las clases medias".

Sota ha reiterado que el presupuesto de 2018 es "austero e inversor", en el que el gasto público crece menos que el crecimiento nominal de la economía.

El presupuesto no financiero asciende a 2.313 millones y crece un 3,15%. Dentro de éste, el gasto social (sanidad, educación, política social, vivienda y empleo) suma 1.792 millones, lo que supone según el consejero, un aumento del 10,12% desde el principio de la legislatura, en concreto 164,5 millones.

El objetivo de déficit es del 0,4% del PIB (dos décimas menos que en 2017) y la regla de gasto del 2,4%, ambos iguales para todas las comunidades autónomas, a diferencia del objetivo de deuda, que en el caso de Cantabria se sitúa en el 22,7% del PIB.

Sota ha defendido que la comunidad autónoma está consolidando su crecimiento; y que el Gobierno ha conseguido reducir la deuda en 50 millones, hasta situarla por debajo de los 3.000 millones, en el 23,1%.

Ha añadido que el déficit ha experimentado una "mejora espectacular", pasando de 195 millones en 2015 a tres millones el pasado mes de septiembre, el 0,02% del PIB. Según ha dicho, respecto a agosto el déficit se ha recortado en 24 millones, y respecto al año anterior en 90 millones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha