eldiario.es

9

El mandato de las urnas...

En Democracia, quienes acuden a confrontar en las urnas deben hacerlo con una virtud como bandera: la honradez

Ha dicho Pablo Iglesias que no entiende por qué el PSOE ha llegado a acuerdos con UPodemos en las Comunidades Autónomas y no llega a acuerdos en el Estado. Una vez más intenta engañar. ¿Acaso los gobiernos autonómicos son equiparables al gobierno del Estado?

Iglesias a Sánchez: "Ya hemos aceptado suficientes humillaciones"

...Y el oportunismo de Pablo Iglesias.

En una entrevista televisada Pablo Iglesias Turrión, el líder único y mandamás de UPodemos, ha utilizado un término cuyo significado resulta claramente engañoso. Ha dicho que si Pedro Sánchez pretende gobernar España sin incluir a UPodemos (es decir a él) en un Gobierno de coalición, no está entendiendo el “mandato de las urnas”. En realidad la entrevista ha estado llena de afirmaciones y reflexiones escasamente profundas porque la única pretensión de Pablo Iglesias ha sido servirse de la confusión para dar a entender que el resultado electoral de UPodemos, - 4º y penúltimo clasificado entre las fuerzas de ámbito nacional -, constituye una garantía y un espaldarazo firme para forzar la coalición. No se ha detenido ni un segundo en reflexionar que sus votos, unidos a los del PSOE que fue la fuerza más votada, solo suman 147 escaños, demasiado alejados de los 176 necesarios. Ni se detiene a pensar que los escaños que aporta a esa suma con el PSOE son la tercera parte de los que aporta el partido claramente mayoritario, el PSOE. 

La obstinación le lleva a la intransigencia. Cuando dos voluntades no se entienden, no cabe ningún tipo de componenda. En Democracia, quienes acuden a confrontar en las urnas deben hacerlo con una virtud como bandera: la honradez. Se compite en las urnas para posteriormente aplicar las líneas políticas e ideológicas con las que se ha pedido el voto a los ciudadanos, y no únicamente para ocupar el poder. Cuando Pedro Sánchez, desde su holgada mayoría, ha elaborado un texto con 370 propuestas o medidas (¡para qué tantas!), a Pablo Iglesias le cabe aceptarlas, rechazarlas o puntualizar los términos en algunas de ellas, incluso proponer algunas medidas nuevas, pero esa obstinación por ocupar vicepresidencias o puestos en el Gobierno hace presagiar que quizás hay intenciones ocultas, o que el empecinamiento por ocupar puestos predominantes en el poder pueda inducir a proclamar una especie de “golpe de estado”, modelo Salvini en Italia. 

Ni Pedro Sánchez ni los socialistas debemos pensar que haya complots extraños con otras fuerzas. Es atinada, en este sentido, la frase de Iglesias: “Decir que nosotros votamos con la derecha es mentir”. Así es, porque no es igual coincidir en el voto que votar lo mismo, aunque por razones diferentes, pero a nadie debe extrañar que alguien como Pedro Sánchez, -tan obstinado o más que Pablo Iglesias en sus empeños-, tema los zarpazos de la fiera. A Pablo Iglesias no le van a quedar muchas oportunidades después de esta: o caerá víctima del hastío o lo hará por la sucesión de derrotas. Sin embargo, el PSOE seguirá su andadura con mayor o menor éxito, sea con Pedro Sánchez a la cabeza o con quienes le sucedan. 

Ha dicho Pablo Iglesias que no entiende por qué el PSOE ha llegado a acuerdos con UPodemos en las Comunidades Autónomas y no llega a acuerdos en el Estado. Una vez más intenta engañar. ¿Acaso los gobiernos autonómicos son equiparables al gobierno del Estado? ¿Acaso no sabe que las competencias que gestionan las Comunidades son delegadas, y están contenidas en los respectivos Estatutos, siempre supeditados a las Leyes superiores, es decir a la Constitución? Cabe sacar una conclusión, por tanto, que los líderes territoriales de UPodemos son más asequibles y razonables que su jefe máximo Pablo Iglesias. 

 Y, por fin, resulta absurdo a todas luces el término usado por Iglesias para justificar de modo insoslayable (según él), el “mandato de las urnas”. Las urnas no mandan, en todo caso orientan. Solamente mandan cuando la mayoría que se desprende de ellas en una mayoría absoluta. En todo caso manda el sentido común de quienes interpretan los resultados. ¿Alguien duda de que UPodemos se opondrá a la posición del PSOE en el veredicto (y opinión ante él) de los Tribunales en el “procès” catalán? Nadie debe dudarlo porque ha venido dando muestras de ello constantemente, cada vez que ningunea al Estado y lo convierte en rehén de sus intereses. UPodemos está lleno de militantes (y dirigentes) procedentes de espacios tangenciales o extraños al Estado de Derecho español. 

La frase más extendida entre sus más firmes seguidores es que España es un país de charanga y pandereta, lo cual no solo es falso sino que solo lo usan porque lo convierten, muchas veces, en su única razón de ser y existir. Si las urnas “han mandado” algo ha sido que hay que cerrar el paso a los oportunistas. Y Pablo Iglesias es muy poco más que eso: un oportunista. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha