eldiario.es

9

Una de cada cuatro mujeres maltratadas retira la denuncia

De las 899 denuncias recibidas en el primer trimestre de este año, un total de 214 renunciaron a seguir con ellas en los juzgados.

Mientras el ratio de renuncia está en el 13% en España, en el País Vasco se sitúa en el 23,80%, lo que le convierte en la segunda comunidad donde más se retiran las denuncias.

El número de mujeres que son objeto de una agresión por motivos de género, la denuncian y finalmente desisten de su denuncia en los juzgados en Euskadi está en unos niveles muy altos frente al resto de España. Euskadi es la segunda comunidad autónoma (solo por detrás de Navarra) en el que las mujeres agredidas renuncian a seguir adelante en el juzgado con la denuncia inicial. En el primer trimestre de este año, de las 899 denuncias recibidas inicialmente, un total de 214 se quedan por el camino, porque quienes las impulsaban desisten en los juzgados. El ratio de denuncia/renuncia se sitúa en el 23,80%. En España, la relación entre denuncias y renuncias se ha mantenido estable, aunque los últimos datos revelan que tiene una tendencia al alza. La media se sitúa en unas 13 renuncias por cada 100 denuncias presentadas.

Y la tasa de denuncia por cada 10.000 mujeres también es más baja en Euskadi frente a la media española. En España es del 12,34, pero en Euskadi la tasa de denuncia desciende hasta el 8,01, muy lejos de la tasa de Baleares (16,39) o de Canarias (16,28), las dos más altas en el país. En España se han presentado un total de 29.487 denuncias.

Estos datos están recogidos en el primer informe de este año realizado por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género relativo a los tres primeros meses de 2013. Este observatorio, que depende del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), fue creado en 2002 con el objetivo de abordar el tratamiento de la violencia contra las mujeres desde la Administración de Justicia. En él están integrados los ministerios de Justicia, Sanidad, la Fiscalía General del Estado, el Consejo General de la Abogacía y las comunidades autónomas con competencias en Justicia, como Euskadi.

Con todo, la protección por parte de los jueces vascos a las mujeres que denuncian este tipo de delitos es importante. Las órdenes denegadas en el País Vasco suponen el 32%, frente a otras autonomías como Cataluña (63%, la más alta de toda España), Asturias (61%) o Madrid (53%). De las 200 ordenes de protección incoadas en el País Vasco en los tres primeros meses de este año, los jueces denegaron 64, pero adoptaron 136 -el 68%- lo que supone una protección considerable. En Madrid, por ejemplo, caen al 47% las ordenes aceptadas finalmente por los jueces.

"Bolsa oculta de maltrato"

Uno de los datos que preocupa a la responsable del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, Inmaculada Montalbán, es el constante descenso de las denuncias que se presentan en el juzgado. En el primer trimestre de 2013 cayeron un 5,1% en toda España frente al cuarto trimestre de 2012. El grueso de estas denuncias fueron presentadas por las víctimas, en concreto el 70,79%, frente a las que provienen directamente de la intervención policial (14,79%) o por los partes de lesiones médicos (el 11,26%). Muy lejos quedan las denuncias que llegan a los juzgados por los familiares (1,37%) o por los servicios asistenciales o terceras personas(1,79%).

"El sistema público cuenta con estructura suficiente para asumir la protección de las víctimas, pero tiene que saber llegar a las víctimas y detectar las situaciones de maltrato con el fin de darles la confianza necesaria para que recurran a las instituciones", admite Montalbán. La presidenta de este Observatorio cree que esta caída de las denuncias "nos tiene que hacer reflexionar sobre la bolsa oculta de maltrato que existe en España".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha