eldiario.es

9
Menú

Más de 370.000 trabajadores terminarán el año sin convenio

El presidente del Consejo de Relaciones Laborales (CRL), Tomás Arrieta, constata que se han triplicado los conflictos presentados en el PRECO.

Augura que la conflictividad incluso aumentará durante 2014 y que los acuerdos están por debajo del 10%, cuando anteriormente se llegaba al 30%.

- PUBLICIDAD -
Tomás Arrieta, presidente del Consejo de Relaciones Laborales (CRL)

Tomás Arrieta, presidente del Consejo de Relaciones Laborales (CRL)

Euskadi ha registrado a lo largo del año un incremento de aproximadamente el 300 por ciento en el número de conflictos presentados al PRECO respecto al mismo periodo de 2012 y, a 31 de diciembre de este año, más de 370.000 trabajadores podrán quedarse sin convenio. Estos datos han sido facilitados por el presidente del Consejo de Relaciones Laborales, Tomás Arrieta, quien, en una entrevista a Europa Press, ha advertido de que, si no cambia la tendencia, la tónica en 2014 va a ser el mantenimiento de la conflictividad e incluso "un incremento".

Arrieta ha explicado que, tras el 7 de julio, cuando se produjo el decaimiento de numerosos convenios por los cambios introducidos por la reforma laboral en la ultraactividad, se produjeron "muchísimas reclamaciones", sobre todo, a finales de octubre y principios de noviembre. El presidente del CRL ha señalado que el ritmo de procedimientos en el PRECO se mantiene "muy alto" y en 2013 los datos acumulados hasta el 19 de diciembre constatan un incremento de aproximadamente el 300 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. En concreto, han sido más de 1.300 los procedimientos solicitados.

A su juicio, ello pone de manifiesto una "alta conflictividad" y ha indicado que muchos de los conflictos son "consecuencia directa", en su "gran mayoría" de la pérdida de vigencia de los convenios y de la situación de "bloqueo" de la negociación colectiva. En este sentido, Arrieta ha precisado que, en términos globales, "si no cambian las cosas de aquí al 31 de diciembre, los convenios que afectan el 60 por ciento de los trabajadores decaerán porque "les llega el vencimiento de ese plazo establecido por la reforma laboral". "Los famosos 12 meses", ha precisado.

Por lo tanto, como consecuencia de ello, más de 370.000 trabajadores, según los cálculos del CRL, se podrían quedar sin convenio a 31 de diciembre de este año. Además, Arrieta ha precisado que, si se tiene en cuenta únicamente los convenios que se negocian en Euskadi, la situación es "peor" y ese porcentaje del 60% se elevaría al 70%.

Acuerdos

El presidente del CRL ha añadido, además, que, "por desgracia", los conflictos que llegan al PRECO "no se resuelven o en un porcentaje "muy pequeño" que, estaría, en este momento, por debajo del 10 por ciento. Arrieta ha asegurado que el porcentaje de acuerdos "tradicionalmente" se mueve en el 30% y, por tanto, ha sufrido un descenso "muy significativo".

Según ha indicado, ello se debe a que en estos "nuevos conflictos" derivados de la situación acaecida tras el 7 de julio las posibilidades de acuerdo son "muy pequeñas". "Eso lo que hace es que el conflicto siga progresando, avance y se lleve a la vía judicial, que es donde ahora está centrada la conflictividad laboral", ha afirmado. El presidente del CRL cree que la conflictividad va a ser también la tónica del ejercicio 2014. Arrieta ha indicado que se desconoce lo que pasará a partir de enero, aunque se está anunciando por parte de los empresarios "como discurso general" que se van mantener las condiciones laborales más allá del 1 de enero de 2014, lo que, a su juicio, sería una decisión "adecuada".

En todo caso, ha señalado que sería una decisión "provisional" y, por tanto, genera "un contexto de mantenimiento de la incertidumbre y de la inseguridad jurídica". "Si no cambia mucho la tendencia de la negociación colectiva, la consecuencia y la derivada, aunque no me guste, va a ser el mantenimiento de la conflictividad en los niveles actuales e incluso un incremento en 2014", ha añadido.

Esfuerzo de todas las partes

   Ante este escenario, Arrieta ha manifestado que debería haber un esfuerzo por todas las partes para volver a sentarse e intentar un acuerdo que blinde los convenios en Euskadi. "Creo en el valor del acuerdo, el modelo ha pivotado y debería seguir pivotando en el acuerdo como su eje central. Es la única forma de tener un modelo que realmente funcione y que sea un soporte para asentar en él la recuperación", ha añadido.

   El presidente del CRL ha señalado que lo que está ocurriendo con los convenios negociados en Euskadi va a tener "consecuencias muy importantes porque, en la medida que decaen, las condiciones pasan a ser reguladas por convenios estatales". "Se va a producir un desplazamiento de la negociación en Euskadi hacia la negociación estatal y la única manera de corregir ese desplazamiento es haciendo dos cosas: tratando de acelerar nuestros propios convenios y, segundo, creando un instrumento jurídico que sería un acuerdo interprofesional para dotar a nuestros convenios de una fortaleza suficiente en términos jurídicos como para mantener las riendas de la negociación colectiva y recuperar esos ámbitos que se vayan perdiendo", ha afirmado.

A su juicio, "blindar y proteger" la negociación colectiva, aunque está "muy bloqueada", es "estrictamente necesario" porque, cuando cambie esa situación, se necesitará que los convenios que se logren desbloquear tengan "suficiente fuerza en términos jurídicos como para volver a imponerse a los convenios estatales".

"Si nosotros perdemos un convenio colectivo y entra un convenio estatal, la posibilidad de recuperar eso que hemos perdido es, con la ley en la mano, muy difícil y para recuperar eso que hemos perdido, necesitaríamos un acuerdo interprofesional que blindara y reforzara nuestra negociación colectiva", ha apuntado.

Por otra parte, ha afirmado, en base a un muestreo sobre los conflictos que llegan al Preco, que, en un alto porcentaje que supera el 90 por ciento, las empresas han mantenido las condiciones de trabajo, pero anuncian que el régimen jurídico ha cambiado y que pueden proceder a "modificar de manera unilateral esas condiciones". En este sentido, ha asegurado que sí es "verdad" el mensaje de Confebask de que un alto porcentaje de empresarios están manteniendo las condiciones de trabajo.

Asimismo, también han constatado que, en los "pocos" convenios que se firman, los incrementos salariales pactados han disminuido "de manera notable". Arrieta ha señalado que, en general, "la fotografía resultante", aunque "con matices", evidencia que "sí hay una incidencia en costes salariales y se están reduciendo moderadamente".

Por otra parte, ante los mensajes de la patronal sobre la importancia de la flexibilidad, Arrieta ha señalado que es una herramienta a disposición de las empresas "para que se puedan adoptar a las condiciones cambiantes del mercado y esa adaptación, a veces, puede llevar consigo una modificación de condiciones de trabajo". "Ése es un reto que tenemos y que hay que afrontar", ha añadido.

"Debería ser objeto de negociación cuándo hay que proceder a esa adaptación, cuándo se modifican las condiciones, cómo se modifican las condiciones y durante cuánto tiempo. Y eso lo tenemos que hacer sentados, uno enfrente de otro y negociando", ha añadido. Arrieta cree que algunos sindicatos "comparten básicamente" el diagnóstico de que hay que abordar ese tema y "tratar de encontrar esas herramientas". "Lo que nos ocurre es que todavía nos falta camino por recorrer y es un debate que todavía no hemos afrontado de manera directa, pero hay una coincidencia en el diagnóstico, es verdad que no en todas las partes, pero sí en la parte empresarial y en una parte sindical", ha añadido.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha