eldiario.es

9

PNV y PSE llegan al pleno de fiscalidad sin socio para aprobar la reforma en Juntas

Populares y Bildu han rechazado sumarse al acuerdo lo que abona la tesis de la desarmonización fiscal si antes no hay un pacto a tres.

El Acuerdo entre peneuvistas y socialistas recoge la posibilidad de una armonización desde el Parlamento, pero es la opción menos deseada por ambos partidos.

El pleno de fiscalidad que se celebra hoy en la Cámara vasca servirá para definir las líneas maestras de la reforma fiscal pactada entre socialistas y peneuvistas. Pero desde la firma del acuerdo el pasado 16 de septiembre, ambos partidos solo han cosechado una serie de reproches por parte de los dos únicos socios posibles para sacarla adelante en las Juntas Generale de Gipuzkoa y Álava. PP y Bildu, con argumentos diferentes, han rechazado sumarse al pacto fiscal: los primeros porque grava a las clases medias y a los empresarios y la coalicion soberanista porque es una "copia mala" de lo ya acordado hace un año entre socialistas y Bildu en Gipuzkoa. Además, en la última semana, la patronal ha alzado su voz contra la reforma.

Patxi López reconoció ayer en una entrevista en RNE que "es evidente que a algunos empresarios les va a tocar. Porque a mí me parece muy bien que aquí o en cualquier parte haya reducciones y exenciones fiscales sobre ese impuesto de sociedades que grava el beneficio de las empresas, no otra cosa, y que haya exenciones cuando se reinvierte parte de ese beneficio en la empresa para crear trabajo o para mejorar su competitividad, invirtiendo en I+D". Y ha negado con rotundidad, como lo ha hecho el PNV, que el acuerdo penalice a las clases medias y a los trabajadores.

No es la primera vez que se va a hablar de fiscalidad en el Parlamento vasco en esta legislatura. El pasado mes de febrero, los socialistas ya marcaron el campo de juego al que aspiraban en un pleno en el que ya reivindicaron un papel central de la Cámara en la discusión y debate de la política fiscal armonizada. Y ya entonces anunciaron la presentación de una proposición de ley para armonizar "de forma efectiva" la fiscalidad vasca y definir unos "criterios básicos" que deberán aplicar en su desarrollo los tres territorios y aprobados en sus Juntas Generales, competentes para dar luz verde a las normas forales en materia fiscal.

La negociación no ha terminado. Y los populares siguen tensando la cuerda en la negociación que mantienen abierta con PNV y PSE-EE para sumarse al pacto fiscal y por la reactivacion económica suscrito la semana pasada entre ambos peneuvistas y socialistas. El responsable Económico de la formación, Antón Damborenea, descalificó ayer casi por completo el pacto y aclaró que el PP no puede sumarse -mientras no haya modificaciones sustanciales- a un acuerdo que grava a las clases medias y populares y a los pequeños empresarios. "La política fiscal de este pacto no nos ayuda a salir de la crisis, ni a la creación de empleo", subrayó Damborenea, quien además se mostró convencido de que quien sufre más de nuevo son las clases medias, a las que el acuerdo "deja con menos dinero en el bolsillo". ¿Quiénes siguen pagando? los de siempre", se contestó Damborenea.

Por ello el PP ha rechazado el "paripé" que, a su juicio, se va a producir este jueves en la Cámara vasca en el pleno de fiscalidad, un pleno que servirá a PNV y PSE para ensalzar su pacto, para sacarse "una foto", pero que va a tener "efectividad cero para los ciudadanos. "Las propuesta de resolución que propongan estos grupos no servirán para nada", lo que para el PP demostraría lo "absurdo de este pleno". Y además va a retrasar lo importante, que es el escenario que se abre ahora en las tres juntas generales para aprobar la reforma fiscal pactada entre PNV y PSE, que el PP se niega a suscribir mientras no haya voluntad de cambiar las medidas. Una reforma que, para el PP, copia la reforma pactada entre PSE-EE y EH Bildu en Gipuzkoa, gobernada por la coalición soberanista.

Los populares volvieron a afear al PNV por suscribir un acuerdo que "horroriza" a los empresarios. "No conozco ningún empresario, y hemos estado estos días con más de 50, que no esté horrorizado, y algunos muy cercanos al PNV. Y también baserritarras", ha precisado el dirigente popular vizcaíno. Todo eso le ha llevado al PP a preguntar directamente al partido de Andoni Ortuzar si "¿el modelo de crecimiento del PNV y de país es el de Bildu?".

Tras recordar que "pactar no es sumarse" a lo que hay, los populares han vuelto a tender la mano para un amplio acuerdo de país, pero se preguntan si realmente ambos partidos tienen voluntad de pacto. Para dar una sensación de unidad y de bloque en materia fiscal, la presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, reunió ayer tarde a los grupos populares de las tres Juntas Generales y al del Parlamento vasco para analizar de manera conjunta el contenido del pacto fiscal firmado por PNV y PSE.


Sin "ambigüedad"

Por su parte, EH Bildu anunció que planteará en el Parlamento vasco medidas "concretas" para incrementar la presión fiscal sobre las grandes fortunas y las rentas de capital, por lo que ha emplazado al PNV y al PSE-EE a que abandonen su "ambigüedad" y se sumen a estas propuestas para demostrar que su apuesta por una fiscalidad más justa va más allá de la mera "literatura". Los parlamentarios de la coalición soberanista Dani Maeztu y Oskar Matute no precisaron ayer  cuáles son las propuestas que EH Bildu planteará en el debate, aunque han reconocido que irán en una línea similar a la reforma tributaria impulsada por el Gobierno foral de la coalición en Gipuzkoa. De hecho, Matute ha indicado que se registrarán propuestas sobre un gravamen para las grandes fortunas, para incrementar la presión fiscal sobre las rentas de capital y sobre impuestos municipales.

UPyD, por su parte, planteará este jueves en el Parlamento vasco el establecimiento de un recargo del 3% en el Impuesto de Sociedades que se aplica a las entidades financieras y volverá a reclamar que las competencias sobre la política tributaria pasen de las Juntas Generales de cada territorio a la Cámara autonómica. El parlamentario de UPyD en el Legislativo vasco, Gorka Maneiro, que calificó de "fraude" el acuerdo firmado entre PNV y PSE-EE porque no otorga las competencias en materia fiscal al Parlamento, anunció que presentará unas 50 propuestas de resolución en el debate monográfico sobre fiscalidad. UPyD, según reconoció Maneiro, considera positivos algunas de las medidas consensuadas por ambas formaciones -el aumento de la presión fiscal sobre las rentas altas o la apuesta por un plan conjunto de lucha contra el fraude-, pero en términos generales considera la reforma de "fallida".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha