eldiario.es

Menú

La Diputación de Bizkaia se autoimpone no contratar ni ayudar a empresas que no fomenten la igualdad

La Norma Foral de Igualdad obliga a las empresas de más de 15 personas en la plantilla que quieran trabajar con la Diputación a adoptar medias contra la violencia machista

- PUBLICIDAD -
Un momento de la multitudinaria concentración de Bilbao

Un momento de la multitudinaria concentración de Bilbao

Colocar la igualdad de género en el primer punto, en el primer orden de la agenda de gobierno. Ese es uno de los principios por los que se rige la diputada de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de La Diputación de Bizkaia, la socialista Teresa Laespada. Y consencuentemente con ese principio, el consejo de diputados del Ejecutivo foral vizcaíno acaba de aprobar la Norma Foral de Igualdad, que, entre otras cosas, introduce novedosas obligaciones en materia de igualdad a las empresas que quieran contratar o recibir algún tipo de ayuda de la Diputación. La norma ahora se encuentra en la fase de alegaciones de los grupos junteros, por lo que la previsión es que se apruebe definitivamente antes de verano.

Por ejemplo, obliga a las empresas contratadas de más de 250 personas a la  aprobación de un Plan para la Igualdad de mujeres y hombres; obliga a las empresas de más de 15 personas en la plantilla a adoptar medias contra la violencia machista.  Obligación de incorporar la perspectiva de género a las subvenciones forales.

Además, no podrán concurrir a subvenciones personas o entidades contrarias a la igualdad (sancionadas, fines o incumplimientos); las bases reguladoras y convocatorias de subvenciones incluirán criterios de valoración basados en la igualdad.

Por otra parte, la justificación final de la realización del trabajo contratado debe incluir una memoria sobre el impacto de género de la contratación, con los indicadores y datos desagregados por sexo de las personas usuarias o beneficiarias, o del personal prestador del servicio, que posibiliten evaluar la eficacia de las medidas de igualdad aplicadas.

La diputada Teresa Laespada.

La diputada Teresa Laespada.

“Es necesario conocer y reconocer la desigualdad para avanzar y lograr la igualdad”, recalca Laespada, quien considera que esta norma “coloca el compromiso feminista por la igualdad de mujeres y hombres en el epicentro de la política pública de Bizkaia”.

La Norma Foral también resulta muy exigente internamente, exigiendo la creación de estructuras de igualdad dentro de la Diputación. Partiendo de un órgano de coordinación hasta unidades de igualdad dentro de cada departamento y estructuras de coordinación entre departamentos, tanto a nivel político, como técnico.

También obliga a una representación equilibrada, en la que al menos los dos sexos estén representados en un 40%,  en el conjunto de los órganos de gobierno y también en las comisiones, mesas de trabajo, jurados y tribunales.

Presupuestos

La perspectiva de género abarca todos los niveles del proceso presupuestario. Los proyectos presupuestarios tendrán que contar con instrumentos para mejorar la integración de la igualdad en la elaboración presupuestaria; analizar el impacto de las partidas en las condiciones de vida de mujeres y hombres. Por otro lado, se incorporarán en los programas presupuestarios objetivos y acciones para la igualdad de mujeres y hombres.

“Con esta norma”, explica, la diputada, “damos una vuelta de tuerca a la igualdad. Toda aquella empresa que quiera trabajar con la Diputación de Bizkaia va a tener que demostrar que cree en la igualdad y que la fomenta. En el boletín oficial es donde se puede cambiar la realidad”. Para Laespada, la Norma Foral de Igualdad supone “la culminación” de un proceso legislativo y político, pero tan solo se trata “de una alfombra” en el recorrido que aún queda para lograr la igualdad efectiva a nivel social.

“¡Quedan tantas cosas por hacer! La Diputación de Bizkaia ha hecho su aportación, pero la igualdad es trabajo de todos, empezando por erradicar la feminización de la pobreza, especialmente la de mujeres de avanzada edad, la de familias monomarentales y la de mujeres que sufren la violencia contra ellas”

Fortalecer las organizaciones  y la red de apoyo social a las víctimas de violencia; sensibilizar y concienciar a los hombres en materia de corresponsabilidad, usos del tiempo y cuidado de personas; y fomentar el acceso de las mujeres a sectores profesionales donde tienen poca presencia, con condiciones laborales dignas, son algunos de los innumerables retos pendientes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha